LA PA­LA­BRA DEL DI­REC­TOR - JALADOS EN EDU­CA­CIÓN

La Primera Diario - - Portada - Jo­sé Lo­las LA PA­LA­BRA DEL DI­REC­TOR

Ni las pro­me­sas de me­jo­ras la­bo­ra­les, ni las ame­na­zas de des­pi­do por par­te de la mi­nis­tra Ma­ri­lú Mar­tens han sur­ti­do efec­to con­tun­den­te pa­ra ter­mi­nar con la huel­ga del ma­gis­te­rio que se rea­li­za a ni­vel na­cio­nal. Los pro­fe­so­res sin­di­ca­li­za­dos se man­tie­nen fir­mes en la con­sig­na de no vol­ver a las au­las has­ta con­se­guir que todos sus re­cla­mos sean aten­di­dos y cer­ti­fi­ca­dos en ac­tas ofi­cia­les fir­ma­das y sa­cra­men­ta­das. Es­ta ola de huel­gas fue avi­sa­da ha­ce un año, an­tes que asu­mie­ra el car­go el pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki. La iz­quier­da co­mu­nis­ta que ha­bi­ta den­tro de los di­fe­ren­tes fren­tes sin­di­ca­les del ma­gis­te­rio se lo ad­vir­tió al go­bierno de Pe­rua­nos por el Kam­bio y sin em­bar­go no les hi­cie­ron ca­so. He aquí los re­sul­ta­dos. Pa­sa­do el año de tre­gua, el ma­gis­te­rio sin­di­cal le ha de­cla­ra­do la gue­rra a los ppkau­sas y es­tos úl­ti­mos pa­re­cen no sa­ber có­mo ac­tuar y es­tar ba­jo un ata­que de ner­vios pro­vo­ca­do por su inex­pe­rien­cia y la im­pro­vi­sa­ción. Vio­len­cia en la Ca­lles Las pro­tes­tas sin­di­ca­les se tor­nan vio­len­tas en Are­qui­pa, Huá­nu­co y Chim­bo­te, mien­tras que en mu­chas ciu­da­des, co­mo Li­ma, las mar­chas blo­quean las ca­lles y afec­tan las ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas de los ciu­da­da­nos que se en­cuen­tran al mar­gen del pro­ble­ma. Las ex­pec­ta­ti­vas del reini­cio de cla­ses, pro­gra­ma­do pa­ra ayer tras el acuer­do en­tre el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción (Mi­ne­du) y los di­ri­gen­tes del Su­tep de Cus­co, Pas­co, Lam­ba­ye­que y Li­ma Pro­vin­cias, fue­ron desecha­das por la per­sis­ten­cia de la huel­ga ma­gis­te­rial en más de 13 re­gio­nes, re­gis­trán­do­se en mu­chas de ellas ac­tos van­dá­li­cos. En un pa­no­ra­ma has­ta aho­ra som­brío pa­ra los in­tere­ses de cien­tos de mi­les de es­tu­dian­tes pe­rua­nos, quie­nes po­drían per­der el año es­co­lar, el ce­se de las pro­tes­tas so­lo se ha aca­ta­do a apa­ren­te­men­te en la Ciu­dad Im­pe­rial. En su vi­si­ta que ha­ce al Cus­co la mi­nis­tra Mar­tens pa­ra su­per­vi­sar el reini­cio de ac­ti­vi­da­des en el Co­le­gio Cien­cias, ubi­ca­do en el Cen­tro His­tó­ri­co del Cus­co, tu­vo lu­gar un in­ci­den­te que pu­so en evi­den­cia que la si­tua­ción se le es­tá es­ca­pan­do de las ma­nos a la ti­tu­lar de edu­ca­ción y al go­bierno. Un gru­po de pro­fe­so­res se con­cen­tró en el pa­tio de la ins­ti­tu­ción y le exi­gió que es­cu­che las de­man­das de sus co­le­gas de otras re­gio­nes del país; ade­más, le in­cre­pa­ron por til­dar de te­rro­ris­tas a va­rios in­te­gran­tes del ma­gis­te­rio. An­te ello, Ma­ri­lú Mar­tens tu­vo que sa­lir pre­su­ro­sa de las ins­ta­la­cio­nes ba­jo un fuer­te res­guar­do po­li­cial y mo­di­fi­car su iti­ne­ra­rio. La ja­lan al Con­gre­so La mi­nis­tra de Edu­ca­ción de­be­rá con­cu­rrir al Par­la­men­to es­te miér­co­les 16, se­gún de­ter­mi­na­ron los con­gre­sis­tas por una­ni­mi­dad. La fun­cio­na­ria de­be­rá ex­pli­car su rol en el diá­lo­go con el ma­gis­te­rio y el im­pac­to de es­ta pa­ra­li­za­ción en los es­tu­dian­tes. En su se­sión de ins­ta­la­ción pa­ra el pe­rio­do le­gis­la­ti­vo 2017-2018, la co­mi­sión de Edu­ca­ción del Con­gre­so acor­dó ci­tar a la ti­tu­lar del Mi­ne­du, Ma­ri­lú Mar­tens, pa­ra que in­for­me so­bre la huel­ga de do­cen­tes.Co­mo van las co­sas es muy pro­ba­ble que los es­co­la­res pier­dan el año o que es­te se pro­lon­gue en su ac­ti­vi­dad, mor­dien­do me­ses del pró­xi­mo año lec­ti­vo. En la se­sión de es­te lu­nes de la co­mi­sión de Edu­ca­ción, tal co­mo es­ta­ba pre­vis­to, se eli­gió a Paloma No­ce­da (Fuer­za Po­pu­lar) co­mo la pre­si­den­ta. La acom­pa­ñan en la di­rec­ti­va Al­ber­to Oli­va (vi­ce­pre­si­den­te) y Glo­ria Mon­te­ne­gro (se­cre­ta­ria). Ci­tan a Ba­som­brío y Za­va­la A la par, in­di­có que su gru­po con­gre­sal ci­ta­rá pró­xi­ma­men­te al mi­nis­tro del In­te­rior, Car­los Ba­som­brío, y al pre­mier Fer­nan­do Za­va­la. Pre­ci­só que el primero ten­drá que dar in­for­ma­ción so­bre las pre­sun­tas in­fil­tra­cio­nes de miem­bros del Mo­va­def (fa­cha­da po­lí­ti­ca de Sen­de­ro Lu­mi­no­so) en el ma­gis­te­rio, mien­tras que el tam­bién mi­nis­tro de Eco­no­mía de­be­rá de­ta­llar el pre­su­pues­to del Mi­ne­du y el ma­ne­jo de la cri­sis an­te las pro­tes­tas. No­ce­da in­for­mó ade­más que en las si­guien­tes se­sio­nes se so­me­te­rá a vo­ta­ción si se con­vo­ca a los lí­de­res de las fac­cio­nes de los do­cen­tes huel­guis­tas. Qui­tar el cuer­po an­te es­te ti­po de re­cla­mos no so­lu­cio­na na­da, al con­tra­rio ahon­da la frus­tra­ción de in­to­le­ran­cia y da­ña el diá­lo­go en bus­ca de en­ten­di­mien­to y so­lu­ción. Los ppkau­sas tam­bién sa­len jalados en el ru­bro del ma­ne­jo de la edu­ca­ción en el país, pues en ma­te­ria de re­cla­mos sin­di­ca­les hay que ade­lan­tar­se y man­te­ner un dia­lo­go pa­ra no lle­gar a la si­tua­ción ac­tual. Una más pa­ra su li­bro de apren­di­za­je del go­bierno. Has­ta ma­ña­na mi ami­gos de Pri­me­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.