Con nue­vo se­cre­ta­rio ge­ne­ral

Diario Expreso (Peru) - - Editorial -

Se­gui­mos de cer­ca la crisis en los par­ti­dos po­lí­ti­cos más an­ti­guos del Pe­rú (el Par­ti­do Apris­ta, Ac­ción Po­pu­lar y el PPC), y en ge­ne­ral de to­das las or­ga­ni­za­cio­nes po­lí­ti­cas que to­da­vía es­tán le­jos de cons­ti­tuir­se en en­tes “bi­sa­gra” en­tre los ciu­da­da­nos y la ad­mi­nis­tra­ción del Estado, pues se evi­den­cia que ni si­quie­ra son sos­te­ni­bles en el tiem­po an­te la au­sen­cia de doc­tri­na, de bue­nos di­ri­gen­tes y mi­li­tan­tes ver­da­de­ros. Pen­sa­mos que no po­de­mos per­der de vis­ta el se­gui­mien­to a es­ta cla­se de te­mas pues­to que cree­mos en la de­mo­cra­cia, con­fia­mos en el for­ta­le­ci­mien­to ins­ti­tu­cio­nal y es­ta­mos con­ven­ci­dos de la ur­gen­cia de la re­no­va­ción po­lí­ti­ca que de­be exis­tir en nues­tro país. En es­te mar­co, no era aus­pi­cio­so que los par­ti­dos más ve­tus­tos, y que se su­po­ne son los más ex­pe­ri­men­ta­dos, es­tu­vie­ran con es­can­da­lo­sos pro­ce­sos abier­tos an­te el Ju­ra­do Na­cio­nal de Elec­cio­nes, peor cuan­do el cues­tio­na­mien­to ha ge­ne­ra­do pe­leas in­tes­ti­nas, en­fren­ta­mien­to de di­ri­gen­tes y acu­sa­cio­nes de fal­ta de de­mo­cra­cia in­ter­na. En­ci­ma de es­to el ce­lo per­so­nal o las ar­go­llas den­tro de AP, PAP y PPC no ha­cía que las co­sas se re­me­dia­ran en un san­tia­mén. No obs­tan­te, pa­re­ce que las co­sas den­tro del par­ti­do del Arq. Fer­nan­do Belaunde se or­de­nan más rá­pi­do y me­jor, so­bre to­do aho­ra que aca­ba de ju­ra­men­tar como nue­vo se­cre­ta­rio ge­ne­ral de AP el con­gre­sis­ta Ed­mun­do del Águi­la. Di­cho sea de pa­so, pa­ra un par­ti­do no hay na­da me­jor que se res­pe­te el cla­mor de las ba­ses, que las de­ci­sio­nes se adop­ten de­mo­crá­ti­ca­men­te y se pla­ni­fi­que el desa­rro­llo de ac­ti­vi­da­des, sien­do las más im­por­tan­tes el de par­ti­ci­par en elec­cio­nes pre­sen­tan­do an­te el ciu­da­dano pro­gra­mas de go­bierno res­pon­sa­bles. La re­no­va­ción de cua­dros de­be­ría ser una cons­tan­te en to­dos los par­ti­dos del país y de­be­rían ser tam­bién es­cue­las po­lí­ti­cas que pon­gan más én­fa­sis en la lu­cha contra la co­rrup­ción y la in­mo­ra­li­dad pú­bli­ca. La vi­da par­ti­da­ria ja­más de­be­ría es­tar ale­ja­da de la prác­ti­ca de va­lo­res y prin­ci­pios, con los cua­les los di­ri­gen­tes y mi­li­tan­tes po­drán de­mo­ler sin con­tra­tiem­pos el opor­tu­nis­mo y las fac­cio­nes elec­to­re­ras que a na­da bueno con­du­cen. Fi­nal­men­te, rei­te­ra­mos an­te los par­ti­dos del Pe­rú que de­ben ha­cer un es­fuer­zo por or­de­nar­se ad­mi­nis­tra­ti­va y fi­nan­cie­ra­men­te pa­ra aca­bar con el clien­te­la­je po­lí­ti­co, así como pon­de­rar la im­por­tan­cia de las ideas, los pla­nes pro­gra­má­ti­cos y la for­ma­ción de cua­dros, de­bien­do pre­va­le­cer los par­ti­dos más or­ga­ni­za­dos y dis­ci­pli­na­dos en el ám­bi­to na­cio­nal pa­ra lo cual ten­drán que tra­ba­jar mu­cho en la re­cu­pe­ra­ción de sus ba­ses que an­ta­ño te­nían en pro­vin­cias, va­cío que aho­ra se ha cu­bier­to con un caos de par­ti­dos y mo­vi­mien­tos re­gio­na­les.

Rei­te­ra­mos an­te los par­ti­dos del Pe­rú que de­ben ha­cer un es­fuer­zo por or­de­nar­se ad­mi­nis­tra­ti­va y fi­nan­cie­ra­men­te pa­ra aca­bar con el clien­te­la­je po­lí­ti­co".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.