IN­VER­SIÓN PÚ­BLI­CA: RA­PI­DEZ PE­RO CON CA­LI­DAD

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - AR­TU­RO BA­RRA ZAMALLOA

l nue­vo SNIP que aho­ra se lla­ma­rá “In­vier­te en el Pe­rú” pa­re­ce que­rer des­pe­jar des­de el nom­bre to­da du­da so­bre su sim­pli­fi­ca­ción y agi­li­dad ex­tre­mas. Acep­ta­do ello, lo que de­be pa­sar a ve­ri­fi­car­se en el cor­to y me­diano pla­zo es si, en es­te nue­vo mar­co, los pro­yec­tos son iden­ti­fi­ca­dos y eje­cu­ta­dos en me­no­res pla­zos y, lo más im­por­tan­te, si me­jo­ran su ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar bie­nes­tar en la gen­te. En es­tos as­pec­tos, to­da la ex­pe­rien­cia de los equi­pos de las ofi­ci­nas eva­lua­do­ras de pro­yec­tos (OPIs) y de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de In­ver­sión Pú­bli­ca (DGIP) del MEF, es más que su­fi­cien­te pa­ra di­se­ñar y rea­li­zar el se­gui­mien­to y eva­lua­ción de la nue­va in­ver­sión pú­bli­ca en es­te nue­vo es­que­ma. Por ello, se­ría muy pro­ve­cho­so que aque­llos equi­pos via­jen re­gu­lar­men­te a re­co­no­cer en el cam­po, el ti­po de in­ter­ven­cio­nes que se es­ta­rá eje­cu­tan­do y su ca­pa­ci­dad de en­tre­gar bie­nes y ser­vi­cios de ca­li­dad. Ello pues el ob­je­ti­vo úl­ti­mo es que la in­ver­sión pú­bli­ca ge­ne­re una ren­ta­bi­li­dad so­cial que ex­ce­da o, en el peor es­ce­na­rio, igua­le a la ta­sa so­cial de des­cuen­to que el an­ti­guo SNIP es­ti­mó en 9 %. En efec­to, a la so­cie­dad le cues­ta 9 % en­tre­gar­le di­ne­ro al Es­ta­do pa­ra la eje­cu­ción de pro­yec­tos pú­bli­cos; es el cos­to de opor­tu­ni­dad que asu­me aqué­lla en me­nor in­ver­sión, aho­rro o con­su­mo pri­va­dos cuan­do pa­ga im­pues­tos al Es­ta­do. Sin em­bar­go, cuan­do ese Es­ta­do, en cual­quier ni­vel de go­bierno, de­vuel­ve esos im­pues­tos por la vía de pro­yec­to inaca­ba­dos, con so­bre­cos­tos, mal eje­cu­ta­dos, sin de­man­da su­fi­cien­te o, sen­ci­lla­men­te, en la for­ma de par­ques a la ojo­ta o a la ma­ca, pa­la­cios, co­li­seos o es­ta­dios mu­ni­ci­pa­les, ca­rre­te­ras sin ma­yor trán­si­to, sin du­da la ren­ta­bi­li­dad so­cial no su­pe­rará ese 9 %. Cuan­do ello ocu­rre, co­mo país se es­tá des­tru­yen­do ri­que­za y se em­po­bre­ce. En­ton­ces se ha­cen per­ma­nen­te­men­te vi­si­bles las bre­chas de in­fra­es­truc­tu­ra que pa­re­cen nun­ca ce­rrar­se. Por ello, “In­vier­te en el Pe­rú” no so­lo de­be mo­ni­to­rear que el gas­to de in­ver­sión sea más rá­pi­do, que pue­de ser un re­sul­ta­do de pro­ce­sos de­sea­do, sino de­be ad­ver­tir y co­rre­gir cuan­do la in­ver­sión pú­bli­ca no ge­ne­re una ren­ta­bi­li­dad so­cial que ex­ce­da aquel 9 %, lo que im­po­si­bi­li­ta acu­mu­lar ri­que­za co­mo na­ción. Por ello, ya Adam Smith ha­bía di­cho ha­ce más de 200 años que “el ca­pi­tal de to­da una Na­ción de­be­rá tam­bién au­men­tar­se más pron­to al em­plear­se en aquel ra­mo que rin­da ma­yo­res uti­li­da­des a to­dos los ha­bi­tan­tes del país, co­mo que de es­ta suer­te se­rán ma­yo­res los so­bran­tes, o se po­drán ha­cer ma­yo­res aho­rros...”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.