EE.UU. Y RU­SIA CE­DIÉN­DO­LE SU­PRE­MA­CÍA A CHI­NA

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - LUIS GAR­CÍA MIRÓ ELGUERA

El APEC (Fo­ro de Coo­pe­ra­ción Eco­nó­mi­ca Asia-Pa­cí­fi­co) fue es­ta­ble­ci­do en 1989. Ese año, Bob Haw­ke, en­ton­ces pri­mer mi­nis­tro aus­tra­liano, tu­vo la bri­llan­te ini­cia­ti­va de plan­tear una coo­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca más efi­caz en to­da la re­gión de la Cuen­ca del Pa­cí­fi­co. La pri­me­ra reunión de los lí­de­res de APEC (pre­si­den­tes y je­fes de Es­ta­do de ca­da na­ción miem­bro) se celebró el año 1993. Des­de en­ton­ces las au­to­ri­da­des y los em­pre­sa­rios de los 21 paí­ses aso­cia­dos se reúnen ca­da año. Su ob­je­ti­vo es ge­ne­rar ma­yor pros­pe­ri­dad en sus na­cio­nes. In­te­gran APEC Aus­tra­lia, Bru­nei Da­rus­sa­lam, Ca­na­dá, Chi­le, Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na, Hong Kon­gChi­na, In­do­ne­sia, Ja­pón, Ma­la­sia, Mé­xi­co, Nue­va Ze­lan­da. Pa­púa Nue­va Gui­nea, Pe­rú, Fi­li­pi­nas, Ru­sia; Sin­ga­pur; Co­rea; Tai­pe-Chi­na, Tai­lan­dia; Es­ta­dos Uni­dos y Viet­nam. A sus asam­bleas anua­les –las se­des se sor­tean; aun­que el Pe­rú ha si­do dos ve­ces an­fi­trión: en 2008 y 2016– se les iden­ti­fi­ca co­mo Cum­bre (Sum­mit en in­glés). Se ce­le­bran dos cum­bres si­mul­tá­neas en ca­da con­fe­ren­cia: la em­pre­sa­rial y la de los lí­de­res po­lí­ti­cos. Es­te año la Cum­bre APEC ha te­ni­do un sig­ni­fi­ca­do muy par­ti­cu­lar, de­bi­do a que la glo­ba­li­za­ción es­tá en la mi­ra de al­gu­nos po­lí­ti­cos –de na­cio­nes pri­mer­mun­dis­tas- que re­pro­chan el co­mer­cio glo­bal li­bre, eje del fe­no­me­nal desa­rro­llo que ha al­can­za­do el mun­do du­ran­te las úl­ti­mas dos dé­ca­das. Gran Bre­ta­ña con el Bre­xit y Es­ta­dos Uni­dos con la sú­bi­ta elec­ción de Do­nald Trump, han pues­to a la de­fen­si­va al res­to del mun­do Oc­ci­den­tal y asi­mis­mo a Ru­sia –con Vla­dí­mir Pu­tin co­mo vi­bran­te lí­der in­ter­na­cio­nal-, al igual que al gi­gan­te co­mu­nis­ta Chi­na, con Xi Jin­ping con­ver­ti­do en ada­lid del li­bre co­mer­cio pla­ne­ta­rio. Las ex­pec­ta­ti­vas por es­cu­char a Pu­tin y Jin­ping eran evi­den­tes. Igual­men­te oír a Ba­rack Oba­ma, quien en dos meses de­ja la pre­si­den­cia de EEUU. No só­lo se tra­ta­ba del in­te­rés de los lí­de­res po­lí­ti­cos por aten­der a las se­sio­nes en las que par­ti­ci­pa­rían es­tos tres ti­ta­nes de la po­lí­ti­ca mun­dial, sino asi­mis­mo exis­tía enor­me de­seo de los em­pre­sa­rios por aten­der a esas ex­qui­si­tas ci­tas pa­ra com­pul­sar el fu­tu­ro. Jin­ping, Pu­tin y Oba­ma es­tu­vie­ron ca­len­da­ri­za­dos pa­ra di­ser­tar el sá­ba­do pa­sa­do, du­ran­te me­dia ho­ra ca­da uno, de­lan­te del fo­ro de em­pre­sa­rios de APEC. Sin em­bar­go des­de el jue­ves co­rrió el ru­mor que los dos úl­ti­mos se caían del car­tel. Al fi­nal so­lo se hi­zo pre­sen­te Jin­ping quien, al mar­gen de de­mos­trar su ta­lan­te di­li­gen­te y se­rio al cum­plir pun­tual­men­te con el pro­gra­ma, trans­pi­ró una ca­li­dad de lí­der pla­ne­ta­rio que de­jó muy sa­tis­fe­cho al au­di­to­rio. Pu­tin y Oba­ma sen­ci­lla­men­te no asis­tie­ron a sus ci­tas al fo­ro em­pre­sa­rial APEC, sin brin­dar ex­pli­ca­ción al­gu­na. Se li­mi­ta­ron a re­unir­se con los de­más lí­de­res de APEC en el fo­ro po­lí­ti­co só­lo pa­ra pre­si­den­tes y je­fes de Es­ta­do. El au­sen­tis­mo de Ba­rack Oba­ma, pre­si­den­te de EE.UU., re­sul­ta par­ti­cu­lar­men­te ál­gi­do y preo­cu­pan­te. La na­ción más gran­de y po­de­ro­sa del or­be ce­dién­do­le su su­pre­ma­cía al gi­gan­te asiá­ti­co, ac­tual­men­te el se­gun­do país más vi­go­ro­so del pla­ne­ta fun­da­men­tal­men­te en la are­na co­mer­cial. Igual ocu­rrió con el desaire de Pu­tin, con­si­de­ran­do que Ru­sia es un país tras­cen­den­te en el te­rreno di­plo­má­ti­co-mi­li­tar mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.