¿QUO VADIS, MUN­DO POSTMODERNO?

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - LUIS GAR­CÍA MI­RÓ ELGUERA

¿Ha ini­cia­do Es­ta­dos Uni­dos su dul­ce "de­cli­nar y caí­da", por uti­li­zar la ex­pre­sión que acu­ñó en el XVIII el pers­pi­caz Ed­ward Gib­bon, cuan­do di­sec­cio­nó el oca­so de Ro­ma?”, se pre­gun­ta en tono pe­si­mis­ta Luis Ventoso, en se­su­do ar­tícu­lo en el ABC. Y si­gue: “Los va­lo­res cí­vi­cos de EE.UU. se han di­fu­mi­na­do –jus­to por ahí en­fer­mó Ro­ma–, la de­sigual­dad se ha ex­tre­ma­do, el sue­ño ame­ri­cano (na­cer en la mi­se­ria y mo­rir en la glo­ria) se ha tor­na­do ca­rí­si­mo. Ya no tie­nen ca­ja pa­ra pa­gar su gen­dar­me­ría mun­dial y Chi­na e In­dia li­mi­ta­rán su po­der a fi­nal de si­glo (…) En EE.UU. se co­ció la úl­ti­ma cri­sis mun­dial: hi­po­te­cas ba­su­ra, en­vuel­tas por bu­ca­ne­ros de Wall Street (…) Por pri­me­ra vez, los hi­jos vi­vi­rán allí peor que sus pa­dres. Tal ano­ma­lía pro­vo­ca un enojo sor­do y den­so en enor­mes ca­pas de ciu­da­da­nos blan­cos. No han ac­ce­di­do a las bue­nas vi­das que pre­veían, las de sus pa­dres, quie­nes sur­fea­ron so­bre la im­pa­ra­ble ola de pros­pe­ri­dad que si­guió a la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Trump pes­ca en esa frus­tra­ción con sus pro­me­sas de cau­di­llo out­si­der, de­ma­gó­gi­cas e hi­per­bó­li­cas, co­mo to­do bál­sa­mo de Fie­ra­brás, pe­ro que han gus­ta­do más que la can­di­da­ta del es­ta­blish­ment, ra­zo­na­ble, pe­ro con­ti­nuis­ta y acar­to­na­da (…) La pren­sa ha per­di­do je­rar­quía. Su brú­ju­la in­flu­ye me­nos, por­que ha co­men­za­do una era de co­mu­ni­ca­ción ho­ri­zon­tal en­tre ciu­da­da­nos a tra­vés de las re­des. En Fa­ce­book o Twit­ter no ga­na el más sen­sa­to y do­cu­men­ta­do, sino el más vis­ce­ral, elo­cuen­te, gra­cio­so o di­fe­ren­te (…) Un úl­ti­mo fac­tor: an­te la in­cer­ti­dum­bre de la glo­ba­li­za­ción, el sen­ti­men­ta­lis­mo na­cio­na­lis­ta y las qui­me­ras ais­la­cio­nis­tas pren­den co­mo que­ro­seno.” El fe­nó­meno del Bre­xit en Gran Bre­ta­ña tie­ne fun­da­men­tos pa­re­ci­dos a los que se­ña­la Ventoso. El otro­ra po­de­río bri­tá­ni­co se ha re­du­ci­do sen­si­ble­men­te. Si­mi­lar si­tua­ción se pre­sen­ta en Francia, otro im­pe­rio mi­ti­ga­do con am­plio ma­les­tar so­cial y pér­di­da de pa­tri­mo­nio, don­de la ul­tra-na­cio­na­lis­ta Ma­ri­ne Le Pen li­de­ra to­das las es­ta­dís­ti­cas. En se­me­jan­te te­si­tu­ra se en­cuen­tra Ale­ma­nia. Ahí el par­ti­do is­la­mó­fo­bo Al­ter­na­ti­va por Ale­ma­nia con­si­guió su­pe­rar a la Unión De­mó­cra­ta Cris­tia­na, agru­pa­ción de la can­ci­ller Án­ge­la Mer­kel, en los co­mi­cios del pa­sa­do se­tiem­bre en Po­me­ra­nia Oc­ci­den­tal. Es evi­den­te que el mun­do vie­ne vi­ran­do ha­cia un cam­bio. En es­te es­ce­na­rio, el triun­fo de Do­nald Trump evi­den­cia que la ciu­da­da­nía nor­te­ame­ri­ca­na sien­te que las co­sas ya no son co­mo eran an­tes. An­te ello se ha­bía re­be­la­do. En­ton­ces Trump sin­to­ni­zó con la in­con­for­mi­dad, do­si­fi­can­do su cam­pa­ña electoral con pro­me­sas de cor­te chau­vi­nis­ta y mer­can­ti­lis­ta, ado­ba­das con ver­bo po­pu­lis­ta. Ofre­ció a la so­cie­dad nor­te­ame­ri­ca­na lo que la ma­yo­ría que­ría es­cu­char: el re­torno de la gran­de­za pa­ra su país y la vuel­ta de la pros­pe­ri­dad pa­ra su gen­te. Lo hi­zo en fun­ción, bá­si­ca­men­te, a ce­rrar las fron­te­ras y neu­tra­li­zar el li­bre co­mer­cio in­ter­na­cio­nal. Va­le de­cir, una me­ta­mor­fo­sis in­te­gral de la po­lí­ti­ca mun­dial vi­gen­te des­de la caí­da del Mu­ro de Ber­lín; aquel pre­cio­so ins­tan­te en que arran­có la ma­yor li­be­ra­li­za­ción so­cio­po­lí­ti­ca de la his­to­ria del mun­do mo­derno y flo­re­ció la más ab­so­lu­ta glo­ba­li­za­ción de los mer­ca­dos que se ten­ga co­no­ci­mien­to.

¿Quo Vadis, Mun­do postmoderno?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.