LI­MA BA­JO FUE­GO

Diario Expreso (Peru) - - Economía - JO­SÉ MA­NUEL SAA­VE­DRA (*)

n las úl­ti­mas se­ma­nas, Li­ma ha si­do víc­ti­ma de tra­ge­dias que han en­lu­ta­do a fa­mi­lias de di­ver­sos pun­tos de la ca­pi­tal. En mu­chos de los ca­sos he­mos es­cu­cha­do que los in­for­mes pre­li­mi­na­res de los bom­be­ros arro­jan ne­gli­gen­cia de par­te de los due­ños de fá­bri­cas, al­ma­ce­nes, cen­tros co­mer­cia­les o vi­vien­das, los cua­les fue­ron de­vo­ra­dos por el fue­go. En otros ca­sos irres­pon­sa­bi­li­dad de las au­to­ri­da­des. La pri­me­ra tra­ge­dia que con­mo­vió a la opi­nión pú­bli­ca fue el in­cen­dio de los al­ma­ce­nes del Min­sa, en la que tres bom­be­ros mu­rie­ron al in­ten­tar res­ca­tar a su­pues­tas víc­ti­mas que nun­ca en­con­tra­ron. Cum­plir con su la­bor les cos­tó la vi­da. Se es­pe­cu­ló que el in­cen­dio ha­bía si­do pro­vo­ca­do, tras el es­cán­da­lo del ase­sor pre­si­den­cial. Ma­nos ex­tra­ñas ha­brían que­ri­do bo­rrar evi­den­cias. Sin em­bar­go las pri­me­ras in­ves­ti­ga­cio­nes apun­tan a una ne­gli­gen­cia de par­te de los ad­mi­nis­tra­do­res del al­ma­cén. La se­gun­da tra­ge­dia ocu­rrió ha­ce dos se­ma­nas cuan­do el asen­ta­mien­to hu­mano de Can­ta­ga­llo ha­bi­ta­do por la co­mu­ni­dad shi­pi­bo co­ni­ba fue arra­sa­do por el fue­go, per­dien­do es­tas hu­mil­des fa­mi­lias lo po­co que te­nían. En es­te in­cen­dio no hu­bo víc­ti­mas mor­ta­les pe­ro sí un fac­tor co­mún: la ne­gli­gen­cia. Las mues­tras de solidaridad no se hi­cie­ron es­pe­rar, to­dos que­rían ayu­dar y do­nar; por un la­do los po­lí­ti­cos que acu­dían rá­pi­da­men­te a asis­tir a las víc­ti­mas y por otro la­do la pren­sa que des­ta­pa­ba irre­gu­la­ri­da­des en la re­ubi­ca­ción de la co­mu­ni­dad shi­pi­ba, en fin to­dos nos con­mo­vi­mos. La ter­ce­ra tra­ge­dia ocu­rrió ha­ce dos días y a puer­tas de la inau­gu­ra­ción del APEC. Es­ta vez el in­cen­dio no su­ce­dió en el Rí­mac o El Agus­tino sino en uno de los lu­ga­res más ex­clu­si­vos y de re­fe­ren­cia pa­ra el tu­ris­mo tan­to na­cio­nal co­mo ex­tran­je­ro. Sí, aho­ra el in­cen­dio ocu­rrió en Mi­ra­flo­res en uno de los dis­tri­tos mo­de­lo de or­den, lim­pie­za y mo­der­ni­dad y en una de las prin­ci­pa­les ca­de­nas de ci­ne del Pe­rú, ubi­ca­do den­tro de un ex­clu­si­vo cen­tro co­mer­cial de la ca­pi­tal. El sal­do fue cua­tro muer­tos y mi­les de dó­la­res en pér­di­das. Se­gún tes­ti­gos, los as­per­so­res nun­ca se ac­ti­va­ron y las alar­mas nun­ca so­na­ron. To­do ha­ce in­di­car que nue­va­men­te la ne­gli­gen­cia co­bró nue­vas víc­ti­mas. Ve­mos en las tres tra­ge­dias ocu­rri­das, en el lap­so de un mes, fac­to­res re­cu­rren­tes: la ne­gli­gen­cia y la irres­pon­sa­bi­li­dad, tan­to de los due­ños de los pre­dios in­cen­dia­dos, que pre­ten­den sa­car la vuel­ta a la ley, co­mo de los al­cal­des que brin­dan li­cen­cias de fun­cio­na­mien­to sin me­dir las con­se­cuen­cias y ries­gos. Hoy se es­cu­cha de­cir que el ci­ne de la ca­de­na UVK era una tram­pa mor­tal, que no de­bió ope­rar ba­jo esas con­di­cio­nes. En­ton­ces, tie­ne que pa­sar una tra­ge­dia pa­ra que re­cién los al­cal­des in­ter­ven­gan y clau­su­ren. ¿En dón­de que­dó el prin­ci­pio de au­to­ri­dad? ¿A dón­de se fue el ju­ra­men­to de ve­lar por la se­gu­ri­dad pú­bli­ca? Na­da de es­to se res­pe­ta y a na­die le im­por­ta, los ciudadanos es­ta­mos ex­pues­tos a que ma­los po­lí­ti­cos y fun­cio­na­rios jue­guen con nues­tras vi­das y na­die nos de­fien­da. Apren­da­mos la lec­ción, ¿o aca­so no re­cuer­dan el ca­so de Uto­pía o el de Me­sa Redonda? Pró­xi­mos a la Na­vi­dad y el Año Nue­vo, fe­cha don­de se in­cre­men­tan los in­cen­dios, las au­to­ri­da­des edi­les de­ben cum­plir su rol fis­ca­li­za­dor y evi­tar nue­vas des­gra­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.