¿CAE, CAE PPK?

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - HU­GO GUE­RRA

El Pre­si­den­te ha­ce bien en no co­men­tar so­bre la re­cien­te reapa­ri­ción de Kei­ko Fu­ji­mo­ri, por­que no le con­vie­ne ni a él ni al país abrir un nue­vo flan­co de pe­lea. El “go­bierno de lu­jo” se es­tá des­pin­tan­do rá­pi­da­men­te. El es­tu­dio de Ipsos es con­tun­den­te: la po­pu­la­ri­dad pre­si­den­cial ca­yó de 63 % en sep­tiem­bre a 55 % en oc­tu­bre y en no­viem­bre a 51 %. En es­ta­dís­ti­ca re­sul­ta en ex­tre­mo pe­li­gro­so cuan­do se mar­ca una ten­den­cia tan acen­tua­da. ¿Por qué es­ta va­ria­ción? A po­co más de cien días del cam­bio de ré­gi­men no se ad­vier­ten me­di­das sus­tan­ti­vas pa­ra su­pe­rar la pé­si­ma he­ren­cia del hu­ma­lis­mo. Pe­se a las fa­cul­ta­des le­gis­la­ti­vas de­le­ga­das, en la par­te téc­ni­ca so­lo hay tres he­chos des­ta­ca­bles: la emi­sión mul­ti­mi­llo­na­ria de bo­nos pa­ra re­per­fi­lar la deu­da ex­ter­na; el ini­cio de la des­bu­ro­cra­ti­za­ción do­cu­men­ta­ria; y la pró­rro­ga del pa­go del IGV, por 90 días pa­ra las my­pes con ven­tas anua­les de has­ta 1,700 UIT. Por su­pues­to hay otras co­sas po­si­ti­vas me­no­res y que no se di­fun­den co­rrec­ta­men­te. En ma­te­ria po­lí­ti­ca, en cam­bio, la de­gra­da­ción es cons­tan­te. La co­rrup­ción de los “gor­go­jos” se di­lu­ye pe­ro no se cas­ti­ga; los ofi­cia­lis­tas se acu­chi­llan por acu­sa­cio­nes en­tre sus di­ri­gen­tes y pa­re­cie­ra pro­lo­gar­se un quie­bre ra­di­cal; tar­día­men­te se mar­can dis­tan­cias del na­cio­na­lis­mo, al pun­to de de­nun­ciar que hu­bo des­ma­ne­jo fis­cal, pe­ro con­tra­dic­to­ria­men­te se man­tie­ne a una bu­ro­cra­cia en­quis­ta­da en pues­tos cla­ve del Eje­cu­ti­vo. Peor to­da­vía, hay em­pe­ci­na­mien­to ab­sur­do en man­te­ner a un mi­nis­tro na­cio­na­lis­ta so­bre­va­lua­do co­mo Saa­ve­dra, cuan­do Edu­ca­ción ha­ce agua por la or­ga­ni­za­ción de unos Juegos Pa­na­me­ri­ca­nos que no tie­nen ni pies ni ca­be­za pa­ra una eco­no­mía co­mo la nues­tra, y por ne­gar­se a cam­bios en una Ley Uni­ver­si­ta­ria es­ta­tis­ta fren­te a la cual el pro­pio PPK se com­pro­me­tió a ha­cer una re­vi­sión ex­haus­ti­va. En la se­gu­ri­dad in­ter­na ape­nas hay ges­tos, no avan­ces; y el Go­bierno co­que­tea con la iz­quier­da reac­cio­na­ria mien­tras se re­sis­te a en­ten­der que lo ocu­rri­do en Las Bam­bas, así co­mo en el sa­bo­ta­je al oleo­duc­to, son ya ac­cio­nes te­rro­ris­tas abier­tas, lo mis­mo que el man­te­ni­mien­to de un mau­so­leo ro­jo que na­die se atre­ve a bo­tar. La ne­ce­dad es tal que en es­te es­ce­na­rio en vez de con­cer­tar los ata­ques gra­tui­tos a la ma­yo­ri­ta­ria opo­si­ción no cesan, y al fi­nal se si­gue usan­do a un ago­ta­do Fernando Za­va­la co­mo bom­be­ro an­te in­cen­dios ab­sur­dos. A es­te pa­so, el es­lo­gan de cam­pa­ña bien pue­de ter­mi­nar re­vi­ra­do y cui­da­do que se con­vier­ta en “Cae, cae PPK”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.