EL CIBERCAPITALISMO

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - RAÚL CHANAMÉ OR­BE

La den­sa teo­ría de Marx po­seía un nú­cleo que ha si­do desoí­do por sus pro­pios se­gui­do­res: la tecnología de­ter­mi­na el pre­cio, el mo­do de pro­duc­ción de­ter­mi­na la ideo­lo­gía. Pa­ra el au­tor de “El Ca­pi­tal”, el in­dus­tria­lis­mo es­ta­ba de­ter­mi­na­do por el tor­ni­llo, la trac­ción y el va­por. Marx no co­no­ció la elec­tri­ci­dad. Hoy el tor­ni­llo del sis­te­ma eco­nó­mi­co es el chip (mi­cro­pro­ce­sa­do­res), sin es­te no exis­ti­ría el ce­lu­lar, el DNI elec­tró­ni­co ni el di­ne­ro di­gi­tal o bit­coin. El jean Le­vi na­ció en la pri­me­ra ola del ca­pi­ta­lis­mo (1853), hoy sus va­que­ros son compu­tari­za­dos en sus di­se­ños, pro­duc­ción y ven­ta glo­bal. Pa­só el tiem­po de los Roc­ke­fe­ller o Ford, hoy li­de­ran el ran­king de For­bes: Bill Ga­tes (Mi­cro­soft), Jeft Be­zos (Ama­zon) y Larry Elli­son (Ora­cle). En Wall Street el ín­di­ce Dow Jo­nes se mi­de por el Nas­daq, que es la bol­sa tec­no­ló­gi­ca, que mar­ca el rum­bo del nue­vo ca­pi­ta­lis­mo. Des­per­ta­mos con un re­loj di­gi­tal, nos ba­ña­mos en una du­cha co­nec­ta­da, desa­yu­na­mos gra­cias al mi­cro­on­das, va­mos al tra­ba­jo en un ta­xi Uber, mar­ca­mos el in­gre­so al tra­ba­jo con cla­ve di­gi­tal, co­ge­mos nues­tra PC que mi­de nues­tra pro­duc­ti­vi­dad y pa­ra re­la­jar­nos va­mos a bus­car “po­ke­mo­nes”. Es la electrónica del con­su­mo y el tra­ba­jo. Ser y de­be ser jun­tos. El úl­ti­mo ci­ber­de­li­to, el ata­que pro­gra­ma­do a múl­ti­ples webs de uso co­mún afec­tó a 1,000 mi­llo­nes de usua­rios de 100 paí­ses por 24 ho­ras, pa­ra­li­zan­do uni­ver­si­da­des, mi­nis­te­rios, tien­das, hos­pi­ta­les, em­pre­sas, etc. To­do in­di­ca que la III Gue­rra Mun­dial ten­drá co­mo cam­po de ba­ta­lla la red a tra­vés de virus di­gi­ta­les. La Me­ca de es­te sis­te­ma es el Si­li­con Va­lley, y su pro­fe­ta es Mark Zuc­ker­berg, el due­ño de Fa­ce­book, quien no ha­ce dis­cur­sos sino le bas­ta un What­sApp. La so­cie­dad in­for­má­ti­ca es inex­pli­ca­ble sin Goo­gle, Twit­ter o Yahoo. El mi­cro­chip ha im­pul­sa­do la na­no­tec­no­lo­gía, la ro­bó­ti­ca y la ci­ber­né­ti­ca, que trans­for­man de­fi­ni­ti­va­men­te el tra­ba­jo y la con­cien­cia post­mo­der­na. Apa­re­ce­rán re­tos y pro­ble­mas, la ro­bó­ti­ca anu­la­rá mi­llo­nes de tra­ba­jos tra­di­cio­na­les y au­men­ta­rá la pro­duc­ti­vi­dad de los geeks (co­nec­ta­dos) más ca­li­fi­ca­dos, cu­yo jor­nal se­rá de me­nos de 4 ho­ras dia­rias. So­lo con ello se po­dría crear un sú­per ro­bot pa­ra el 2030, co­mo lo anun­cia Ray­mond Kurz­will, que en el 2040 po­dría po­ner al pri­mer hom­bre en Mar­te. El ge­nio de Marx se equi­vo­có so­bre el in­mi­nen­te fin del ca­pi­ta­lis­mo in­dus­trial, y no pu­do pre­ver -co­mo Isaac Asi­mov o Carl Sa­gan- la evo­lu­ción del cibercapitalismo que tras­cen­de­ría la fá­bri­ca y la pro­pia tie­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.