CA­NON PA­RA EL DESA­RRO­LLO DE LOS PUE­BLOS

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - FA­BIO­LA MO­RA­LES CAS­TI­LLO

a la re­gión Piu­ra la se­ma­na pa­sa­da pa­ra cum­plir con un com­pro­mi­so en El Al­to, dis­tri­to de la pro­vin­cia de Ta­la­ra. Un pue­blo cos­te­ro de 492 km cua­dra­dos, con 8 mil seis­cien­tos ha­bi­tan­tes, muy cer­ca a la ca­le­ta de Ca­bo Blan­co, fa­mo­sa por la es­tan­cia del Pre­mio No­bel Er­nest He­ming­way, au­tor del li­bro ‘El vie­jo y el Mar’, ins­pi­ra­do en es­te lu­gar, se­gún se cuen­ta. Me sor­pren­dió gra­ta­men­te por su lim­pie­za, sus cal­za­das im­pe­ca­bles em­pe­dra­das de ce­men­to y sin el más mí­ni­mo ba­che en to­do el pue­blo (a di­fe­ren­cia de Lima). Su co­li­seo, su pla­za ma­yor, su igle­sia ca­te­dral, sus lo­ca­les es­co­la­res, su edi­fi­cio mu­ni­ci­pal, sus lo­ca­les co­mer­cia­les, sus sa­lo­nes de fies­ta, sus res­tau­ran­tes y sus ho­te­les con pis­ci­na pa­ra el tu­ris­mo de sur­fis­tas y pes­ca­do­res deportivos que lle­gan de to­do el país y el ex­tran­je­ro. Las ca­sas, en ge­ne­ral, bien cons­trui­das y dis­pues­tas al­re­de­dor de áreas ver­des, han si­do re­mo­za­das por sus ha­bi­tan­tes. Ca­si to­das de dos pi­sos, con tan­ques de agua, jar­dín y ga­ra­je pa­ra las ca­mio­ne­tas cua­tro por cua­tro que pu­de apre­ciar. To­das muy bien ali­nea­das y pin­ta­das, dan una sen­sa­ción de or­den y lim­pie­za a to­do el dis­tri­to. El pro­gre­so de El Al­to en los úl­ti­mos años se de­be a la mo­di­fi­ca­ción de la nor­ma del ca­non y so­bre­ca­non pe­tro­le­ro que in­di­ca que es de­re­cho de las zo­nas, don­de los re­cur­sos na­tu­ra­les es­tán ubi­ca­dos, las lla­ma­das a par­ti­ci­par ade­cua­da­men­te en la ren­ta que pro­du­ce la ex­plo­ta­ción de pe­tró­leo, gas na­tu­ral aso­cia­do y con­den­sa­dos. El 50 % del pre­su­pues­to mu­ni­ci­pal se sus­ten­ta en es­te con­cep­to. Gra­cias a los pre­cios del pe­tró­leo, los ha­bi­tan­tes de los dis­tri­tos co­mo El Al­to han po­di­do apro­ve­char de la bue­na ra­cha, con ci­fras en au­men­to des­de el 2008 has­ta el 2013, prin­ci­pal­men­te. Lo cual compensó la me­nor pro­duc­ción de cru­do de esos años. Sin em­bar­go, los pre­cios del pe­tró­leo en el mun­do es­tán ba­ja­do, úl­ti­ma­men­te; las com­pa­ñías se han re­sis­ti­do, to­do lo que han po­di­do a ex­plo­rar en nue­vos po­zos, en con­se­cuen­cia, las zo­nas pe­tro­le­ras ven re­du­ci­dos es­tos be­ne­fi­cios y tam­bién los pues­tos de tra­ba­jo. Es­te año, la Mu­ni­ci­pa­li­dad pro­vin­cial de Ta­la­ra, por ejem­plo, re­ci­bi­rá 10 % me­nos por con­cep­to de ca­non y so­bre ca­non pe­tro­le­ro. Me­dian­te la Re­so­lu­ción 073 del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y Fi­nan­zas de mar­zo de es­te año, se fi­jan los nue­vos ín­di­ces de dis­tri­bu­ción del ca­non y co­bre­ca­non a los de­par­ta­men­tos Piu­ra, Tum­bes y Uca­ya­li. Con es­ta dis­mi­nu­ción, el al­cal­de de El Al­to ya ha anun­cia­do tan­to el re­cor­te de obras, co­mo tam­bién de pues­tos de tra­ba­jo en la ad­mi­nis­tra­ción es­ta­tal de es­ta lo­ca­li­dad. En la re­gión Piu­ra, ade­más, se ve­rán afec­ta­dos los ins­ti­tu­tos tec­no­ló­gi­cos, co­mo el Lu­ciano Cas­ti­llo Co­lon­na de Ta­la­ra que for­ma a los téc­ni­cos de la re­gión, y a la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal. Es evi­den­te la im­por­tan­cia del ca­non y so­bre­ca­non pa­ra el desa­rro­llo de los pue­blos, es­pe­cial­men­te de los más le­ja­nos y olvidados, pe­ro que cuen­tan con re­cur­sos na­tu­ra­les ri­cos de los que, por jus­ti­cia, les co­rres­pon­de dis­fru­tar ele­van­do su ca­li­dad de vi­da, con me­jor edu­ca­ción, nu­tri­ción, sa­lud y se­gu­ri­dad ciu­da­da­na. Es­te año, El Al­to ten­drá que ex­plo­tar me­jor su ri­que­za tu­rís­ti­ca y, so­bre to­do, gas­tro­nó­mi­ca, a ba­se de pes­ca­do y ma­ris­cos fres­cos, he­cha por ma­nos de mu­je­res co­ci­ne­ras, inigua­la­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.