BA­SOM­BRÍO ES UN LAS­TRE PA­RA EL GO­BIERNO

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - LUIS GARCÍA MI­RÓ ELGUERA

Car­los Ba­som­brío usa so­ber­bia­men­te el ja­ra­be de len­gua ca­viar. Ex je­fe de ase­so­res del Mi­nis­te­rio del In­te­rior, ex vi­ce­mi­nis­tro de di­cho sec­tor y ca­be­za ac­tual de la mis­ma car­te­ra, ma­ne­ja una re­tó­ri­ca pla­ga­da de lu­ga­res co­mu­nes im­bui­do de un sa­voir fai­re de to­do­lo­sa­be. Es­te por­ta­voz de la pro­gre­sía lo­cal só­lo sa­be ma­ne­jar es­plén­di­da­men­te la ver­bo­rrea pro­gre, pues es un inú­til al cu­bo en la eje­cu­ción de sus re­co­men­da­cio­nes es­to­fa­das de en­fer­mi­za co­rrec­ción po­lí­ti­ca. Cu­rio­sa­men­te, pe­se a su pe­di­gree, PPK lo ha pues­to al fren­te de uno de los sec­to­res más sen­si­bles de ca­ra a la opi­nión pú­bli­ca. Su ac­tua­ción has­ta el mo­men­to es nu­la. Aun­que es cier­to que tu­vo al­gu­nas ini­cia­ti­vas. Pe­ro to­das ab­so­lu­ta­men­te ne­fas­tas. Ana­li­ce­mos. Des­de el pri­mer día se en­fren­tó a la Po­li­cía. Ini­cial­men­te li­cen­ció -sin ex­pre­sión de cau­sa- a una trein­te­na de ge­ne­ra­les; lue­go de­nun­ció la exis­ten­cia de un “es­cua­drón de la muer­te” for­ma­do por per­so­nal de la PNP; pos­te­rior­men­te ha ve­ni­do cen­su­ran­do de ma­ne­ra con­sis­ten­te la ac­tua­ción del cuer­po po­li­cial has­ta por quí­ta­me es­tas pa­jas. Va­le de­cir, el mi­nis­tro que tie­ne a su car­go a la Po­li­cía Na­cio­nal se ha en­fren­ta­do al cuer­po que po­ne el pe­cho en la lu­cha con­tra la de­lin­cuen­cia, ba­ján­do­le la mo­ral des­de el día uno de su has­ta hoy in­fruc­tuo­sa la­bor. Pe­ro hay más. Tam­bién des­de que se ins­ta­ló en el des­pa­cho del In­te­rior pu­so en evi­den­cia -fren­te al cri­men or­ga­ni­za­do- que el país ape­nas con­ta­ba con unos po­cos pa­tru­lle­ros, pues dos mil –o más- uni­da­des ad­qui­ri­das por la fu­nes­ta ges­tión Hu­ma­la se en­con­tra­ban aban­do­na­das en al­gún te­rral li­me­ño. Sin em­bar­go, en lu­gar de pri­me­ro po­ner en mar­cha un ope­ra­ti­vo re­ser­va­do –y bien di­se­ña­do- pa­ra so­lu­cio­nar los cra­sos ye­rros y/o co­rrup­te­las hu­ma­lis­tas y de­jar ope­ra­ti­vas to­das las uni­da­des que en­con­tró ne­gli­gen­te­men­te desahu­cia­das -al igual que de­nun­ciar a los fun­cio­na­rios in­vo­lu­cra­dos en aquel des­a­gui­sa­do- pa­ra re­cién en­ton­ces in­for­mar so­bre el he­cho a la ciu­da­da­nía, Ba­som­brío op­tó por la in­ver­sa ge­ne­rán­do­le aún mu­cho más des­con­cier­to y mie­do a la co­lec­ti­vi­dad en per­jui­cio de la ges­tión de PPK. Ha­bla­mos en­ton­ces de un ro­sa­rio de desa­ti­nos del mi­nis­tro del In­te­rior al­re­de­dor de un asun­to tan sen­si­ble co­mo la me­ga inseguridad ciudadana, con­ver­ti­da ya en un kar­ma que per­si­gue al go­bierno y lo des­pres­ti­gia día a día, en tan­to la gen­te no per­ci­be un cam­bio ra­di­cal en el ma­ne­jo de la tran­qui­li­dad pú­bli­ca. Re­cor­de­mos que la fal­ta de ga­ran­tías en las ca­lles fue un te­ma ver­te­bral du­ran­te la cam­pa­ña elec­to­ral de PPK. En con­se­cuen­cia el pue­blo con­ti­núa muy preo­cu­pa­do a la es­pe­ra que es­ta ges­tión ac­túe con­se­cuen­te­men­te con sus pro­me­sas. No obs­tan­te, Ba­som­brío da mues­tras ca­rí­si­mas de no ser la per­so­na ade­cua­da pa­ra sol­ven­tar la gra­ve cri­sis por la que atra­vie­sa un sec­tor de tan di­fí­cil ma­ne­jo ad­mi­nis­tra­ti­vo y bu­ro­crá­ti­co –sen­si­ble al ex­tre­mo por ser el que tie­ne a su car­go a la Po­li­cía Na­cio­nal­co­mo el mi­nis­te­rio que se le ha asig­na­do. Los pro­gre, co­mo Ba­som­brío, son ha­bi­lí­si­mos en el dis­cur­so y los ges­tos, pe­ro unos inú­ti­les su­pre­mos en cuan­to a re­gen­tar cohe­ren­te­men­te cual­quier or­ga­ni­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.