Un mun­do so­bre­en­deu­da­do

Diario Expreso (Peru) - - OPINIÓN - LUIS GAR­CÍA MI­RÓ ELGUERA

Un se­su­do ar­tícu­lo de David Fernández pu­bli­ca­do por El País po­ne so­bre el ta­pe­te un se­cre­to a vo­ces que preo­cu­pa se­ria­men­te al mun­do de la eco­no­mía. “Us­ted y yo es­ta­mos sen­ta­dos so­bre una mon­ta­ña de deu­da pú­bli­ca y pri­va­da, La alí­cuo­ta pa­ra ca­da ha­bi­tan­te del pla­ne­ta es de 21,866 eu­ros (…). Una fac­tu­ra que as­cien­de a 164 bi­llo­nes (mi­llo­nes de mi­llo­nes) de dó­la­res, can­ti­dad equi­va­len­te al 225 % del PBI mun­dial”. Así de dra­má­ti­co em­pie­za el tex­to que co­men­ta­mos. Por­que ha­ce ape­nas una dé­ca­da ex­plo­tó la eco­no­mía mun­dial tras la quie­bra de fir­mas con­si­de­ra­das mi­tos co­mo Bear Stearns, AIG; Ge­ne­ral Mo­tors. Aun­que la que mar­có his­to­ria fue el co­lap­so del ti­tán de las fi­nan­zas Leh­man Brot­hers. To­do fue con­se­cuen­cia de crac del la ban­ca y el es­ta­lli­do de la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria nor­te­ame­ri­ca­na, cu­yos efec­tos in­me­dia­tos se ex­ten­die­ron uni­ver­sal­men­te. El mun­do se pa­ra­li­zó aquel agos­to de 2008. Los sui­ci­dios es­tu­vie­ron a la or­den del día. Y las con­se­cuen­cias del rom­pi­mien­to de la ca­de­na de pa­gos mun­dial fue­ron sim­ple­men­te de­vas­ta­do­ras. El des­con­cier­to se apo­de­ró de los ban­cos cen­tra­les. Des­de la ban­ca­rro­ta de 1929 el mun­do no ha­bía vi­vi­do al­go si­mi­lar. Ni si­quie­ra du­ran­te o des­pués de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Los gu­rús de la ban­ca ape­la­ron a to­da suer­te de re­cur­sos pa­ra evi­tar que la quie­bra se ex­pan­die­ra in­ter­na­cio- nal­men­te co­mo reguero de pól­vo­ra. Aque­llo lle­vó a las ca­be­zas de la Fed – el om­bli­go del mun­do en ma­te­ria de fi­nan­zas– a idear una sa­li­da: emi­tir di­ne­ro inor­gá­ni­co co­lo­can­do en ce­ro las ta­sas de in­te­rés. Ha­bía que reac­ti­var la eco­no­mía mun­dial sí o sí. “Vi­vir a cré­di­to fue la sa­li­da na­tu­ral de la cri­sis fi­nan­cie­ra”, ex­pli­ca Fernández. Y co­men­ta: “Los prés­ta­mos con­ce­di­dos con fa­ci­li­da­des (ta­sa de in­te­rés ce­ro o cer­ca­na a ce­ro) han per­mi­ti­do su­fra­gar los des­equi­li­brios de las cuen­tas pú­bli­cas y re­ani­mar el cre­ci­mien­to. Pe­ro con­vie­ne no tras­pa­sar de­ter­mi­na­das lí­neas ro­jas. Un ni­vel de apa­lan­ca­mien­to ja­más vis­to des­de la II Gue­rra Mun­dial es una bom­ba de re­lo­je­ría que pue­de es­ta­llar en cual­quier mo­men­to. Argentina e Ita­lia son dos ejem­plos re­cien­tes de lo fá­cil que re­su­ci­tan los fan­tas­mas mal en­te­rra­dos (…). Con el tiem­po, la deu­da de­ja de es­ti­mu­lar la ac­ti­vi­dad. Ca­da vez se ne­ce­si­ta más acu­mu­la­ción de prés­ta­mos pa­ra ge­ne­rar un pun­to por­cen­tual de PIB adi­cio­nal (…). Por aho­ra el cre­ci­mien­to glo­bal es ro­bus­to, el des­em­pleo se re­du­ce y los ti­pos de in­te­rés si­guen ba­jos. To­do ha­ce que el au­men­to de la deu­da sea ma­ne­ja­ble, pe­ro si hu­bie­se una des­ace­le­ra­ción ines­pe­ra­da o un rá­pi­do au­men­to del pre­cio del di­ne­ro, es­ta si­tua­ción pla­cen­te­ra se bo­rra­ría al ins­tan­te (…). Más de un ter­cio de las eco­no­mías avan­za­das, por ejem­plo, de­ben co­mo mí­ni­mo el equi­va­len­te al 86 % del ta­ma­ño de su eco­no­mía, el tri­ple que el año 2000”, agre­ga el ar­ti­cu­lis­ta, re­cor­dán­do­nos que ocu­rre pre­ci­sa­men­te cuan­do la Re­ser­va Fe­de­ral de­ci­de re­du­cir su ex­po­si­ción y su­bir la ta­sa de in­te­rés. Ayer la si­tuó en­tre 1.75 % y 2 %.

En­tre tan­to, cortesía de la du­pla Hu­ma­la-PPK, nues­tra eco­no­mía si­gue des­ace­le­ra­da, e in­cre­men­tán­do­se nues­tros dé­fi­cits (deu­da in­ter­na/ex­ter­na) por di­la­pi­da­cio­nes co­mo Re­fi­ne­ría Ta­la­ra, Jue­gos Pan­ame­ri­ca­nos, Lí­nea 2, etc.

En­tre tan­to, cortesía de la du­pla Hu­ma­la-PPK, nues­tra eco­no­mía si­gue des­ace­le­ra­da, e in­cre­men­tán­do­se nues­tros dé­fi­cits (deu­da in­ter­na/ ex­ter­na) por di­la­pi­da­cio­nes co­mo Re­fi­ne­ría Ta­la­ra, Jue­gos Pan­ame­ri­ca­nos, Lí­nea 2, etc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.