¿TIE­NE EL PE­RÚ UNA OPOR­TU­NI­DAD GLOBAL?

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - JOR­GE MORELLI

dia­rio Fi­nan­cial Ti­mes trae una no­ti­cia que po­dría sig­ni­fi­car pa­ra el Pe­rú un cam­bio ra­di­cal en su ho­ri­zon­te pa­ra el si­glo XXI. Su­ce­de en las eco­no­mías desa­rro­lla­das que los au­tos de mo­tor eléc­tri­co han co­men­za­do a re­em­pla­zar a los de mo­tor de com­bus­tión. La bue­na no­ti­cia, sin em­bar­go, no es so­lo pa­ra el me­dio am­bien­te. Hay por aho­ra al­go me­nos de dos mi­llo­nes de au­tos eléc­tri­cos en el mer­ca­do global, don­de al pa­re­cer exis­ten más de mil mi­llo­nes de vehícu­los. En No­rue­ga, que es el país con ma­yor pro­por­ción de au­tos eléc­tri­cos, es­ta es ape­nas de uno por cien­to. El mer­ca­do de au­tos eléc­tri­cos es en­ton­ces to­da­vía muy pe­que­ño. Pe­ro al pa­re­cer el cre­ci­mien­to po­dría ser ex­po­nen­cial en los pró­xi­mos años. Las ór­de­nes de com­pra en EE.UU. es­tán au­men­tan­do muy rá­pi­da­men­te. Pa­ra el Pe­rú, sin em­bar­go, la no­ti­cia im­por­tan­te es que un au­to eléc­tri­co re­quie­re cin­co ve­ces más co­bre que uno de com­bus­tión. Y es­to ha­ce to­da la di­fe­ren­cia. Un rá­pi­do cre­ci­mien­to de la de­man­da de au­tos eléc­tri­cos sig­ni­fi­ca­ría pro­ba­ble­men­te un al­za del pre­cio del co­bre en el mer­ca­do global, el pri­mer pro­duc­to de ex­por­ta­ción del Pe­rú. No hay que fiar­se. Se­gún otras fuen­tes bien in­for­ma­das, no obs­tan­te, el im­pac­to que po­drían ge­ne­rar los au­tos eléc­tri­cos es ín­fi­mo e in­ca­paz de mo­ver el am­pe­rí­me­tro de la de­man­da de co­bre en el mun­do. Bien pue­de ser el ca­so. Las mi­nas de co­bre de los An­des –co­mo Con­ga o Las Bam­bas-, en­ton­ces, de­pen­den del mer­ca­do global pa­ra la re­cu­pe­ra­ción de su ca­pa­ci­dad de atraer in­ver­sión. Pe­ro es­ta se ha des­plo­ma­do no so­lo por el de­rrum­be del pre­cio in­ter­na­cio­nal, sino por el caos ins­ti­tu­cio­nal que nos ago­bia. La tec­no­lo­gía avan­za en to­dos los cam­pos, sin em­bar­go. Da­da una gran de­man­da global, el co­bre pue­de ser sus­ti­tui­do por un ma­te­rial nue­vo co­mo el gra­feno. De ma­ne­ra que es­ta es, en reali­dad, una ven­ta­na de opor­tu­ni­dad que, de pre­sen­tar­se, el Pe­rú ten­dría que po­der apro­ve­char rá­pi­da­men­te. Los au­tos eléc­tri­cos, cu­rio­sa­men­te, uti­li­zan co­rrien­te di­rec­ta y al­ter­na. Son una es­pe­cie de transac­ción, una co­la­bo­ra­ción y una tre­gua en una gue­rra de ha­ce un si­glo que no ha ter­mi­na­do. Tu­vo lu­gar en­tre Tho­mas Edi­son -quien con J.P. Mor­gan fun­dó Ge­ne­ral Elec­tric pa­ra pro­du­cir y ven­der al mun­do co­rrien­te di­rec­ta- y el ven­ce­dor pí­rri­co de esa pri­me­ra ba­ta­lla, Ni­co­la Tes­la, quien desa­rro­lló con Wes­ting­hou­se la co­rrien­te al­ter­na que to­dos usa­mos hoy en ca­sa, pe­ro mu­rió pa­ra­dó­ji­ca­men­te po­bre en el in­ten­to. A no­so­tros, has­ta el mo­men­to, se nos es­ca­pa el tiem­po en­tre los de­dos en en­fren­ta­mien­tos en­tre co­mu­ni­da­des y mi­nas por fal­ta de una po­lí­ti­ca de Es­ta­do que aco­mo­de co­rrec­ta y efi­cien­te­men­te los in­tere­ses de las par­tes y des­ac­ti­ve el an­ti­sis­te­ma pa­ra siem­pre. No im­por­ta si los au­tos eléc­tri­cos son o no nues­tra opor­tu­ni­dad en el si­glo XXI. Ha­brá otra. Se tra­ta de no de­jar­las pa­sar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.