LA PA­LA­BRA DEL DI­REC­TOR - ARGOLLA PO­LÍ­TI­CA Y CAM­BIOS UR­GEN­TES

La Primera Diario - - Portada - Jo­sé Lo­las LA PA­LA­BRA DEL DI­REC­TOR

La po­pu­la­ri­dad del pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki(PPK) ca­yó por ter­cer mes con­se­cu­ti­vo en lo que va del 2017. Ip­sos Pe­rú revela que su apro­ba­ción llegó a 29% en agos­to, el pun­to más ba­jo des­de que em­pe­zó su go­bierno. En ju­lio, Kucyzns­ki te­nía 34% de acep­ta­ción, mien­tras que en ju­nio y ma­yo era de 39% y 43%, res­pec­ti­va­men­te. Es­to revela ob­je­ti­va­men­te que la ad­mi­nis­tra­ción del es­ta­do por par­te de Pe­rua­nos por el Kam­bio es su­ma­men­te de­fi­cien­te y re­quie­re cam­bios ur­gen­tes en el ga­bi­ne­te, y ello apun­ta en mi opi­nión a pen­sar en un re­le­vo del pre­mier Fer­nan­do Zavala. La apro­ba­ción del pre­si­den­te del Con­se­jo de Mi­nis­tros, Fer­nan­do Zavala, es me­nor que la de PPK con 24%. His­tó­ri­ca­men­te, el pri­mer mi­nis­tro siem­pre tie­ne ma­yor res­pal­do y es quien man­tie­ne a flo­te la apro­ba­ción del Go­bierno. El pre­mier tie­ne que ser más po­lí­ti­co que téc­ni­co, pues el car­go re­quie­re es­tar fo­guea­do en los ar­ti­fi­cios de las es­tra­te­gias po­lí­ti­cas más que en el ma­ne­jo de una cal­cu­la­do­ra cien­tí­fi­ca. El des­cen­so cons­tan­te en la apro­ba­ción pre­si­den­cial es una se­ñal que el Go­bierno tie­ne que ha­cer cam­bios ra­di­ca­les en po­lí­ti­cas pú­bli­cas y ello se lo­gra con­vo­can­do pro­fe­sio­na­les y es­pe­cia­lis­tas con pla­nes re­no­va­do­res y de fuer­te im­pul­so. En es­tos momentos el Eje­cu­ti­vo de­be ana­li­zar las en­cues­tas con mu­cho cui­da­do y to­mar de­ci­sio­nes lo más pron­to po­si­ble. Es ur­gen­te para el país bus­car una sa­li­da por­que es­ta si­tua­ción se puede agu­di­zar aún más in­gre­san­do al año elec­to­ral, y es­to ya no tie­ne que ver con la con­cor­dan­cia con el Con­gre­so, sino que es con el con­se­cu­ti­vo de­bi­li­ta­mien­to de la re­la­ción que tie­ne el Go­bierno con la po­bla­ción. El go­bierno no puede echar­le la cul­pa a na­die de es­te bajón en las en­cues­tas. Lo que yo en­tien­do es que PPK no ha te­ni­do la ca­pa­ci­dad de per­ci­bir e in­ter­pre­tar el des­con­ten­to de la po­bla­ción, lo cual ha des­en­ca­de­na­do en las re­cien­tes huel­gas y pa­ros. He­chos que pue­den ser el ini­cio de una cons­tan­te ma­re­ja­da de re­vuel­tas so­cia­les, que lo pue­den acom­pa­ñar has­ta el úl­ti­mo día de su man­da­to. So­bre to­do si de­trás de ello se en­cuen­tra la iz­quier­da co­mu­nis­ta que há­bil­men­te va a uti­li­zar las ca­ren­cias de es­te go­bierno -so­bre to­do en ma­ne­jo po­lí­ti­co- para au­par­se en el plano so­cial, re­apa­re­cien­do e in­ten­tan­do re­com­po­ner­se para pro­yec­tar una imagen de uni­dad en de­fen­sa de los de­re­chos sin­di­ca­les de la po­bla­ción. Con­si­de­ro tam­bién que es po­co pro­ba­ble que se re­nue­ve el Ga­bi­ne­te pron­ta­men­te, pues PPK vie­ne de­mos­tran­do en es­tos me­ses que des­con­fía de las per­so­nas aje­nas a su círcu­lo cer­cano. O tal vez su círcu­lo ín­ti­mo le es­tá ha­cien­do creer es­to para man­te­ner uni­da su argolla po­lí­ti­ca. Si el en­torno pre­si­den­cial tu­vie­ra una vi­sión ele­va­da y pa­no­rá­mi­ca po­drían apro­ve­char la ba­ja po­pu­la­ri­dad del pre­si­den­te para dar­le un per­fil más po­lí­ti­co al ga­bi­ne­te en vez de téc­ni­co. Hay otro as­pec­to que tam­po­co se ha men­cio­na­do y es la fal­ta de cua­dros o per­so­na­li­da­des de pe­so para ac­tuar co­mo nue­vos­mi­nis­tros. Es­ta es la con­se­cuen­cia de la im­pro­vi­sa­ción. El pre­si­den­te y el go­bierno re­quie­ren a al­guien con ca­pa­ci­dad co­mu­ni­ca­ti­va. Con ver­bo po­lí­ti­co, con agre­si­vi­dad, con iro­nía, con es­cu­do y es­pa­da al mis­mo tiem­po. Con ins­tin­to, al­guien con la ca­pa­ci­dad de ade­lan­tar­se a la cri­sis, con una es­tra­te­gia ins­tin­ti­va y ca­si au­to­má­ti­ca. Pa­re­ce que hay una ne­ga­ti­va a dar­se cuen­ta de que so­lo con téc­ni­cos no se puede go­ber­nar un país. En po­lí­ti­ca, y en otros as­pec­tos de la vi­da, no hay peor co­sa para un cie­go, que no quie­ra ver y es­ta pa­re­ce ser la si­tua­ción del pre­si­den­te y com­pa­ñía. Es to­do por hoy has­ta ma­ña­na mis ami­gos de Pri­me­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.