CIEN DÍAS: LEN­TI­TUD Y FAL­TA DE LI­DE­RAZ­GO

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - EN­RI­QUE VAL­DE­RRA­MA (*)

Co­mo lo men­cio­né en es­te mis­mo dia­rio ha­ce al­gu­nas se­ma­nas los 100 días de la ad­mi­nis­tra­ción PPK coin­ci­den jus­ta­men­te con el fin de la lu­na de miel que todo Go­bierno go­za al ins­ta­lar­se. Es cla­ro que al Pre­si­den­te se le aca­bó el tiem­po de gra­cia. Es más, hoy Kuczyns­ki ha per­di­do más pun­tos de po­pu­la­ri­dad de los que vio eva­po­rar­se Hu­ma­la en el mis­mo pe­rio­do de tiem­po. Ade­más los gre­mios y di­ver­sos sec­to­res de la so­cie­dad ci­vil ya han em­pe­za­do a re­cla­mar cier­tas pro­me­sas elec­to­ra­les o reivin­di­ca­cio­nes pen­dien­tes an­tes de lo que se­gu­ra­men­te el Eje­cu­ti­vo pro­yec­ta­ba. Con el Par­la­men­to en con­tra, lo que co­rres­pon­día era ver a un man­da­ta­rio fuer­te­men­te co­nec­ta­do con los sec­to­res so­cia­les que re­cla­man de­re­chos y re­for­mas. No pa­re­ce ser aque­lla la radiografía en los pri­me­ros 100 días. Ni la ju­ven­tud, ni el em­pre­sa­ria­do po­pu­lar, ni los pro­duc­to­res del cam­po, ni los edu­ca­do­res sien­ten que el es­ti­lo di­le­tan­te del humalismo se ha es­fu­ma­do por com­ple­to. No hay avan­ce en el sec­tor Sa­lud y más bien un es­cán­da­lo gi­gan­te de co­rrup­ción, SIS de­bi­li­ta­do, Te­cho Pro­pio pa­ra­li­za­do, nin­gún pro­gra­ma de tra­ba­jo pa­ra los más jó­ve­nes; pa­ra los em­pren­de­do­res; no se es­tá pen­san­do en los que me­nos tie­nen. Los epi­so­dios de bro­ma a los que ha re­cu­rri­do PPK y sus bai­les pue­den pa­sar de ser gra­cio­sos a an­ti­pá­ti­cos en la me­di­da en que el país em­pie­za a pe­dir al­gu­nas se­ña­les que in­di­quen que se apro­xi­man re­sul­ta­dos con­cre­tos. La li­ge­re­za ini­cial con la que no se de­nun­cia­ron las con­di­cio­nes en las que se en­con­tró el país -dé­fi­cit, in­di­ca­do­res so­cia­les, etc.- le jue­gan muy mal aho­ra que las em­pie­zan a po­ner co­mo cau­sa de la de­mo­ra en que "el equi­po de lu­jo" con el que di­je­ron que go­ber­na­rían em­pie­ce a co­se­char al­gu­nos lo­gros iní­cia­les. Es ver­dad tam­bién que en es­tos pri­me­ros 100 días se per­ci­be bue­na vo­lun­tad del equi­po go­ber­nan­te, mo­da­les de­mo­crá­ti­cos pe­ro a la vez in­ca­pa­ci­dad pa­ra pen­sar sus ac­cio­nes des­de la pers­pec­ti­va de las ma­yo­rías na­cio­na­les. Fal­ta po­lí­ti­ca y al­ma en el equi­po mi­nis­te­rial, al que veo en ex­ce­so tec­no­crá­ti­co y al­go frí­vo­lo. Se ha­bla mu­cho de los "me­ga­pro­yec­tos", pe­ro no se to­man de­ci­sio­nes de in­ver­sión pú­bli­ca en in­fra­es­truc­tu­ra po­pu­lar que da­rían em­pleo y que la po­bla­ción es­pe­ra en pis­tas y ve­re­das, por ejem­plo. Se res­pi­ra len­ti­tud en el ac­cio­nar del Go­bierno. En el asun­to de la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na y la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca se­gui­mos atra­pa­dos en la fal­ta de li­de­raz­go, an­tes de Hu­ma­la, hoy de PPK. Un sec­tor im­por­tan­te del em­pre­sa­ria­do na­cio­nal apos­tó por Kuczyns­ki Go­dard pa­ra Pre­si­den­te, sin em­bar­go la con­fian­za no se ha vis­to for­ta­le­ci­da y con el mal ma­ne­jo del te­ma de Las Bam­bas aun peor. El te­ma del li­de­raz­go se ex­pre­sa tam­bién en la for­ma co­mo se com­por­ta su ban­ca­da; en don­de se no­ta cla­ra­men­te in­tere­ses en­con­tra­dos y fal­ta de cohe­sión. Re­cuer­den la vo­ta­ción pa­ra ele­gir al De­fen­sor del Pue­blo, co­mo con la ma­yor fa­ci­li­dad se di­vi­die­ron los vo­tos, dan­do una pé­si­ma se­ñal. La ban­ca­da PPK di­fí­cil­men­te se­rá un con­tra­pe­so al fu­ji­mo­ris­mo, no so­lo por su nú­me­ro sino tam­bién -y prin­ci­pal­men­te- por su fal­ta de pe­ri­cia, con ex­cep­ción de dos o tres. Por ello es evi­den­te que ten­dre­mos a Kuczyns­ki ne­go­cian­do per­ma­nen­te con el fu­ji­mo­ris­mo de ma­ne­ra di­rec­ta al no po­der or­de­nar es­tra­té­gi­ca­men­te a sus par­la­men­ta­rios; ello a cam­bio de es­ta­bi­li­dad. Es­to pue­de vol­ver­se un chan­ta­je sis­te­má­ti­co o un co­go­bierno sin agen­da so­cial inima­gi­na­do. La si­tua­ción es de­li­ca­da y es­pe­re­mos que el Pre­si­den­te y en ge­ne­ral el Po­der Eje­cu­ti­vo cam­bie de ac­ti­tud y rom­pa es­ta amar­ga sen­sa­ción de len­ti­tud y fal­ta de li­de­raz­go a la que nos acos­tum­bra­ron los Hu­ma­la y su desas­tro­sa ges­tión. Es­pe­re­mos que por fin apa­rez­ca ese "equi­po de lu­jo" por el bien del Pe­rú ya que más que la ges­tión del "cuy" pa­re­cie­se la de la tor­tu­ga.

(*) Coor­di­na­dor del Cen­tro pa­ra la De­mo­cra­cia So­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.