MIEN­TRAS LLE­GA LA QUIN­TA GLO­BA­LI­ZA­CIÓN

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - JOR­GE MORELLI (*)

l fun­da­dor de Fa­ce­book ha di­cho en Li­ma que la co­nec­ti­vi­dad glo­bal ha­rá po­si­ble lo que po­dría­mos lla­mar la quin­ta glo­ba­li­za­ción de la Edad Mo­der­na. Aun no ha co­men­za­do, sin em­bar­go. Por aho­ra va a con­ti­nuar la ac­ci­den­ta­da re­ti­ra­da de la cuar­ta glo­ba­li­za­ción que co­men­zó en los 80 con That­cher y Rea­gan, y vino a desem­bo­car 28 años des­pués en el co­lap­so de la bur­bu­ja de las fi­nan­zas glo­ba­les ha­ce ya ocho años. Des­de en­ton­ces, la eco­no­mía glo­bal no ha­lla el ca­mino del cre­ci­mien­to. Ca­da glo­ba­li­za­ción ha ve­ni­do pre­ce­di­da de una re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca. La del si­glo 16, por los ins­tru­men­tos de na­ve­ga­ción que per­mi­tie­ron ale­jar­se de las cos­tas y atra­ve­sar los océa­nos. La se­gun­da, la del 19 -la del Im­pe­rio Bri­tá­ni­co y el si­glo de oro del ca­pi­ta­lis­mo­por la Re­vo­lu­ción In­dus­trial. La ter­ce­ra, des­pués de las dos gue­rras mun­dia­les, por la ma­si­fi­ca­ción de la pro­duc­ción y el con­su­mo, y la te­le­vi­sión. La cuar­ta por la compu­tado­ra y el celular, que han mul­ti­pli­ca­do ex­po­nen­cial­men­te la pro­duc­ti­vi­dad. Las glo­ba­li­za­cio­nes no des­cri­ben un pro­ce­so li­neal, son olea­das. Se ali­men­tan del libre co­mer­cio y le abren, a la vez, nue­vos mer­ca­dos. Hay en­ton­ces cre­ci­mien­to de las eco­no­mías, to­das al mis­mo tiem­po. Irre­me­dia­ble­men­te pier­den im­pul­so, sin em­bar­go, y con el es­tan­ca­mien­to avan­zan el pro­tec­cio­nis­mo y las gue­rras mo­ne­ta­rias. La co­nec­ti­vi­dad glo­bal -la co­mu­ni­ca­ción ins­tan­tá­nea uni­ver­sal y gra­tui­ta por in­ter­net de ban­da an­cha- es, se­gún el fun­da­dor de Fa­ce­book, el he­ral­do que anun­cia la quin­ta glo­ba­li­za­ción. Pe­ro aun no es­tá aquí. To­do in­di­ca que, an­tes, ha­brá ma­yor avan­ce del na­cio­na­lis­mo y el pro­tec­cio­nis­mo. Pa­ra las eco­no­mías emer­gen­tes en ge­ne­ral, de lo que se tra­ta es de re­sis­tir la tra­ve­sía del de­sier­to con el me­nor da­ño po­si­ble. En nues­tro ca­so, afor­tu­na­da­men­te, los enor­mes re­cur­sos mi­ne­ros de la Cor­di­lle­ra de los An­des per­mi­ti­rán al Perú ha­cer ese tránsito en con­di­cio­nes ma­ne­ja­bles si Chi­na si­gue cre­cien­do y la ad­mi­nis­tra­ción Trump cie­rra su eco­no­mía pe­ro em­pren­de al mis­mo tiem­po una ma­si­va re­cons­truc­ción de su in­fraes­truc­tu­ra, que re­que­ri­rá los re­cur­sos que te­ne­mos. An­te el pro­tec­cio­nis­mo glo­bal, sin em­bar­go, la pro­duc­ción in­dus­trial de las eco­no­mías emer­gen­tes se atrin­che­ra­rá en la in­for­ma­li­dad pa­ra re­sis­tir. Los Es­ta­dos re­cau­da­rán me­nos y los dé­fi­cits fis­ca­les au­men­ta­rán. Hay que pre­ver lo que ne­ce­si­ta­rá la in­dus­tria pa­ra re­sis­tir y di­se­ñar re­for­mas que re­duz­can los cos­tos, pa­ra la si­guien­te glo­ba­li­za­ción. Es­to es lo que le ha to­ca­do en suer­te ad­mi­nis­trar al go­bierno de PPK, has­ta que la quin­ta glo­ba­li­za­ción apa­rez­ca en el ho­ri­zon­te. De­be­ría ha­cer­lo con cla­ri­dad de mi­ras, con mo­des­tia, sin as­pa­vien­tos y sin que­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.