“SO­BRA MIE­DO Y FAL­TA CO­RA­JE AN­TE LA COR­TE IDH”

RAFAEL REY PI­DE A AU­TO­RI­DA­DES RE­CHA­ZAR AVASALLAMIENTO

Diario Expreso (Peru) - - PORTADA - RO­BER­TO SÁN­CHEZ R. ro­bert­to­san­chez7@gmail.com

Tan­to la Co­mi­sión co­mo la Cor­te IDH do­ble­gan so­be­ra­nías po­co a po­co y van mi­dien­do reac­cio­nes.

¿Qué opi­na que la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos (Cor­te IDH) ha­ya or­de­na­do al Con­gre­so ar­chi­var la acu­sa­ción cons­ti­tu­cio­nal con­tra cua­tro ma­gis­tra­dos del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal (TC)?

Me pa­re­ce una bar­ba­ri­dad, una abe­rra­ción, pe­ro no me sorprende. Esa Cor­te, que al­gu­nos lla­man erró­nea­men­te “cor­te su­pra­na­cio­nal”, y que no es sino “su­ple­to­ria”, es­tá do­mi­na­da por de­ter­mi­na­das ideo­lo­gías que la “ca­via­ra­da” in­ter­na­cio­nal pre­ten­de im­po­ner a nues­tros paí­ses, in­clu­si­ve en con­tra de la opi­nión ma­yo­ri­ta­ria de la po­bla­ción. Por eso ha­ce años, con Jo­sé Bar­ba, plan­tea­mos en el Con­gre­so el re­ti­ro de la com­pe­ten­cia con­ten­cio­sa de la Cor­te, y lo se­gui­mos pi­dien­do aho­ra ca­da vez que po­de­mos.

-¿Por qué sa­lir­nos de es­ta ins­tan­cia?

Tan­to la Co­mi­sión co­mo la Cor­te IDH ava­sa­llan so­be­ra­nías po­co a po­co y van mi­dien­do reac­cio­nes. Au­to­ri­da­des in­ge­nuas, en el me­jor de los ca­sos, pe­ro apo­ca­das y co­bar­des pre­fie­ren su co­mo­di­dad y tie­nen mie­do de en­fren­tar­se a las crí­ti­cas de los “po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­tos”. Fal­sos lí­de­res, unos y otros, los que es­tán aho­ra en el po­der y los que ven­drán des­pués a pe­dir el vo­to pa­ra ser ele­gi­dos. So­bra mie­do y fal­ta co­ra­je, mien­tras los ciu­da­da­nos que su­fren las con­se­cuen­cias de los abu­sos de esa “cor­te” –es­pe­cial­men­te los mi­li­ta­res– se in­dig­nan y no tie­nen quién le­van­te la voz por ellos.

-¿Có­mo em­pe­zó es­te pro­ble­ma en el ca­so El Fron­tón?

Los ma­ri­nos afec­ta­dos por la fal­sa de­nun­cia so­bre el lla­ma­do ca­so El Fron­tón pre­sen­ta­ron un re­cur­so an­te el TC­pa­ra que es­te se pro­nun­cia­ra res­pec­to de la pre­ten­sión de abrir nue­va­men­te el jui­cio ya ar­chi­va­do, y el TC,en una sen­ten­cia de cua­tro vo­tos con­tra dos, en el año 2013, re­sol­vió que el jui­cio no po­día ser reabier­to. Fue­ra del pla­zo es­ta­ble­ci­do (…) tres ONG de de­re­chos hu­ma­nos, las de siem­pre, IDL, Apro­deh y la CNDDHH, y un pro­cu­ra­dor, nin­guno de los cua­les po­día ha­cer­lo por­que no ha­bían si­do par­te del proceso, pre­sen­ta­ron un re­cur­so so­li­ci­tan­do una co­rrec­ción de un su­pues­to error “ma­te­rial” en la sen­ten­cia. En el 2017, cuan­do la sen­ten­cia te­nía cua­tro años en ca­li­dad de co­sa juz­ga­da, los cua­tro ma­gis­tra­dos en cues­tión [Ma­ria­ne­lla Le­des­ma, Car­los Ra­mos, Ma­nuel Miranda y Eloy Es­pi­no­sa-Sal­da­ña], ac­tuan­do de for­ma es­can­da­lo­sa­men­te pre­va­ri­ca­do­ra, cam­bian el sen­ti­do del vo­to de un ma­gis­tra­do que ya no era miem­bro del TC y con­si­de­ran que la vo­ta­ción de cua­tro con­tra dos, se­gún ellos, se con­ver­tía en em­pa­te y, en­ton­ces, con­tan­do do­ble­men­te el vo­to del en­ton­ces pre­si­den­te del TC [Ver­ga­ra Go­te­lli] sos­tie­nen que la sen­ten­cia de­bía in­ter­pre­tar­se al re­vés, es de­cir, que sí se tra­ta­ba de de­li­to de le­sa hu­ma­ni­dad y que el jui­cio po­día re­abrir­se. Des­de el pun­to de vis­ta ju­rí­di­co, lo que hi­cie­ron esos cua­tro ma­gis­tra­dos cons­ti­tu­ye una de las vio­la­cio­nes más gra­ves a la seguridad ju­rí­di­ca y al Estado de De­re­cho en la his­to­ria del Pe­rú en un ré­gi­men de­mo­crá­ti­co.

SI EL GO­BIERNO NO PRO­TES­TA Y EL CON­GRE­SO NO REAC­CIO­NA [AN­TE LA COR­TE IDH], SE­RÍA MISERABLEMENTE VER­GON­ZO­SO.

-¿Por qué el in­te­rés pa­ra que sea ca­li­fi­ca­do de le­sa hu­ma­ni­dad?

Pa­ra te­ner la fal­sa ex­cu­sa de de­cir que el su­pues­to de­li­to no ha pres­cri­to. Y la ex­cu­sa es fal­sa por lo si­guien­te: cuan­do el Pe­rú se ad­hi­rió a la Con­ven­ción de Im­pres­crip­ti­bi­li­dad de De­li­tos de Le­sa Hu­ma­ni­dad lo hi­zo con una re­ser­va o con­di­ción ex­pre­sa, con­for­me al ar­tícu­lo 103º de la Cons­ti­tu­ción que prohí­be la re­tro­ac­ti­vi­dad pe­nal, que nues­tra ad­he­sión solo se­ría vá­li­da pa­ra los de­li­tos de le­sa hu­ma­ni­dad que se co­me­tie­ran des­pués del 9 de no­viem­bre de 2003. Así que solo hay dos es­ce­na­rios: o nos con­si­de­ran fir­man­tes de la Con­ven­ción y en­ton­ces tie­nen que res­pe­tar nues­tra re­ser­va, o no res­pe­tan nues­tra re­ser­va, en cu­yo ca­so no pue­den con­si­de­rar al Pe­rú co­mo miem­bro de la

Con­ven­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.