LA ME­MO­RIA DE SEN­DE­RO

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - FRAN­CIS­CO DIEZ-CANSECO TÁVARA (*) (*) Pre­si­den­te del Con­se­jo por la Paz.

El nom­bra­mien­to de un nue­vo di­rec­tor del lla­ma­do Lu­gar de la Me­mo­ria, la To­le­ran­cia y la In­clu­sión So­cial (LUM) crea­do por la iz­quier­da ca­viar pe­rua­na co­rre pa­ra­le­lo con la ple­na vi­gen­cia del mau­so­leo eri­gi­do en Comas por los te­rro­ris­tas de Sen­de­ro Lu­mi­no­so (SL) que aún no ha si­do de­mo­li­do. En el pri­mer ca­so, fie­les a lo que ya pu­sie­ron en prác­ti­ca a tra­vés de la Co­mi­sión de la Ver­dad y Re­con­ci­lia­ción (CVR), los ca­via­res, ex­per­tos re­cau­da­do­res in­ter­na­cio­na­les, ob­tu­vie­ron fon­dos de Ale­ma­nia, Sue­cia y la Cruz Ro­ja pa­ra crear un mu­seo que gra­be en la me­mo­ria co­lec­ti­va su ver­sión del en­fren­ta­mien­to de los gru­pos te­rro­ris­tas, fun­da­men­tal­men­te Sen­de­ro Lu­mi­no­so, con la so­cie­dad pe­rua­na. A es­tos ac­tos ellos los de­no­mi­nan “gue­rra in­ter­na” y a Sen­de­ro Lu­mi­no­so lo lla­man Par­ti­do Co­mu­nis­ta del Pe­rú Sen­de­ro Lu­mi­no­so y sí, sus­ten­tan la te­sis que ese gru­po te­rro­ris­ta es na­da me­nos que un par­ti­do po­lí­ti­co. El mau­so­leo de Comas es un in­ten­to de los te­rro­ris­tas de Sen­de­ro Lu­mi­no­so pa­ra per­pe­tuar en la me­mo­ria co­lec­ti­va a sus pro­pios hé­roes, aque­llos que ase­si­na­ron a mi­les de per­so­nas y de­ja­ron tras de sí una es­te­la de vio­len­cia y de san­gre sin pa­ran­gón en la his­to­ria del Pe­rú. Has­ta aho­ra, exis­ten re­ma­nen­tes de Sen­de­ro en el VRAE y un mo­vi­mien­to de fa­cha­da que ha tra­ta­do de ins­cri­bir­se en el Ju­ra­do Na­cio­nal de Elec­cio­nes pa­ra par­ti­ci­par en los co­mi­cios, ob­via­men­te con el afán de le­ga­li­zar su pro­pó­si­to pri­ma­rio y esen­cial de des­truir la de­mo­cra­cia en nues­tro país. ¿Por qué creen los te­rro­ris­tas de SL que pue­den re­ci­clar­se y pre­sen­tar­se an­te el Pe­rú co­mo lu­cha­do­res so­cia­les de iz­quier­da mar­xis­ta? La ra­zón es muy cla­ra: por­que du­ran­te años, en los tex­tos de la CVR, en los ale­ga­tos de los ca­via­res, en la de­fen­sa que de ellos han he­cho an­te las di­fe­ren­tes ins­tan­cias del sis­te­ma in­ter­ame­ri­cano de De­re­chos Hu­ma­nos, los ca­via­res han ido pu­lien­do la ima­gen de los te­rro­ris­tas de SL y pre­sen­tán­do­los, en mu­chos ca­sos, co­mo víc­ti­mas de las fuer­zas del or­den y cu­yos DD.HH. han si­do vio­la­dos por las po­lí­ti­cas ge­no­ci­das de su­ce­si­vos re­gí­me­nes. Es­te te­ma de­be que­dar muy bien acla­ra­do: ra­ti­fi­co mi con­de­na per­so­nal e ins­ti­tu­cio­nal a los atro­pe­llos co­me­ti­dos en for­ma pun­tual por las fuer­zas del or­den en el cur­so de la lu­cha con­tra el te­rro­ris­mo pe­ro, a di­fe­ren­cia de los ca­via­res, con­si­de­ro que no hu­bo po­lí­ti­cas ge­no­ci­das que, en to­do ca­so, sí fue­ron prac­ti­ca­das por SL. Lo que no pue­de ne­gar­se es que, de una u otra for­ma, SL ha pe­ne­tra­do en las uni­ver­si­da­des a tra­vés del Mo­va­def por una se­rie de fac­to­res pe­ro esen­cial­men­te por la va­li­da­ción que le han da­do los ca­via­res. Y la mi­sión del nue­vo di­rec­tor del LUM de­be ser mo­di­fi­car y am­pliar el es­pec­tro de ese mu­seo pa­ra que real­men­te sea un lu­gar de la me­mo­ria pa­ra to­dos los pe­rua­nos que re­cha­za­mos la vio­len­cia y el te­rro­ris­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.