PE­RIO­DIS­TAS CON DO­BLE MO­RAL

Diario Expreso (Peru) - - Editorial -

Otra vez se re­ve­la la for­ma co­mo al­gu­nos pe­rio­dis­tas prac­ti­can el do­ble es­tán­dar a la ho­ra de pre­sen­tar una no­ti­cia. Di­ría­mos que has­ta prac­ti­can una do­ble mo­ral. Es­to ha ocu­rri­do en torno al in­cen­dio de las ca­sas de la co­mu­ni­dad shi­pí­ba en Cantagallo. An­te ese dra­ma, al­gu­nos me­dios sal­ta­ron co­mo im­pul­sa­dos por un re­sor­te pa­ra ha­cer una se­rie de ase­ve­ra­cio­nes, sin me­diar lí­mi­te a sus con­je­tu­ras, e in­clu­so no se re­fre­na­ron a la ho­ra de ex­te­rio­ri­zar epí­te­tos con­tra la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción mu­ni­ci­pal y no fal­ta­ron quie­nes des­po­tri­ca­ron del al­cal­de res­pec­to a la re­ubi­ca­ción de la men­cio­na­da co­mu­ni­dad. Lo que se evi­den­cia es que más de un co­lum­nis­ta ca­viar ten­drá que co­mer­se sus pa­la­bras y sus “se­su­das” afir­ma­cio­nes que bus­ca­ban elo­giar a la exal­cal­de­sa Vi­lla­rán y zahe­rir al ac­tual bur­go­maes­tre. Una vez más el apre­su­ra­mien­to y la ma­la fe hi­cie­ron tri­zas a al­gu­nos hom­bres y mu­je­res de pren­sa que sue­len en­to­nar me­lo­días jun­to a la iz­quier­da crio­lla y “oe­ne­gis­ta”. Hoy que­da ple­na­men­te es­cla­re­ci­do que el pro­ce­so de re­ubi­ca­ción de la co­mu­ni­dad shi­pi­ba re­sul­tó trun­co por res­pon­sa­bi­li­dad de los di­ri­gen­tes. De otro la­do, pa­ra ver­güen­za de los “ana­lis­tas ro­jos”, se de­mues­tra que el ofre­ci­mien­to de la en­ton­ces al­cal­de­sa Vi­lla­rán de tras­la­dar a di­cha co­mu­ni­dad se hi­zo en reali­dad de for­ma in­tere­sa­da y en me­dio de un con­tex­to elec­to­ral, bus­can­do ma­ni­pu­lar a mu­chos cuan­do en­fren­ta­ba ella un pro­ce­so de re­vo­ca­ción. La iz­quier­da crio­lla y el co­ro me­diá­ti­co que lo sus­ten­ta que­dan hoy sin pi­so an­te la con­tun­den­te ver­dad que do­cu­men­tos ofi­cia­les ex­pre­san, y lo cier­to es que los di­ri­gen­tes co­mu­na­les fue­ron los que se opu­sie­ron a la re­ubi­ca­ción. De es­te mo­do que­da cla­ro que, con la nue­va ad­mi­nis­tra­ción mu­ni­ci­pal de Cas­ta­ñe­da, se he­re­dó la pro­me­sa de la ges­tión vi­lla­ra­nis­ta de re­ubi­car a tí­tu­lo gra­tui­to a la co­mu­ni­dad shi­pi­ba ha­cia un te­rreno, pe­ro que es­te lu­gar no te­nía ha­bi­li­ta­ción ur­ba­na ni ser­vi­cios de luz y sa­nea­mien­to. Fren­te a ello, la MML plan­teó dia­lo­gar con la di­ri­gen­cia de di­cha co­mu­ni­dad pa­ra co­fi­nan­ciar sus vi­vien­das con par­ti­ci­pa­ción del Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da, pe­ro tal al­ter­na­ti­va fue re­cha­za­da por los di­ri­gen­tes. Tam­po­co se de­be ol­vi­dar que pa­ra ma­yo de 2014 la iz­quier­da en el mu­ni­ci­pio sus­cri­bió con OAS y Lam­sac el con­tra­to de fi­dei­co­mi­so por las obras del pro­yec­to Río Ver­de, con fon­dos ascendentes a US$ 74.5 mi­llo­nes; y en ju­lio de ese año, OAS aler­ta que el pro­yec­to im­pul­sa­do por la ges­tión Vi­lla­rán pa­ra cons­truir una ala­me­da cul­tu­ral, puen­tes pea­to­na­les y una re­si­den­cial pa­ra la co­mu­ni­dad de Cantagallo, no po­día cos­tear­se con ese fi­dei­co­mi­so pues su cos­to su­pe­ra­ba los US$ 300 mi­llo­nes. Aun así, los di­ri­gen­tes de la co­mu­ni­dad shi­pi­ba fir­man en sep­tiem­bre de 2014 un ac­ta de acuer­do me­dian­te el cual acep­tan el te­rreno ubi­ca­do en la Av. Ma­le­cón Checa, Urb. Cam­poy, pa­ra su re­ubi­ca­ción. Em­pe­ro dos días des­pués de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les en que Cas­ta­ñe­da sa­le ele­gi­do al­cal­de, la ges­tión de Vi­lla­rán usa los re­cur­sos del fi­dei­co­mi­so pa­ra com­prar el in­mue­ble de 7,141 m2 de pro­pie­dad de Portal Cam­poy pa­ra uti­li­zar­lo co­mo se­de del fu­tu­ro com­ple­jo ha­bi­ta­cio­nal pa­ra la co­mu­ni­dad de Cantagallo. El te­rreno es­ta­ba en ca­li­dad de “pre­dio rús­ti­co”, pe­se a lo cual la MML pa­gó a Portal Cam­poy SAC la su­ma de S/ 17 mi­llo­nes, que im­pli­ca 10 mi­llo­nes más de lo que esa em­pre­sa pa­gó el 2011 pa­ra ad­qui­rir­lo. Lo cu­rio­so era que tan­to Portal Cam­poy SAC co­mo Portal Cam­po Gran­de te­nían los mis­mos re­pre­sen­tan­tes le­ga­les. Aún más, Portal Cam­poy, an­tes de ser li­qui­da­do en fe­bre­ro de 2015, so­lo hi­zo esa transac­ción. Tre­men­do ga­to en­ce­rra­do so­lo de­mues­tra co­rrup­ción en la ges­tión Vi­lla­rán y que blo­gue­ras co­mo Ro­sa Ma­ría Palacios min­tie­ron al de­cir que el te­rreno ha­bía si­do ven­di­do por Luis Cas­ta­ñe­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.