Cam­bios en pro­ce­so de as­cen­sos in­diG­nan a Los ofi­cia­Les deL EJér­ci­To

Diario Expreso (Peru) - - News -

Pden­tro­ro­fun­do ma­les­tar ha ge­ne­ra­do del Ejér­ci­to Pe­ruano la re­cien­te mo­da­li­dad que se ha apli­ca­do en el pro­ce­so de as­cen­sos de es­te año, cu­ya lis­ta ya es­ta­ría olea­da y sa­cra­men­ta­da, y en la que ha­bría te­ni­do mu­cho que ver el ac­tual co­man­dan­te ge­ne­ral del Co­man­do de Per­so­nal del Ejér­ci­to (Co­pe­re), ge­ne­ral de di­vi­sión Prós­pe­ro Díaz Arrué, pro­mo­ción del ex­pre­si­den­te Ollan­ta Hu­ma­la. Ex­tra­ña­men­te, Díaz Arrué no es­tá in­clui­do en la re­cien­te lis­ta de pa­ses al re­ti­ro que se dio a co­no­cer días atrás; sin em­bar­go, lo que sí es no­to­rio es que mu­chos ofi­cia­les aún en ac­ti­vi­dad se sien­ten bur­la­dos lue­go que de bue­nas a pri­me­ras se cambiaran las re­glas de jue­go y prác­ti­ca­men­te se que­da­ran sin po­si­bi­li­da­des de as­cen­der al gra­do in­me­dia­to su­pe­rior. En es­te nue­vo pro­ce­so de as­cen­sos, si de otor­gar va­can­tes por pro­mo­ción se tra­ta, no se con­si­de­ra el ar­ma o es­pe­cia­li­dad, es de­cir, no hay una eva­lua­ción, aná­li­sis, pro­yec­ción, an­te­ce­den­tes, ni ho­ja de vi­da de los ofi­cia­les que se han pre­pa­ra­do con la as­pi­ra­ción de as­cen­der. Fuen­tes mi­li­ta­res afir­ma­ron que se han otor­ga­do las va­can­tes a cri­te­rio del co­man­dan­te ge­ne­ral del Ejér­ci­to, Luis Ra­mos Hu­me, del ci­ta­do Co­pe­re y de la Di­rec­ción de Per­so­nal del Ejér­ci­to (Di­per) de for­ma au­to­ri­ta­ria. Es más, se re­pi­tió, se­gún fuen­tes del Pen­ta­go­ni­to, la mis­ma mo­da­li­dad en que se otor­gó va­can­tes pa­ra ge­ne­ra­les de bri­ga­da y di­vi­sión du­ran­te el Go­bierno de Ollan­ta Hu­ma­la, fa­vo­re­cien­do a la pro­mo­ción “Hé­roes de Pu­ca­rá y Mar­ca­va­lle”, a la cual per­te­ne­ció el ex­man­da­ta­rio, y tam­bién a la pro­mo­ción “Hé­roes de la Bre­ña”, a la que per­te­ne­ció su her­mano, An­tau­ro Hu­ma­la. To­do es­te pa­que­te de irre­gu­la­ri­da­des en el pro­ce­so de as­cen­sos ha crea­do ma­les­tar y re­sen­ti­mien­to en los ofi­cia­les su­pe­rio­res del Ejér­ci­to, es­pe­cial­men­te en los gra­dos de ma­yor y te­nien­tes co­ro­ne­les, con cur­so su­pe­rior y es­tu­dios en la Es­cue­la de Gue­rra. Fuen­tes cas­tren­ses di­je­ron a es­te dia­rio que en la úl­ti­ma te­le­con­fe­ren­cia ofre­ci­da por el co­man­dan­te ge­ne­ral Luis Ra­mos Hu­me a es­ca­la na­cio­nal, la ma­yo­ría de ofi­cia­les en to­das las guar­ni­cio­nes mi­li­ta­res op­ta­ron por no es­cu­char o sim­ple­men­te no asis­tir a los au­di­to­rios. Más aún si el je­fe de la mi­li­cia tra­tó de ex­pli­car por qué se ha­bía cam­bia­do la for­ma del pro­ce­so de as­cen­sos a úl­ti­mo mi­nu­to, sin in­for­mar a los can­di­da­tos que es­pe­ra­ban al­can­zar una va­can­te es­te año y ser re­co­no­ci­dos por sus años de en­tre­ga y de­di­ca­ción a su ins­ti­tu­ción.

DIS­TOR­SIO­NES

El pro­ce­so de as­cen­sos en el Ejér­ci­to, has­ta an­tes del año 2009, era en ba­se a un cua­dro de mé­ri­to con un por­cen­ta­je es­ta­ble­ci­do, don­de se otor­ga­ban va­can­tes por al­ta no­ta y an­ti­güe­dad ca­li­fi­ca­da, es de­cir, era la me­jor for­ma que pu­do ele­gir el Ejér­ci­to pa­ra lle­var un pro­ce­so equi­ta­ti­vo, sa­tis­fac­to­rio y jus­to. Es­to de­bi­do a que se re­co­no­cía al ofi­cial por sus cua­li­da­des intelectuales y por los años de ser­vi­cio y en­tre­ga a su ins­ti­tu­ción. Por ejem­plo, si ha­bía 50 va­can­tes, as­cen­dían 30 por ca­li­fi­ca­ción y 20 por an­ti­güe­dad. Sin em­bar­go, en 2009, en mé­ri­to a una con­tro­ver­ti­da Ley de as­cen­sos, don­de se co­men­zó a uti­li­zar la fra­se de “tran­si­ción”, se afec­tó irre­pa­ra­ble­men­te a mu­chos ofi­cia­les del Ejér­ci­to con años de ser­vi­cio, que se vie­ron per­ju­di­ca­dos con los as­cen­sos pro­gre­si­vos ca­si au­to­má­ti­cos de los ofi­cia­les me­nos an­ti­guos. Es de­cir, des­de ese en­ton­ces, sin res­pe­tar años de ser­vi­cios mí­ni­mos, los as­cen­sos se da­ban tam­bién de acuer­do a un cua­dro de mé­ri­to ge­ne­ral don­de no im­por­ta­ba la an­ti­güe­dad del ofi­cial. Se pre­sen­ta­ban to­dos, nue­vos y an­ti­guos, en un mis­mo cua­dro don­de los me­nos an­ti­guos y con me­nos años de ser­vi­cio ocu­pa­ban los pri­me­ros pues­tos de­bi­do a que se les otor­ga­ba seis pun­tos adi­cio­na­les al ofi­cial que se pre­sen­ta por pri­me­ra vez al as­cen­so. Es­to úl­ti­mo de los seis pun­tos era una evi­den­te dis­tor­sión. Por eso, los ofi­cia­les an­ti­guos to­ma­ron sus pre­cau­cio­nes y se ca­pa­ci­ta­ron con maes­trías, doc­to­ra­dos, idio­mas, fe­li­ci­ta­cio­nes, ca­li­fi­ca­cio­nes anua­les, tra­ba­jos en zo­nas de emer­gen­cia y lu­ga­res ale­ja­dos, Es­cue­la de Gue­rra… Es­to y mu­cho más con tal de te­ner op­ción de as­cen­der. Em­pe­ro, de­bi­do a una in­sos­pe­cha­da me­di­da de ad­mi­nis­tra­ción de per­so­nal de 2016, lo­gra­ron as­cen­der ofi­cia­les sin Es­cue­la de Gue­rra y cur­so su­pe­rior por pos­tu­la­ción, pro­vo­can­do es­ta otra dis­tor­sión un gran des­con­ten­to, an­te to­do de los ofi­cia­les que sí con­ta­ban con es­te re­qui­si­to, in­dis­pen­sa­ble pa­ra un ofi­cial de es­ta­do ma­yor o fu­tu­ro co­man­dan­te de uni­dad y bri­ga­da.

SIN ES­PE­RAN­ZAS

El pro­ble­ma es que mu­chos ofi­cia­les de los gra­dos de ma­yor y te­nien­te co­ro­nel se pre­pa­ra­ron, han in­ver­ti­do di­ne­ro y años de ca­pa­ci­ta­ción en Es-

Luis Ra­mos es cri­ti­ca­do du­ra­men­te por ma­ne­jo de as­cen­sos en el Ejér­ci­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.