JUS­TI­CIA HIS­TÓ­RI­CA PA­RA EL GE­NE­RAL ODRÍA

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - JAI­ME MI­RAN­DA SOU­SA DÍAZ

El pre­sen­te ajus­ta a la reali­dad his­tó­ri­ca el ar­tícu­lo so­bre Ma­nuel Ar­tu­ro Odría, que es­cri­bió el ana­lis­ta po­lí­ti­co Juan Luis Orre­go y pu­bli­có El Co­mer­cio, el 20 de no­viem­bre. Es­te ar­tícu­lo ca­re­ce de rigor his­tó­ri­co por­que su au­tor sus­ten­ta al­gu­nas de sus opi­nio­nes en un pa­sa­je de la no­ve­la “Con­ver­sa­ción en La Ca­te­dral” es­cri­ta por el no­ve­lis­ta y no his­to­ria­dor Var­gas Llo­sa, que tie­ne una apa­sio­na­da ani­mad­ver­sión con­tra Odría y por­que, con ma­lig­ni­dad, ca­li­fi­ca de in­me­re­ci­do pri­vi­le­gio el que los res­tos del ex­pre­si­den­te es­tén en­te­rra­dos en la Ca­te­dral de Tar­ma y que, el 26 de no­viem­bre, día del na­ta­li­cio del ge­ne­ral, se con­me­mo­re, en Tar­ma, “el Día de la Gra­ti­tud”. Con una pa­sión que lo ale­ja de ser his­to­ria­dor, Orre­go lla­ma “mo­les de ce­men­to” al Hos­pi­tal del Em­plea­do (has­ta hoy, el me­jor del Pe­rú), Es­ta­dio Na­cio­nal, Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da, Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y de las gran­des uni­da­des es­co­la­res, hoy apo­da­das co­le­gios em­ble­má­ti­cos, di­ce que “pa­re­cen cuar­te­les”. Tam­bién, pa­ra des­me­re­cer la in­men­sa obra de Odría en el sec­tor vi­vien­da, in­clu­yen­do el Cen­tro Va­ca­cio­nal Huam­pa­ní, afir­ma que “fue con­ti­nua­ción de la po­lí­ti­ca an­te­rior”, he­cho que, por ser cier­to, es un mé­ri­to de su go­bierno. Tam­bién le qui­ta va­lor a la crea­ción del sa­la­rio do­mi­ni­cal, Se­gu­ro So­cial del Em­plea­do, el vo­to de la mu­jer y lla­ma “fes­tín” a la re­co­no­ci­da obra so­cial de Do­ña Ma­ría Delgado de Odría. Sus­ten­ta sus ses­ga­das opi­nio­nes, trans­cri­bien­do el sen­tir del de­rro­ca­do Bus­ta­man­te y Ri­ve­ro: “fue el sis­te­ma de asig­nar los con­tra­tos de obras pú­bli­cas y otros ne­go­cios del Es­ta­do la lla­ve de la co­rrup­ción du­ran­te el Oche­nio”, ca­llan­do que fue Bus­ta­man­te el que ge­ne­ró una in­sos­te­ni­ble co­rrup­ción crean­do es­tan­qui­llos pa­ra con­tro­lar pre­cios y cer­ti­fi­ca­dos de di­vi­sas pa­ra con­tro­lar la te­nen­cia de dó­la­res, ocul­ta tam­bién que fue Bus­ta­man­te y no Odría quien, aten­tan­do con­tra la Constitución, pu­so fue­ra de la ley al Apra. Orre­go, sin es­gri­mir prue­bas, se re­fie­re a un su­pues­to en­ri­que­ci­mien­to de Odría y sus ami­gos lla­man­do “fun­do Odría” a la ca­sa que, co­mo cons­ta en los RR.PP., fue re­ga­la­da por los cons­truc­to­res pe­rua­nos en agra­de­ci­mien­to a su po­lí­ti­ca de ha­cer que to­das las obras de su go­bierno sean cons­trui­das por em­pre­sas pe­rua­nas (el Hos­pi­tal del Em­plea­do fue cons­trui­do so­lo por pe­rua­nos). Fi­nal­men­te, re­to al po­li­tó­lo­go Juan Luis Orre­go a pu­bli­car, si tie­ne co­ra­je, los nom­bres de quie­nes se la re­ga­la­ron, se­gún él, pa­ra en­ri­que­cer­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.