ZAVALALANDIA

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - PHI­LLIP BUTTERS

Ca­da vez que veo y es­cu­cho a un buen ti­po co­mo Fer­nan­do Za­va­la me pre­gun­to si es cons­cien­te de que su car­go es pri­mer mi­nis­tro del Pe­rú, o si cree que él vi­ve y mo­ra en “Zavalalandia”. En esa tie­rra tan her­mo­sa y prós­pe­ra no exis­te el Có­di­go Pe­nal, lo que se es­ti­la son las “Me­sas de Diá­lo­go” en don­de se ne­go­cian los de­li­tos y chan­ta­jes a cam­bio de la po­se­sión de la pro­pie­dad pú­bli­ca y pri­va­da, es de­cir, si to­mas la ca­rre­te­ra a Las Bam­bas, blo­queas el trá­fi­co de cual­quier río cer­ca de Sa­ra­mu­ri­llo, ha­ces al­ga­ra­das en la Pla­za de Ar­mas de Are­qui­pa, o se­cues­tras la vía del tren a Ma­chu Pic­chu, siem­pre ten­drás a un mi­nis­tro de Es­ta­do o al pro­pio pre­mier dis­pues­to a pe­dir­te en voz ba­ji­ta que no le gri­tes tan­to, que no ti­res tan­tas pie­dras y que no con­tra­tes tan­to hua­ra­que­ro pa­ra aten­tar con­tra la vi­da, cuer­po y salud de los po­li­cías o pa­ra pro­tes­tar por tus siem­pre le­gí­ti­mas pe­ro ile­ga­les as­pi­ra­cio­nes. En “Zavalalandia” el IGV a 17 % ¡im­por­ta! y el de 16 % ¡uf!, el “des­tra­be” es el ver­bo de mo­da, es lo “cool”, po­ne, ¡Oe lo­co! Cier­ta­men­te es esa tie­rra del nun­ca ja­más, no hay pro­tes­tas mé­di­cas, los ser­vi­cios de ci­tas y ope­ra­cio­nes an­dan sú­per ba­cán y los bo­ti­qui­nes de los hos­pi­ta­les es­tán tan bien sur­ti­dos co­mo la me­jor ca­va de vi­nos, har­to Cha­teau Mar­got y Ve­ga Si­ci­lia por hec­to­li­tros. De nin­gu­na ma­ne­ra en “Zavalalandia” hay asal­tos a ban­cos ni cen­tros co­mer­cia­les, no aga­rran a com­ba­zos nin­gu­na re­lo­je­ría, y to­do el mun­do es muy res­pe­tuo­so de la vi­da de los fis­ca­les. Ni qué de­cir so­bre la red de agua po­ta­ble de es­ta hi­per­flui­da tie­rra, es tal la ca­li­dad del lí­qui­do ele­men­to que van a ha­cer unos Pa­na­me­ri­ca­nos re­gios y en “Zavalalandia” se van a gas­tar ¡1,200 mi­llo­nes de dó­la­res! y de he­cho van a cons­truir po­zas de re­mo y ve­ló­dro­mos con pi­le­tas cen­tra­les pa­ra de­lei­te de los mi­llo­nes de afi­cio­na­dos a tan ma­si­vas dis­ci­pli­nas, y es que en “Zavalalandia” el de­por­te im­por­ta más que la salud, es que no hay gen­te en­fer­ma, un po­co des­con­ten­ta no­más. En “Zavalalandia” no ha caí­do el con­su­mo de ali­men­tos, ni la ven­ta de ca­rros, ni la ven­ta de ca­sas y de­par­ta­men­tos, la cla­se me­dia no es­tá so­bre­en­deu­da­da y los prin­ci­pa­les in­ver­sio­nis­tas no es­tán preo­cu­pa­dos, des­pués de to­do, te­ne­mos un “equi­po de lu­jo” que eje­cu­ta un plan de go­bierno “Pret a Por­ter”. No hay ne­go­cia­dos, no exis­ten gor­go­jos, ni mi­nis­tros enamo­ra­dos, to­dos es­tán fo­ca­li­za­dos en sus queha­ce­res, y se han me­ti­do tan­to en sus te­mas que na­die se dio cuen­ta que la ex­pre­si­den­ta del Pe­rú Na­di­ne He­re­dia se ha ido a com­prar per­so­nal­men­te los cho­co­la­tes Go­di­va que an­tes go­rrea­ba a sus ami­gas. En “Zavalalandia” los ni­ños de Cus­co, Puno, Aya­cu­cho, Are­qui­pa, Mo­que­gua, Huan­ca­ve­li­ca y Tac­na tie­nen luz en sus ca­sas y se ba­ñan con agua ca­lien­ti­ta. Las amas de ca­sa co­ci­nan y hor­nean a gas y los pa­pis de “Zavalalandia” tie­nen su ca­rro a GNV, tal es así que van a in­ter­co­nec­tar a la red eléc­tri­ca con la de Chi­le, su “her­mano país”, es que “bi­lle­te­ra ma­ta cual­quier co­sa”, has­ta las prio­ri­da­des na­cio­na­les. Des­pués que no se que­jen cuan­do los co­mu­nis­tas go­bier­nen y des­tro­cen lo avan­za­do en 25 años, en “Zavalalandia” eso no pa­sa, eso so­lo pa­sa en paí­ses co­mo en el Pe­rú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.