“Pér­di­da de po­pu­la­ri­dad de Kuczyns­ki obe­de­ce a di­vi­sión de par­ti­do PpK”

Ana­lis­ta sos­tie­ne que a la ban­ca­da ofi­cia­lis­ta le con­vie­ne acer­car­se a los fu­ji­mo­ris­tas por­que es­tos han de­mos­tra­do que son más pro­go­bier­nis­tas que mu­cha gen­te del pro­pio Eje­cu­ti­vo.

Diario Expreso (Peru) - - Portada - RO­BER­TO SÁN­CHEZ RE­YES ro­bert­to­san­chez7@gmail.com

Cuál se­ría uno de los mo­ti­vos de la ba­ja en la acep­ta­ción del pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki (PPK)?

Una de las ra­zo­nes de la pér­di­da de po­pu­la­ri­dad del Pre­si­den­te obe­de­ce a la ca­ren­cia de uni­dad que se ob­ser­va en su par­ti­do, la di­vi­sión de su ban­ca­da. En el go­bierno de Pe­rua­nos por el Kam­bio (PpK) se ob­ser­va una fal­ta de di­rec­ción po­lí­ti­ca re­fle­ja­da en la cri­sis en car­te­ras es­tra­té­gi­cas co­mo In­te­rior y Sa­lud, por lo que creo que el Go­bierno po­drá lo­grar su es­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca de ca­ra a la go­ber­na­bi­li­dad del país siem­pre y cuan­do lo­gre aliar­se po­lí­ti­ca­men­te con la ma­yo­ría par­la­men­ta­ria de Fuer­za Po­pu­lar, agru­pa­ción que no ha si­do lo obs­truc­cio­nis­ta co­mo se pen­só ini­cial­men­te, sino, por el con­tra­rio, ha de­mos­tra­do en los he­chos que es una or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca pro­go­bier­nis­ta.

–¿Se­ría po­si­ti­vo ten­der puen­tes de con­cer­ta­ción co­mo es­tán las co­sas al in­te­rior de PpK?

El pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki y el ga­bi­ne­te de Fer­nan­do Za­va­la van a ne­ce­si­tar ca­da vez más de ten­der puen­tes de con­cor­dan­cia con la ma­yo­ría par­la­men­ta­ria pa­ra lo­grar so­por­te po­lí­ti­co en la go­ber­na­bi­li­dad pa­ra su­pe­rar la cri­sis de di­vi­sión y es­ca­sez de li­de­raz­go en­tre sus com­po­nen­tes. El fu­ji­mo­ris­mo ter­mi­na­rá dán­do­le la go­ber­na­bi­li­dad, la via­bi­li­dad y se­gu­ri­dad po­lí­ti­ca al go­bierno de PPK, se­gún se pue­de des­pren­der de la si­tua­ción que se ob­ser­va.

–¿Cree us­ted que el fu­ji­mo­ris­mo es­tá ex­hi­bien­do ma­yor so­li­dez po­lí­ti­ca en lo que va de su ac­tua­ción en el Con­gre­so y tras el otor­ga­mien­to de fa­cul­ta­des?

A los fu­ji­mo­ris­tas en cam­pa­ña se les vi­sua­li­za­ba co­mo obs­truc­cio­nis­tas. Aho­ra han de­mos­tra­do en los he­chos que son más pro­go­bier­nis­tas que mu­cha gen­te del pro­pio Eje­cu­ti­vo. Han da­do fa­cul­ta­des le­gis­la­ti­vas y me­jo­ra­das, pe­ro has­ta aho­ra el Go­bierno no ha da­do una res­pues­ta a la con­fian­za otor­ga­da. El fu­ji­mo­ris­mo se ha man­te­ni­do pru­den­te en la crí­ti­ca y dan­do el be­ne­fi­cio de la du­da en to­do al Go­bierno.

–¿Al pa­re­cer la es­ta­bi­li­dad de­mo­crá­ti­ca es­tá ci­men­ta­da en lo que acuer­den el Po­der Eje­cu­ti­vo con el Po­der Le­gis­la­ti­vo?

El fu­ji­mo­ris­mo vie­ne de­mos­tran­do ma­yor so­li­dez po­lí­ti­ca que los pro­pios miem­bros de la ban­ca­da ofi­cia­lis­ta y que sus ami­gos de cam­pa­ña del Fren­te Am­plio. En­ton­ces, creo que por ahí ven­drá la go­ber­na­bi­li­dad y ha­brá que en­ten­der el pro­ce­so po­lí­ti­co peruano en su real di­men­sión. Es de­cir, el Pre­si­den­te y el pre­mier de­be­rán en­ten­der quié­nes son los ver­da­de­ros alia­dos del país y quié­nes es­tán por in­tere­ses per­so­na­les.

–¿La uni­dad de cri­te­rio de los in­te­gran­tes de la ban­ca­da ofi­cia­lis­ta des­nu­da cri­sis de li­de­raz­go?

Si re­gre­sa­mos a los so­por­tes ins­ti­tu­cio­na­les, ve­mos que el par­ti­do de go­bierno ha si­do cons­trui­do sin una ba­se só­li­da, sin ba­se ideo­ló­gi­ca y sin li­de­raz­gos au­tén­ti­cos. Se tra­ta de un gru­po de ami­gos y de gen­te que se jun­tó de úl­ti­mo mo­men­to. El par­ti­do de go­bierno no es un par­ti­do po­lí­ti­co y se mues­tra co­mo un gru­po de gen­te sin pre­pa­ra­ción, sin plan ni es­truc­tu­ra de pen­sa­mien­to, sin pro­yec­to país. Es más, la ban­ca­da no es­tá a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias por­que es im­pro­vi­sa­da, es­tá pe­ga­da con ba­bas y se pue­de rom­per en cual­quier mo­men­to.

–Ya no se habla del in­cen­dio de El Agus­tino, don­de mis­te­rio­sa­men­te se que­ma­ron ar­chi­vos de al­to va­lor do­cu­men­ta­rio…

To­do nos ha­ce pen­sar de ma­ne­ra sus­pi­caz y po­ne un ve­lo de mis­te­rio a lo ocu­rri­do. A su vez, el mi­nis­tro del In­te­rior, Car­los Ba­som­brío, tam­po­co ha ex­pli­ca­do con de­ta­lle so­bre su res­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca en los sucesos en Las Bam­bas. Es el res­pon­sa­ble po­lí­ti­co de lo su­ce­di­do. El mi­nis­tro es­tá en la obli­ga­ción de ex­pli­car có­mo se ha es­ta­do con­du­cien­do es­te pro­ble­ma. De­cir quié­nes in­ci­tan a la vio­len­cia y quié­nes son los azu­za­do­res pro­fe­sio­na­les que se be­ne­fi­cian con la vio­len­cia an­ti­mi­ne­ra en el país. No ha di­cho una pa­la­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.