DES­CAN­SA EN PAZ, RO­DOL­FO HINOSTROZA

Diario Expreso (Peru) - - Cultural - HA­ROLD AL­VA

Ro­dol­fo Hinostroza no so­lo fue un gran poe­ta, fue el pre­cur­sor de las pro­pues­tas es­té­ti­cas que desa­rro­lla­ron las jó­ve­nes ge­ne­ra­cio­nes de La­ti­noa­mé­ri­ca. Ca­da vez que lo pien­so no pue­do evi­tar tras­la­dar­me al cen­tro cul­tu­ral La No­che. Barranco, 1999: Ro­dol­fo Hinostroza con su voz bron­ca le­yen­do “los hue­sos de mi pa­dre”; An­to­nio Cis­ne­ros con­tem­plán­do­lo or­gu­llo­so, vi­bran­do an­te ca­da gol­pe de ver­sos; Mar­co Mar­tos al ex­tre­mo, Do­min­go de Ra­mos, el or­ga­ni­za­dor, en res­pe­tuo­so si­len­cio, al fren­te, en­tre el pú­bli­co, Roger San­ti­vá­ñez, Gino Cec­ca­rre­lli y quien re­dac­ta es­tas lí­neas, ner­vio­so y sor­pren­di­do, a sus re­cién cum­pli­dos vein­tiún años, pre­gun­tán­do­me có­mo era po­si­ble que en Li­ma pa­sa­se des­aper­ci­bi­do un even­to co­mo ese. Nue­ve asis­ten­tes y tres mons­truos en el es­ce­na­rio, con­fir­mán­do­nos que la poe­sía no ne­ce­si­ta de mul­ti­tud pa­ra im­po­ner­se. Al­gu­nos años des­pués, el 2006, lo vi­si­té con un gru­po de jó­ve­nes en su ca­sa de Sur­co (el poe­ta chi­leno Héc­tor Her­nán­dez Mon­te­ci­nos ne­ce­si­ta­ba co­no­cer al pa­dre del neo­ba­rro­co). Na­ci­do en 1941, enér­gi­co so­bre la si­tua­ción de los poe­tas, me due­le en­te­rar­me de su de­ce­so. Ha­ce ape­nas un mes con­ver­sa­mos en Mi­ra­flo­res cuan­do fue a sa­lu­dar a Jo­sé Ma­ría Me­met, pre­si­den­te del Chi­le Poe­sía, du­ran­te el úl­ti­ma día del FIP Pri­ma­ve­ra Poé­ti­ca, me acep­tó ser uno de los poe­tas a quie­nes, el 2017, le ren­di­ría­mos ho­me­na­je; nos to­ma­mos al­gu­nas fo­tos con Jo­sé Ma­ría e Iván Oña­te y lo vi­mos des­apa­re­cer en la Av. Re­duc­to. Los tres sa­bía­mos que en aquel hom­bre de po­bla­das ce­jas re­po­sa­ba la his­to­ria del pro­ce­so de nues­tras li­te­ra­tu­ras de los úl­ti­mos cin­cuen­ta años. Con él fa­lle­ce un es­cri­tor que es­tu­vo a la al­tu­ra del mi­to. Lo leí por pri­me­ra vez en 1992, lo co­no­cí en 1999, su no­ble­za y aper­tu­ra con los poe­tas jó­ve­nes es una de las gran­des lec­cio­nes que nos de­ja. To­dos pen­sa­mos que era in­mor­tal, no nos equi­vo­ca­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.