EL HUR­TO DE HI­DRO­CAR­BU­ROS

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - CAR­LOS FRAN­CIS­CO RAÚL ZA­VA­LE­TA BA­RRE­RA (*) (*) Abo­ga­do

El de­li­to de hur­to es uno de los ilí­ci­tos pe­na­les más co­mu­nes que exis­te con­tra el pa­tri­mo­nio. A di­fe­ren­cia del ro­bo, el hur­to con­sis­te en el apo­de­ra­mien­to ile­gí­ti­mo que una per­so­na ha­ce res­pec­to a un bien mue­ble, to­tal o par­cial­men­te ajeno, sus­tra­yén­do­lo del lu­gar don­de se en­cuen­tra, sin que exis­ta vio­len­cia o ame­na­za con­tra quien fue­ra su pro­pie­ta­rio o po­see­dor (art. 185° del Có­di­go Pe­nal de Pe­rú). Pa­ra su con­fi­gu­ra­ción, el va­lor eco­nó­mi­co del bien mue­ble de­be so­bre­pa­sar a una re­mu­ne­ra­ción mí­ni­ma vi­tal, ca­so con­tra­rio, es­ta­re­mos fren­te de una fal­ta con­tra el pa­tri­mo­nio (Acuer­do Ple­na­rio N° 4-2011/CJ-116). Es bien mue­ble no so­lo el ob­je­to cor­po­ral que pue­de ser tras­la­da­do de un lu­gar a otro (lap­top, di­ne­ro, etc.), sino tam­bién aque­llos de na­tu­ra­le­za in­cor­pó­rea, co­mo la ener­gía eléc­tri­ca, el gas, el agua y cual­quier otra ener­gía o ele­men­to que ten­ga va­lor eco­nó­mi­co, así co­mo el es­pec­tro elec­tro­mag­né­ti­co y los re­cur­sos pes­que­ros ob­je­to de un me­ca­nis­mo de asig­na­ción de Lí­mi­tes Má­xi­mos de Cap­tu­ra por Em­bar­ca­ción. Ello re­sul­ta de vi­tal im­por­tan­cia, pues a par­tir del 07/11/2016, en­tró en vi­gen­cia el art. 2° del De­cre­to Le­gis­la­ti­vo 1245 (pu­bli­ca­do en el dia­rio ofi­cial El Pe­ruano con fe­cha 06/11/2016), el cual ha in­cor­po­ra­do –es­ta vez li­te­ral­men­te – a los hi­dro­car­bu­ros y a sus pro­duc­tos de­ri­va­dos en el men­cio­na­do ti­po pe­nal. Los hi­dro­car­bu­ros com­pren­den to­do com­pues­to or­gá­ni­co, ga­seo­so, lí­qui­do o só­li­do, que con­sis­te prin­ci­pal­men­te de car­bono e hi­dró­geno (art. 7° de la Ley N° 26221). Si bien es­tos bie­nes ya es­ta­ban con­si­de­ra­dos –por in­ter­pre­ta­ción analó­gi­ca– en di­cho ti­po pe­nal, es­ta vez el le­gis­la­dor ha de­ci­di­do ci­tar­lo tex­tual­men­te con el fin de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad en las ac­ti­vi­da­des de hi­dro­car­bu­ros y el abas­te­ci­mien­to de los mis­mos al mer­ca­do pe­ruano, sien­do es­to una con­tri­bu­ción nor­ma­ti­va de po­lí­ti­ca cri­mi­nal por mi­nús­cu­la que sea. Por tan­to, se­rá san­cio­na­do con una pe­na pri­va­ti­va de li­ber­tad no me­nor de uno ni ma­yor de tres años, aque­lla per­so­na que ile­gí­ti­ma­men­te se apo­de­re de los hi­dro­car­bu­ros del sue­lo o de los hi­dro­car­bu­ros en de­pó­si­to, sien­do la víc­ti­ma – en es­te ca­so – el Es­ta­do pe­ruano, por ser su pro­pie­ta­rio “in si­tu”. El hur­to so­bre bie­nes que for­man par­te de in­fra­es­truc­tu­ras o ins­ta­la­cio­nes pú­bli­cas o pri­va­das pa­ra ex­plo­rar, ex­plo­tar, pro­ce­sar, re­fi­nar, al­ma­ce­nar, trans­por­tar, dis­tri­buir, co­mer­cia­li­zar o abas­te­cer hi­dro­car­bu­ros o sus pro­duc­tos de­ri­va­dos (inc. 12, art. 186° del Có­di­go Pe­nal pe­ruano), no con­fi­gu­ra -dog­má­ti­ca­men­te- una mo­da­li­dad agra­va­da del hur­to de hi­dro­car­bu­ros, sino una mo­da­li­dad agra­van­te de hur­tar bie­nes que for­man par­te del lu­gar en el cual por la mano del hom­bre se desa­rro­lla­rán las ci­ta­das ac­ti­vi­da­des con­cer­nien­tes a los hi­dro­car­bu­ros. Sin em­bar­go, el hur­to de hi­dro­car­bu­ros ad­qui­ri­rá una mo­da­li­dad agra­va­da siem­pre que se con­su­ma du­ran­te la no­che, en con­cur­so de dos o más per­so­nas, si el agen­te in­te­gra una or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal des­ti­na­da a per­pe­trar di­cho de­li­to o si co­lo­ca al Es­ta­do pe­ruano en una gra­ve si­tua­ción eco­nó­mi­ca (inc.1 y 5 pri­mer ítem, e inc. 2 y 5 se­gun­do ítem del art. 186° del Có­di­go Pe­nal pe­ruano).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.