APO­LO­GÍA AL TE­RRO­RIS­MO: NIN­GU­NA SEN­TEN­CIA CONDENATORIA

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - AL­FRE­DO PA­LA­CIOS DONGO

La apo­lo­gía al te­rro­ris­mo es un an­ti­guo te­ma que de­ba­ti­mos cir­cuns­tan­cial­men­te ca­da vez que los te­rro­ris­tas de Sen­de­ro Lu­mi­no­so (SL) y sus se­gui­do­res se ma­ni­fies­tan en ac­cio­nes de apo­lo­gía con de­fen­sa y ali­nea­ción co­mo en la re­cien­te “mar­cha fú­ne­bre” en Co­mas con cán­ti­cos y pan­car­tas y el ca­so del mau­so­leo cons­trui­do sin au­to­ri­za­ción en di­cho dis­tri­to don­de rin­den cul­to a sus muer­tos an­te la pa­si­vi­dad de nues­tras au­to­ri­da­des, por­que los cuer­pos ya de­bie­ron ser tras­la­da­dos y el mau­so­leo de­rrum­ba­do. La pre­si­den­ta de la Co­mi­sión de De­fen­sa del Con­gre­so, Lu­cia­na León, anun­ció la re­vi­sión de le­yes con­tra es­te de­li­to por­que los te­rro­ris­tas “le sa­can la vuel­ta”, así, el con­gre­sis­ta Car­los Tubino pre­sen­tó el pa­sa­do día 13 el pro­yec­to de ley 611/2016-CR pa­ra mo­di­fi­car el in­ci­so 2 del ar­tícu­lo 316 del Có­di­go Pe­nal in­clu­yen­do la exal­ta­ción, jus­ti­fi­ca­ción o enal­te­ci­mien­to del de­li­to o de per­so­na con­de­na­da por te­rro­ris­mo. Sin em­bar­go ha­ce mu­chos años ve­ni­mos tra­tan­do es­te de­li­to sin re­sul­ta­dos por­que no exis­te nin­gu­na sen­ten­cia condenatoria. El 3 de enero de 2003 el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de­cla­ró in­cons­ti­tu­cio­nal el ar­tícu­lo 7 del De­cre­to Ley 25475 (Ex­pe­dien­te N° 010-2002-AI/TC) por cons­ti­tuir una vio­la­ción a la li­ber­tad de in­for­ma­ción y ex­pre­sión, ade­más re­pre­sen­tar una ex­pre­sión in­ne­ce­sa­ria de so­bre­cri­mi­na­li­za­ción al en­con­trar­se vi­gen­te el ar­tícu­lo 316 del Có­di­go Pe­nal. Con el DL N° 924 (19 de fe­bre­ro de 2003) se re­for­mó di­cho ar­tícu­lo in­cre­men­tan­do las pe­nas (6 a 12 años) si la apo­lo­gía se ha­ce del te­rro­ris­mo o de con­de­na­dos (au­tor o par­tí­ci­pe) y con el DL N° 982 (22 de ju­lio de 2007) au­men­ta­ron las pe­nas (8 a 15 años) si la apo­lo­gía se rea­li­za en me­dios de co­mu­ni­ca­ción o in­ter­net. Ba­jo es­te pa­no­ra­ma, la apo­lo­gía al te­rro­ris­mo, a la vio­len­cia y a ca­be­ci­llas te­rro­ris­tas cru­za los lí­mi­tes per­mi­si­bles den­tro de un Es­ta­do de de­re­cho. Es in­con­ce­bi­ble que no exis­ta nin­gún sen­ten­cia­do por es­te de­li­to a pe­sar de que se­gui­do­res de SL ha­yan uti­li­za­do to­das las for­mas po­si­bles de apo­lo­gía, des­de men­sa­jes pro­se­li­tis­tas y pré­di­cas vio­len­tis­tas en pá­gi­nas web crea­das en in­ter­net con ho­me­na­jes a hé­roes caí­dos y des­fi­les de pre­sos en cár­ce­les, blo­queos de ca­rre­te­ras pa­ra adoc­tri­nar po­bla­do­res, gru­pos pro sen­de­ris­tas en uni­ver­si­da­des lu­chan­do por la am­nis­tía ge­ne­ral y li­ber­tad de pre­sos po­lí­ti­cos (léa­se te­rro­ris­tas), pro­fe­so­res ha­cien­do apo­lo­gía con es­tu­dian­tes, mar­chas rin­dien­do cul­to a sus muer­tos con exal­ta­cio­nes de vio­len­cia y has­ta un mau­so­leo don­de rin­den cul­to y enal­te­cen a sus muer­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.