GUE­RRA avi­sa­da

“Exis­te de­ses­pe­ra­ción en el Eje­cu­ti­vo por sa­car a Pe­dro Chá­varry, lo cual po­dría in­di­car te­mor an­te las in­ves­ti­ga­cio­nes fis­ca­les que se efec­túan en torno a PPK”

Diario Expreso (Peru) - - PORTADA - MA­RÍA TE­RE­SA GAR­CÍA

CÉ­SAR VI­LLA­NUE­VA “El Eje­cu­ti­vo di­sol­ve­rá el Par­la­men­to cuan­do se ha­yan ago­ta­do to­das las po­si­bi­li­da­des” VE­LÁS­QUEZ QUESQUÉN “El ob­je­ti­vo es ce­rrar el Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca, a tra­vés del me­ca­nis­mo de cues­tión de con­fian­za”

To­do in­di­ca que el co­na­to fi­nal de la cri­sis po­lí­ti­ca ac­tual se acer­ca. Y es que el con­gre­sis­ta aprista y ex­pre­mier Ja­vier Ve­lás­quez Quesquén ad­vir­tió en­fá­ti­co que el pre­si­den­te Mar­tín Viz­ca­rra tie­ne por ob­je­ti­vo ce­rrar el Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca en las pró­xi­mas se­ma­nas a tra­vés del me­ca­nis­mo de la cues­tión de con­fian­za y apro­ve­chan­do su po­pu­la­ri­dad en las en­cues­tas a cos­ta de con­fron­tar y ata­car al Po­der Le­gis­la­ti­vo.

De for­ma que, co­mo di­ce el ana­lis­ta Ri­car­do Vás­quez Kun­ze, "la suer­te es­tá echa­da y no hay mar­cha atrás" pa­ra el Con­gre­so, so­bre to­do con la de­ten­ción de la líder de Fuer­za Po­pu­lar, Kei­ko Fu­ji­mo­ri, cu­ya ban­ca­da ma­yo­ri­ta­ria ha ve­ni­do ce­de que ce­de "an­te las bra­vu­co­na­das del Go­bierno de Viz­ca­rra" por ga­nar pun­tos a cos­ta del Con­gre­so y con apo­yo de la pren­sa con­cen­tra­da. Vol­vien­do a Ve­lás­quez Quesquén, quien es el le­gis­la­dor que me­jor ha de­fen­di­do en los úl­ti­mos me­ses los fue­ros par­la­men­ta­rios, ¿có­mo es que ob­ser­va la ofen­si­va de Pa­la­cio de Go­bierno?

“Lo que van a ha­cer es man­dar a [Cé­sar] Vi­lla­nue­va a que ha­ga una cues­tión de con­fian­za y si no le da­mos la con­fian­za, el pre­si­den­te va a uti­li­zar el ar­tícu­lo Nº 134 de la Cons­ti­tu­ción pa­ra ce­rrar el Con­gre-

so”, de­cla­ró a EX­PRE­SO.

“Nos ire­mos 100 par­la­men­ta­rios pe­ro que­da­rá la Co­mi­sión Per­ma­nen­te por­que la Cons­ti­tu­ción lo obli­ga, y en los pró­xi­mos 120 días ten­drán que con­vo­car a elec­cio­nes pa­ra un nue­vo Par­la­men­to”, agre­gó.

El aprista se re­fie­re al ar­tícu­lo de la Car­ta Mag­na que fa­cul­ta al man­da­ta­rio a di­sol­ver el Par­la­men­to Na­cio­nal si es­te ha cen­su­ra­do o ne­ga­do su con­fian­za a dos Con­se­jos de Mi­nis­tros. El decreto de di­so­lu­ción con­tie­ne la con­vo­ca­to­ria a elec­cio­nes pa­ra ele­gir una nue­va re­pre­sen­ta­ción na­cio­nal. Di­chas elec­cio­nes se rea­li­zan den­tro de los cua­tro me­ses de la fe­cha de di­so­lu­ción, sin que pue­da al­te­rar­se el cro­no­gra­ma elec­to­ral pre­exis­ten­te. Pa­ra Ve­lás­quez Quesquén no es ca­sual que Mar­tín Viz­ca­rra es­té crean­do un es­ce­na­rio de con­fron­ta­ción per­ma­nen­te con el Le­gis­la­ti­vo, pe­se a que el Con­gre­so ha apro­ba­do ca­da una de las ini­cia­ti­vas que ha en­via­do el Eje­cu­ti­vo, in­clui­da la re­fe­ri­da a la bi­ca­me­ra­li­dad.

Por eso di­jo que exis­te una es­tra­te­gia sis­te­má­ti­ca de in­ter­ve­nir a las ins­ti­tu­cio­nes, “tal co­mo se hi­zo en el go­bierno dic­ta­to­rial de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri”. En efec­to, re­vi­san­do ar­chi­vos en EX­PRE­SO, Viz­ca­rra ame­na­zó al Con­gre­so con la cues­tión de con­fian­za en el úl­ti­mo men­sa­je a la Na­ción y en ese mo­men­to es que em­pe­zó la ofen­si­va del Eje­cu­ti­vo que mar­có to­da la agen­da del Le­gis­la­ti­vo con apo­yo de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y en­cues­ta­do­ras que le son afi­nes.

No so­lo eso, sino que -a con­tra­co­rrien­te de lo que or­de­nan las nor­mas cons­ti­tu­cio­na­les que hi­cie­ron re­cor­dar ex­per­tos co­mo En­ri­que Ber­na­les y Do­min­go Gar­cía Be­laun­de-, Viz­ca­rra pu­so los pla­zos (4 de oc­tu­bre) pa­ra que el pleno del Con­gre­so en­tre­gue las cua­tro re­for­mas cons­ti­tu­cio­na­les.

Nos re­fe­ri­mos a la del Con­se­jo Na­cio­nal de la Ma­gis­tra­tu­ra, la no re­elec­ción de con­gre­sis­tas, el re­torno a la bi­ca­me­ra­li­dad y el con­trol del fi­nan­cia­mien­to de los par­ti­dos po­lí­ti­cos. El Pre­si­den­te no so­lo pu­so pla­zos sino que de­fi­nió el con­te­ni­do de las re­for­mas en men­ción, con­duc­ta que tam­bién fue ca­li­fi­ca­da por los ex­per­tos co­mo vio­la­to­ria de la Cons­ti­tu­ción. Ade­más de cum­plir con las exi­gen­cias de for­ma y fon­do de las re­for­mas, el Con­gre­so li­mó sus in­con­gruen­cias y fa­llas, co­mo era ob­vio en el te­ma del re­torno al Se­na­do, ele­van­do por con­sen­so el nú­me­ro de la re­pre­sen­ta­ción a 50 se­na­do­res y 130 dipu­tados.

Lue­go, el in­qui­lino de Pa­la­cio hi­zo la fin­ta de agra­de­cer los apor­tes y el tra­ba­jo mul­ti­par­ti­da­rio, pa­ra de in­me­dia- to cues­tio­nar la ci­ta­da bi­ca­me­ra­li­dad con el ar­gu­men­to de ha­ber­lo des­na­tu­ra­li­za­do en el te­ma de la cues­tión de con­fian­za y la pa­ri­dad de gé­ne­ro en la re­pre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria.

En es­te con­tex­to de la “es­tra­te­gia sis­te­má­ti­ca” de Viz­ca­rra que de­nun­cia Ve­lás­quez Quesquén, aña­de que “he­mos de­nun­cia­do que el Con­gre­so alis­ta­ba un pro­yec­to pa­ra in­ter­ve­nir el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, la hos­ti­li­za­ción cons­tan­te al Par­la­men­to, el he­cho de ba­jar­se la bi­ca­me­ra­li­dad, que son in­ten­to­nas gol­pis­tas”. “En­ton­ces tam­po­co hay que ser pi­to­ni­so pa­ra no dar­se cuen­ta que es­te Go­bierno es po­pu­lis­ta e in­to­le­ran­te y que van a ce­rrar el Con­gre­so en los pró­xi­mos días, eso no nos que­pa la me­nor du­da”, co­men­tó.

De acuer­do a es­ta vi­sión, el man­da­ta­rio se es­tá col­gan­do de la po­pu­la­ri­dad -en bue­na par­te ga­na­da por la pro­pues­ta de la no re­elec­ción de con­gre­sis­tas- pa­ra to­mar ese ca­mino y qui­tar­se de en­ci­ma a la ma­yo­ría fu­ji­mo­ris­ta y, de pa­so, a los con­gre­sis­tas opo­si­to­res con una vas­ta ex­pe­rien­cia par­la­men­ta­ria.

Es ne­ce­sa­rio re­cor­dar que en el úl­ti­mo Men­sa­je a la Na­ción por Fies­tas Pa­trias, el pre­si­den­te Mar­tín Viz­ca­rra anun­ció que so­me­te­ría a re­fe­rén­dum la no re­elec­ción de con­gre­sis­tas y sus otras tres ideas re­for­mis­tas.

Tras es­tos anun­cios, la apro­ba­ción pre­si­den­cial co­men­zó a ele­var­se y con ella, la con­fron­ta­ción con el Par­la­men­to Na­cio­nal.

EM­PLA­ZA­MIEN­TO

“Co­mo bien lo han di­cho, ellos quie­ren gen­te no­va­ta, quie­ren un Par­la­men­to aco­mo­da­ti­cio, que es­té con­tra la pa­red, y eso es in­digno. Es por eso que no­so­tros em­pla­za­mos al se­ñor [Mar­tín] Viz­ca­rra a que ten­ga la valentía de ce­rrar el Con­gre­so, pe­ro ya sa­be­mos có­mo ter­mi­nan los dic­ta­do­res. Hoy ten­drá los aplau­sos, pe­ro cuan­do el pue­blo cai­ga en cuen­ta de que lo hi­zo pa­ra ta­par la in­ca­pa­ci­dad pa­ra go­ber­nar, ten­drá que so­me­ter­se al ve­re­dic­to del pue­blo”, ase­gu­ró Ve­lás­quez Quesquén. Con res­pec­to al bo­rra­dor de pro­yec­to que de­cla­ra en emer­gen­cia el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y el cual, en uno de sus ar­ti­cu­la­dos dic­ta­mi­na la sus­pen­sión de fun­cio­nes del fis­cal de la Na­ción, el con­gre­sis­ta del par­ti­do de la es­tre­lla ase­gu­ró que exis­te de­ses­pe­ra­ción en el Eje­cu­ti­vo por sa­car a Pe­dro Chá­varry, lo cual po­dría in­di­car te­mor an­te las in­ves­ti­ga­cio­nes fis­ca­les que se efec­túan en torno a Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki (PPK), pe­ro tam­bién con­tra el pro­pio Viz­ca­rra. “Creo que al Go­bierno le in­co­mo­da el Par­la­men­to, le in­co­mo­dan los con­tro­les, la fis­ca­li­za­ción; de­ben te­ner mo­ti­vos muy gra­ves y el in­ven­ta­rio a la in­ves­ti­ga­ción de PPK los tie­ne preo­cu­pa­dos, así co­mo tam­bién al­gu­nas in­ves­ti­ga­cio­nes con­tra Viz­ca­rra, es por eso que quie­ren to­mar el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y ce­rrar el Con­gre­so”, fi­na­li­zó.

Ve­lás­quez Quesquén da la voz de alarma so­bre ma­nio­bras del pre­si­den­te Viz­ca­rra con­tra el Par­la­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.