DO­NALD TRUMP Y LA REALI­DAD

Diario Expreso (Peru) - - Editorial -

Cuan­do el mag­na­te Do­nald Trump se pre­sen­tó de can­di­da­to a las pri­ma­rias del par­ti­do Re­pu­bli­cano na­die da­ba un co­bre por él. Pe­ro pa­só con éxi­to esa va­lla y sa­lió a la pa­les­tra elec­to­ral pa­ra en­fren­tar a la can­di­da­ta del par­ti­do De­mó­cra­ta, y en­ton­ces tam­bién se le mi­ni­mi­zó. No obs­tan­te en los úl­ti­mos dos me­ses co­men­zó a ex­pe­ri­men­tar ad­he­sio­nes de una for­ma di­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal a sus dis­cur­sos subidos de tono, a sus men­sa­jes an­ti­sis­te­ma y a sus epí­te­tos exa­ge­ra­dos que siem­pre ha lan­za­do. La­men­ta­ble­men­te al­gu­nos has­ta fes­te­ja­ban sus pa­ya­sa­das pe­ro sus pro­pues­tas en­ce­rra­ban un po­ten­cial pe­li­gro in­clu­so pa­ra el equi­li­brio del mun­do en­te­ro. Pro­po­ner por ejem­plo cons­truir un mu­ro a lo lar­go de la fron­te­ra con Mé­xi­co es una for­ma de agre­sión con­tra un país ve­cino. Pe­ro no so­lo es­to sino tam­bién anun­ciar la eli­mi­na­ción del Naf­ta y otros tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio so­lo con­cor­da­ba con un po­lí­ti­co de­ci­di­do a prac­ti­car el pro­tec­cio­nis­mo. Hoy es el pre­si­den­te elec­to de los Es­ta­dos Uni­dos y si to­da­vía tie­ne al­go de sen­sa­tez, en­ton­ces de­be­rá mar­car una di­fe­ren­cia en­tre sus dis­cur­sos en­cen­di­dos de cam­pa­ña y la reali­dad de go­ber­nar des­de la Casa Blan­ca. En lo in­me­dia­to, en su pri­me­ra alo­cu­ción co­mo pre­si­den­te elec­to an­te sus se­gui­do­res, Trump ha di­cho “voy a ser el pre­si­den­te de to­dos los es­ta­dou­ni­den­ses” y tam­bién se re­fi­rió a su ri­val Hi­llary Clin­ton con una do­sis de res­pe­to y un abier­to re­co­no­ci­mien­to a su du­ra ba­ta­lla des­ple­ga­da du­ran­te la cam­pa­ña y por los ser­vi­cios pres­ta­dos a la na­ción da­da su lar­ga tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca. Es­tas mues­tras de pon­de­ra­ción oja­lá no so­lo sean pa­ra la tri­bu­na y se re­pi­tan más se­gui­do pa­ra con­fir­mar­le a los es­ta­dou­ni­den­ses y al mun­do de que Trump asu­me con res­pon­sa­bi­li­dad el pa­pel que le toca, co­mo es el de con­du­cir a una de las na­cio­nes más po­de­ro­sas del or­be a par­tir del 1 de enero de 2017 y has­ta el 31 de di­ciem­bre de 2020. Des­de aquí ex­pre­sa­mos nues­tro de­seo de que el pre­si­den­te nú­me­ro 45 de los EE.UU., Do­nald Trump, de­je en el pa­sa­do su an­ti­se­mi­tis­mo, sus ata­ques a los in­mi­gran­tes, en par­ti­cu­lar a los la­ti­nos, aban­do­ne sus arre­ba­tos y escándalos ver­ba­les por­que –tal co­mo lo de­ci­mos en Pe­rú- aho­ra una co­sa es con gui­ta­rra y otra con ca­jón. De mo­do que eso im­pli­ca res­pe­tar los acuer­dos in­ter­na­cio­na­les, pe­ro ha­cien­do un sano con­tra­pe­so a Chi­na y Ru­sia, coope­ran­do con un alia­do his­tó­ri­co co­mo Fran­cia e In­gla­te­rra y de­mos­tran­do una es­tra­te­gia in­te­li­gen­te y fir­me con­tra el te­rro­ris­mo is­lá­mi­co. Des­de EX­PRE­SO cree­mos que el lí­der re­pu­bli­cano Trump de­be te­ner pre­sen­te que ha­cer go­bierno no es ha­cer te­le­vi­sión ni un “reality show” y de acá al 19 de di­ciem­bre, fe­cha en la que se le de­cla­ra­rá ofi­cial­men­te co­mo pre­si­den­te de EE.UU. y has­ta el 1 de enero pró­xi­mo cuan­do se ins­ta­le en el sa­lón Oval, ten­drá que dar mues­tras de sin­dé­re­sis, más aún cuan­do tie­ne problemas den­tro de sus pro­pias fron­te­ras co­mo el plan de sa­lud de Oba­ma que no ha si­do exi­to­so, la deu­da pú­bli­ca in­ter­na, los dé­fi­cit de in­fra­es­truc­tu­ra y un es­qui­vo in­cre­men­to del em­pleo, en­tre otras re­for­mas que es­pe­ran los es­ta­dou­ni­den­ses. Fi­nal­men­te, en el fren­te eco­nó­mi­co ex­terno, lo que tie­ne que ha­cer Trump es dar se­ña­les cla­ras de se­rie­dad pa­ra cal­mar a los mer­ca­dos y las bol­sas que to­da­vía ven con in­cer­ti­dum­bre su as­cen­so a la pre­si­den­cia. “Re­no­var el sue­ño ame­ri­cano” no sig­ni­fi­ca pe­lear­se con to­do el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.