MANSO DE SO­LEM­NI­DAD

Diario Expreso (Peru) - - Toros -

Al fi­nal del mano se pre­sen­ta­ron los re­cor­ta­do­res, la gen­te los es­pe­ró para ver es­te nue­vo es­pec­tácu­lo de re­cor­tes, sal­tos y quie­bros, pe­ro un manso de “La Cen­ti­ne­la” ti­ró to­do al ta­cho y frus­tró la ac­tua­ción. Los re­cor­ta­do­res fue­ron los más mor­ti­fi­ca­dos. vino con mu­cho rui­do pe­ro tu­vo po­co fon­do, ca­si sin na­da que dar. Los to­ros ter­mi­na­ron en ta­blas y los dos dies­tros se que­da­ron con las ga­nas. No tie­nen la cul­pa de ha­ber pa­sa­do ca­si iné­di­tos, sal­vo des­te­llos de buen to­rear. Am­bos cor­ta­ron una ore­ja ca­da uno y die­ron una vuel­ta al rue­do. Es lo más que se pu­do lo­grar an­te un ga­na­do que no tu­vo ma­yor pro­yec­ción, frus­tran­do las ex­pec­ta­ti­vas de los ma­ta­do­res. Lo me­jor que se vio fue una se­rie in­men­sa con la mu­le­ta, bien re­ma­ta­do, de Joa­quín Gal­dós en el cuar­to de la tar­de, pe­ro la gen­te no se en­te­ró y la fae­na pa­só ca­si des­aper­ci­bi­da. Gal­dós hi­zo un to­reo con pu­re­za para un pú­bli­co de ayer que ha­ce pen­sar hoy que el gus­to de la afi­ción se va per­dien­do. Es de­cir, esa la­bor no fue apre­cia­da en to­da su di­men­sión por la afi­ción. Nues­tro pai­sano siem­pre nos mues­tra, co­mo ayer, una per­so­na­li­dad im­por­tan­te para ha­cer un to­reo pu­ro. En ese es­ti­lo per­sis­te, se­gu­ro lo va a per­fec­cio­nar y va a le­van­tar a los ten­di­dos. El to­reo de Joa­quín es para gen­te de buen gus­to, para una afi­ción pu­ris­ta, que sa­be del to­reo más be­llo, el cual no se ve ha­ce años en la Pla­za de Acho. El es­pa­ñol Ló­pez Si­món no se qui­so que­dar atrás, apro­ve­chó lo po­co que te­nían sus tres enemi­gos, es­tu­vo bien fren­te a sus opo­nen­tes pe­ro pe­có en pe­gar mu­chos pa­ses, al­gu­nos sin cla­se. Acla­ra­mos que vi­mos a un buen to­re­ro pe­ro las co­sas que hi­zo se vi­nie­ron aba­jo por la es­pa­da. De no ser así ha­bría mu­chas ore­jas para am­bos ma­ta­do­res. Me­dia pla­za de en­tra­da pe­ro hu­bo am­bien­te de fies­ta y ale­gría. La gen­te no sa­lió con­ten­ta por lo ocu­rri­do en el rue­do pe­ro sí muy tran­qui­la por­que así son los to­ros y un buen afi­cio­na­do lo sa­be per­fec­ta­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.