POLIDATOS

Diario Expreso (Peru) - - Política -

DELATOR, NOOOO...

En los pró­xi­mos días, se es­ta­ría dan­do a co­no­cer el in­for­me que ya ten­dría ba­jo sie­te lla­ves el vo­ce­ro de Pe­rua­nos por el Kam­bio (PpK), Car­los Bru­ce, y el cual re­ve­la­ría quién o quié­nes fue­ron los in­fi­den­tes que pa­sa­ron a un me­dio de co­mu­ni­ca­ción, una con­ver­sa­ción pri­va­da sos­te­ni­da por un gru­po de con­gre­sis­tas a tra­vés del apli­ca­ti­vo Te­le­gram. Se­gún se co­no­ció, es­te com­por­ta­mien­to trae­ría co­mo con­se­cuen­cia, en el peor de los ca­sos, una ba­ja en la ban­ca­da ya que los pe­pe­kau­sas pre­fe­ri­rían per­der a un le­gis­la­dor a te­ner a un delator.

EX­PUL­SIÓN A LA VIS­TA

Fuen­tes del in­te­rior de Pe­rua­nos por el Kam­bio (Ppk) se­ña­la­ron que se apro­ve­cha­ría el error que ha­brían co­me­ti­do por lo me­nos dos de los par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas, pa­ra des­ha­cer­se de un le­gis­la­dor que les re­sul­ta in­có­mo­do al par­ti­do y no es pre­ci­sa­men­te Gil­bert Vio­le­ta, ac­tual pre­si­den­te en­car­ga­do de la agru­pa­ción y, quien, la ver­dad sea di­cha, an­da asus­ta­di­zo no so­lo con el ca­so de los apor­tes en cam­pa­ña sino con el fan­tas­ma de Ore­lla­na.

DIS­TRAC­CIÓN

Cuan­do al con­gre­sis­ta Ja­vier de Be­laun­de (PpK), le pre­gun­ta­ron so­bre las ra­zo­nes de la ba­ja de po­pu­la­ri­dad del man­da­ta­rio Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki (PPK), eva­dió la res­pues­ta se­ña­lan­do que tam­bién ha ba­ja­do la apro­ba­ción de la ti­tu­lar del Par­la­men­to, Luz Sal­ga­do (FP), quien tam­bién ini­ció su ges­tión con una po­pu­la­ri­dad ele­va­da, sin em­bar­go no lo­gró dis­traer a la pren­sa que le vol­vió a re­pre­gun­tar por el man­da­ta­rio. Auch.

PRE­PA­RA­TI­VOS

A los uni­ver­si­ta­rios que es­tán alen­tan­do la mar­cha con­tra la de­sig­na­ción de los tres miem­bros del BCR, El­mer Cu­ba, Jo­sé Ch­lim­per y Ra­fael

Rey, po­co les im­por­tó lo se­ña­la­do por el pre­si­den­te del di­rec­to­rio de es­ta en­ti­dad, Ju­lio Ve­lar­de, y han con­vo­ca­do a to­dos los gre­mios uni­ver­si­ta­rios y has­ta las ban­ca­das par­la­men­ta­rios a re­unir­se el mar­tes 8 en la Pla­za San Mar­tín. ¿Ha­brán pe­di­do per­mi­so a la Pre­fec­tu­ra?

RE­VE­LA­CIÓN

Ge­nio y fi­gu­ra has­ta la se­pul­tu­ra re­za un di­cho que des­cri­be muy bien al con­tro­ver­ti­do Da­niel Urresti. Du­ran­te una en­tre­vis­ta ra­dial, el ex­mi­nis­tro del In­te­rior se pu­so a en­to­nar la to­na­da he­cha co­no­ci­da por una mo­de­lo, pe­ro le cam­bió la le­tra y can­tó: “Soy ma­yo­ría y ha­go lo que quie­ro”, en re­fe­ren­cia a la vo­ta­ción efec­tua­da por los 72 in­te­gran­tes de Fuer­za Po­pu­lar (FP) y con la cual se apro­bó las de­sig­na­cio­nes de los tres miem­bros del BCR. Urresti,

Urresti, te es­tá bus­can­do Bar­ba Ca­ba­lle­ro. Je­je­je.

AMPAY “PAYASITO”

A tra­vés de una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca de es­ta sec­ción po­bre pe­ro hon­ra­da el ex­vi­ce­pre­si­den­te Da­vid Wais­man, más co­no­ci­do co­mo “Payasito Wais­man”, con­fe­só que por pu­ro des­cui­do no ha re­nun­cia­do a So­li­da­ri­dad Na­cio­nal, in­di­can­do que el úl­ti­mo 31 de oc­tu­bre es­tu­vo de­li­ca­do de sa­lud. Los años pues son pa­san por gus­to. Pe­ro es­te per­so­na­je no ocul­tó su de­cep­ción de la po­lí­ti­ca, so­bre to­do cuan­do le re­cor­da­mos a Ale­jan­dro To­le­do.

SI­GUE LA PI­ÑA­TA

Ya cau­sa es­co­zor ver a los mis­mos opi­nó­lo­gos de siem­pre ver­sar so­bre la res­pon­sa­bi­li­dad de Cas­ta­ñe­da Los­sio en la tra­ge­dia que ha gol­pea­do a la co­mu­ni­dad shi­pi­ba en Can­ta­ga­llo. Esos que ata­can al al­cal­de son los mis­mos que ni sa­ben dón­de que­da esa zo­na en que por 16 años vi­vían los shi­pi­bo­co­ni­bos sin agua, luz y desagüe. Pues a es­tos aman­tes de la pi­ña­ta les de­ci­mos que no se pue­de ha­cer impu­tacio­nes sin co­no­cer a la ma­dre del cor­de­ro a sa­bien­das que es in­ca­paz, tra­fe­ra y en­ci­ma men­ti­ro­sa. Ah, usa­ba cha­li­na ver­de, tam­bién.

LES HAN MEN­TI­DO

Con el pa­so de las ho­ras to­dos los po­lí­ti­cos ha­bi­dos y por ha­ber se han pro­nun­cia­do por lo mal que lo pa­san los shi­pi­bos y que de­ben ser tras­la­da­dos a otra zo­na. Eso tam­bién pen­sa­mos, pe­ro hay un detalle. La gran ma­yo­ría no se quie­re ir por­que pien­san que per­de­rían una re­tri­bu­ción del go­bierno edil o cen­tral por su ocu­pa­ción. Esa men­ti­ra les me­tió en la ca­be­za un ex­man­da­ta­rio aman­te del va­so que hoy no tie­ne ni par­ti­do y que en su Twit­ter pu­so: “Una vez más co­mu­ni­dad shi­pi­ba ve arra­sa­da su tie­rra”.

CUA­TRO SU­YOS

Los cien­tos de shi­pi­bos afin­ca­dos en nues­tra ca­pi­tal no ca­ye­ron del cie­lo. Lle­ga­ron co­mo car­ne de ca­ñón en la lla­ma­da Mar­cha de los 4 Su­yos en­ca­be­za­da por Ale­jan­dro To­le­do y por la cual re­ci­bió múl­ti­ples apor­tes. Has­ta don­de re­cor­da­mos un tal

Geor­ge So­ros le re­ga­ló un mi­llon­ci­to de dó­la­res pa­ra que la mo­vi­li­za­ción le sal­ga ok. ¿Qué hi­cie­ron con la pla­ta? ¿Ali­men­ta­ron a los mar­chan­tes? No lo sa­be­mos. ¿O se los lle­vó un so­brino al país del nor­te?

MEN­TI­RAS S.A.

Lo que sí sa­be­mos es que no se pue­de men­tir a los shi­pi­bos co­mo lo hi­zo en su mo­men­to Su­sa­na Vi­lla­rán. Otra que les di­jo que se­rían re­ubi­ca­dos en ca­sas en Cam­poy. O sea que el men­sa­je es: “an­da, in­va­de, te ti­tu­lan y si otros quie­ren ese te­rreno, te ten­drán que in­dem­ni­zar”. ¡Qué fá­cil es dis­po­ner de di­ne­ro que es del era­rio na­cio­nal pa­ra el po­pu­lis­mo! Un clá­si­co de los so­cia­lis­tas que en su vi­da tra­ba­ja­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.