NADINE, LA FAO Y LA QUINUA

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - FRAN­CIS­CO DIEZ-CANSECO TÁVARA (*)

Pa­ra quien, co­mo el que es­cri­be, tie­ne 30 años tra­ba­jan­do en el Al­ti­plano en la pro­mo­ción, pro­duc­ción y ex­por­ta­ción de quinua es par­ti­cu­lar­men­te in­dig­nan­te que ha­ya si­do pre­ci­sa­men­te la FAO la que de­sig­ne a un al­to car­go en Sui­za a la ex pri­me­ra da­ma, Nadine He­re­dia, quien, co­mo Em­ba­ja­do­ra de ese or­ga­nis­mo pa­ra nues­tro grano de oro y en su ca­li­dad de po­der de­trás del si­llón pre­si­den­cial, es res­pon­sa­ble pre­ci­sa­men­te de to­do lo con­tra­rio a lo que de­bió ha­cer: desatar una cri­sis sin pre­ce­den­tes en el cultivo de nues­tro ce­real an­ces­tral. Des­de el pro­pio lan­za­mien­to del Año In­ter­na­cio­nal de la Quinua -al que asis­tí en Nue­va York a fi­nes del 2013- fue vi­si­ble la fri­vo­li­dad e ig­no­ran­cia con la que la Sra. He­re­dia de Hu­ma­la ma­ne­jó el te­ma. En el dis­cur­so que pro­nun­ció, se­gu­ra­men­te mal ase­so­ra­da pe­ro, sin du­da, sin in­ten­tar pe­ne­trar un cen­tí­me­tro en el fon­do del asun­to, fue evi­den­te lo que lue­go ocu­rrió: de­ma­go­gia ba­ra­ta, po­li­ti­que­ría crio­lla, fal­ta de asis­ten­cia téc­ni­ca y una orien­ta­ción gu­ber­na­men­tal desas­tro­sa que ha he­cho un tre­men­do da­ño a to­do el sec­tor. El lan­za­mien­to de Pro Quinua pa­ra in­cen­ti­var el cultivo de la quinua en la Cos­ta, con el ob­je­to de sus­ti­tuir al del arroz que con­su­me mu­cho más agua, es un ejem­plo clá­si­co de lo que ja­más de­be ha­cer el Es­ta­do: se pro­du­jo cer­ca de 30 mil to­ne­la­das de quinua lle­na de quí­mi­cos que la tor­na­ban inex­por­ta­ble y, al ocu­rrir es­to, di­cha pro­duc­ción si­gue sien­do ven­di­da en el mer­ca­do in­terno a pe­que­ños pro­duc­to­res de quinua or­gá­ni­ca de la Sie­rra con­ta­mi­nan­do su pro­duc­ción y crean­do gra­ves pro­ble­mas a los ex­por­ta­do­res. Más aún, el Go­bierno ja­más reali­zó un es­tu­dio de mer­ca­do pa­ra ve­ri­fi­car la via­bi­li­dad de au­men­tar la pro­duc­ción de quinua en el Pe­rú a los ni­ve­les a los cua­les ha lle­ga­do, ge­ne­ran­do, pri­me­ra­men­te, un in­cre­men­to des­me­di­do de los pre­cios y lue­go una caí­da ver­ti­cal con los efec­tos con­si­guien­tes. Va­le la pe­na re­cor­dar que la Sra. He­re­dia reali­zó una vi­si­ta a Puno pa­ra alen­tar a los pro­duc­to­res a que in­cre­men­ta­ran los pre­cios en el cam­po con el cuen­to de que ya era ho­ra que los ex­por­ta­do­res se me­tan la mano al bol­si­llo, pa­ra lue­go re­gre­sar a Li­ma a de­cir que de­bi­do al au­men­to de pre­cios pro­vo­ca­do por los ex­por­ta­do­res ya las cla­ses po­pu­la­res no po­dían com­prar quinua. Lo cual era y si­gue sien­do to­tal­men­te fal­so en un es­ce­na­rio en el que los cam­pe­si­nos ya ga­na­ban 300 por cien­to. Hay mu­cho por agre­gar so­bre es­te pe­no­so te­ma pe­ro es­tá cla­ro que la Sra. He­re­dia de Hu­ma­la no es­tá ca­pa­ci­ta­da pa­ra ejer­cer el car­go que le han da­do en la FAO. Eso también se lla­ma co­rrup­ción.

(*) Pre­si­den­te de Pe­rú Na­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.