NO ES BUENO EXA­GE­RAR

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - ÁN­GEL RO­ME­RO DÍAZ (*) (*)Juez Su­pre­mo

No pue­de ha­ber na­da más preo­cu­pan­te pa­ra la de­mo­cra­cia y pa­ra la exis­ten­cia del Es­ta­do de de­re­cho que per­mi­tir la in­je­ren­cia de otros po­de­res del Es­ta­do en el Po­der Ju­di­cial o po­li­ti­zar, inade­cua­da­men­te, sus ac­tos. Y más to­da­vía, ex­po­ner­la a la vin­dic­ta pú­bli­ca cuan­do los fa­llos que emi­te el PJ no son del agra­do de una de las par­tes en con­flic­to y es­to, de acuer­do al Nue­vo Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal, es el Fis­cal quien tie­ne la obli­ga­ción de pre­pa­rar su ca­so de tal ma­ne­ra que al pre­sen­tar­lo an­te el juez es­te sea per­sua­di­do con la con­tun­den­cia de las prue­bas que exis­ten gra­ves y fuer­tes ele­men­tos de con­vic­ción pa­ra dic­tar la pri­sión pre­ven­ti­va que se so­li­ci­ta. Es­to vie­ne a cuen­to a raíz de úl­ti­mas de­ci­sio­nes de jue­ces, que no acep­ta­ron los pe­di­dos de apli­car tal pri­sión a de­nun­cia­dos por sen­dos de­li­tos. Los crí­ti­cos, in­clui­do un len­gua­raz vi­ce­mi­nis­tro, no ha to­ma­do en cuen­ta lo afir­ma­do por uno de los jue­ces en el sen­ti­do que el ca­so pre­sen­ta­do por el fis­cal ca­re­cía de con­tun­den­cia pro­ba­to­ria “se tra­ta de in­di­cios dé­bi­les e in­su­fi­cien­tes” y su re­so­lu­ción tu­vo co­mo an­te­ce­den­te la Ca­sa­ción 626-2013, la cual se­ña­la que pa­ra es­tos ca­sos de­be exis­tir “un al­to gra­do de pro­ba­bi­li­dad de la ocu­rren­cia de los he­chos”, si­tua­ción que a de­cir del juez no se ha si­do sos­te­ni­do ade­cua­da­men­te por el fis­cal quien so­la­men­te ha ape­la­do de un so­lo man­da­to de com­pa­re­cen­cia, con lo cual da­ría a en­ten­der que se en­cuen­tra con­for­me en gran par­te con la re­so­lu­ción ju­di­cial aho­ra zahe­ri­da. Ol­vi­dan los crí­ti­cos, in­clui­dos di­fe­ren­tes me­dios de co­mu­ni­ca­ción, que es­te mo­de­lo pro­ce­sal, que es una ley, es ga­ran­tis­ta de los de­re­chos del pro­ce­sa­do y la pre­sun­ción de inocen­cia es ve­lo pro­tec­tor que lo acom­pa­ña has­ta el fi­nal del pro­ce­so en don­de se ha de de­mos­trar su cul­pa­bi­li­dad, de ser el ca­so. El juez no es un ro­bot y me­nos una me­sa de par­tes pa­ra acep­tar a ra­ja ta­bla los pe­di­dos del fis­cal, tie­ne una la­bor pen­san­te a fin que sus de­ci­sio­nes no afec­ten de­re­chos pro­te­gi­dos por la Cons­ti­tu­ción. Las par­tes pue­den ape­lar y se­rá la ins­tan­cia su­pe­rior la que re­suel­va en de­fi­ni­ti­va la va­li­dez o no de lo de­ci­di­do, y no la gri­te­ría de quie­nes quie­ren re­sul­ta­dos se­gún sus pro­pios in­tere­ses. De un tiem­po a es­ta par­te nos en­con­tra­mos con va­ria­das crí­ti­cas al Po­der Ju­di­cial, to­das ellas “cla­man­do” una pro­fun­da re­for­ma la cual so­lo son pre­tex­tos pa­ra ma­nia­tar la in­de­pen­den­cia de es­te po­der del Es­ta­do ol­vi­dan­do que es una ins­ti­tu­ción in­te­gra­da por pro­fe­sio­na­les pro­bos y de am­plia ex­pe­rien­cia en la ca­rre­ra den­tro de la ju­di­ca­tu­ra, lo cual no se pue­de ne­gar, aun cuan­do pue­dan exis­tir ca­sos ex­cep­cio­na­les de ma­los fun­cio­na­rios, que no son la re­gla ge­ne­ral, y a quie­nes se les apli­ca las san­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas o de cual­quier otra na­tu­ra­le­za que las au­to­ri­da­des pue­dan en­con­trar en las in­ves­ti­ga­cio­nes. No es ne­ce­sa­rio, en­ton­ces, se­guir di­men­sio­nan­do el te­ma, má­xi­me si el pre­si­den­te del PJ, Víc­tor Ti­co­na Pos­ti­go, aca­ba de ra­ti­fi­car la po­lí­ti­ca de la ins­ti­tu­ción que pre­si­de, al se­ña­lar que “es “in­fle­xi­ble” fren­te a los ac­tos de co­rrup­ción que pue­dan co­me­ter jue­ces y per­so­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo y ju­ris­dic­cio­nal de las dis­tin­tas cor­tes del país. Ha si­do el pro­pio pre­si­den­te del PJ quien ha te­ni­do que exi­gir res­pe­to a la ins­ti­tu­cio­na­li­dad del ór­gano que di­ri­ge, pues­to que “por uno o dos ca­sos ais­la­dos no se pue­de man­ci­llar la ho­no­ra­bi­li­dad de to­dos los jue­ces”. Lo di­jo al tér­mino de la fir­ma del Acuer­do Na­cio­nal por la Jus­ti­cia. Di­cho acuer­do tie­ne el pro­pó­si­to de pro­mo­ver un ade­cua­do es­pa­cio de diá­lo­go y de coor­di­na­ción que per­mi­ta me­jo­rar los ser­vi­cios de jus­ti­cia en el país. El PJ se ha com­pro­me­ti­do a po­ner en mar­cha ac­cio­nes in­me­dia­tas co­mo la crea­ción de la pri­me­ra Uni­dad de Fla­gran­cia De­lic­ti­va pi­lo­to en Ca­ja­mar­ca o la inau­gu­ra­ción del Cen­tro In­te­gra­do del Sis­te­ma de Ad­mi­nis­tra­ción de Jus­ti­cia en Vi­lla El Sal­va­dor y Puen­te Pie­dra, en­tre otras. Co­mo se ad­vier­te, hay vo­lun­tad en el PJ de ace­le­rar ac­cio­nes pa­ra ha­cer que la ciu­da­da­nía re­co­bre la con­fian­za en una ins­ti­tu­ción mu­chas ve­ces in­com­pren­di­da y sa­ta­ni­za­da, lo cual no de­ja de ser un ries­go pa­ra la vi­gen­cia de nues­tro pro­pio sis­te­ma de­mo­crá­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.