Las FARC exi­gen al pre­si­den­te San­tos cum­plir con lo pro­me­ti­do y fir­ma­do en el “Acuer­do de Paz”

EN­TRE LOS IN­CUM­PLI­MIEN­TOS ES­TÁ LA LI­BER­TAD DE LOS GUE­RRI­LLE­ROS PRE­SOS, LA EN­TRE­GA DE UNA MEN­SUA­LI­DAD Y LA ATEN­CIÓN MÉ­DI­CA DE LOS EN­FER­MOS

La Primera Diario - - Mundo -

"Que se cum­pla lo pro­me­ti­do y fir­ma­do, Pre­si­den­te San­tos. Es el tiem­po de la paz, el or­be en­te­ro lo pro­cla­ma", re­cla­mó el je­fe gue­rri­lle­ro, ele­gi­do pre­si­den­te de Fuer­za Al­ter­na­ti­va Re­vo­lu­cio­na­ria del Co­mún (FARC), el par­ti­do po­lí­ti­co que los gue­rri­lle­ros lan­za­ron es­te mes.

El je­fe má­xi­mo de las FARC, Ro­dri­go Lon­do­ño (Ti­mo­chen­ko), exi­gió al pre­si­den­te de Co­lom­bia, Juan Ma­nuel San­tos, que cum­pla con "lo pro­me­ti­do y fir­ma­do" en los acuer­dos de paz de La Ha­ba­na, tras acu­sar­lo de in­cum­plir las "ga­ran­tías mí­ni­mas" de ese pac­to. "La in­men­sa fa­mi­lia fa­ria­na se re­vuel­ve in­con­for­me e indignada. Mi­les de com­ba­tien­tes, mi­li­cia­nos, apo­yos clan­des­ti­nos, mi­li­tan­tes po­lí­ti­cos, se­gui­do­res y co­mu­ni­da­des que cre­ye­ron de bue­na fe en la se­rie­dad del Es­ta­do co­lom­biano, re­cla­man de es­ta di­rec­ción una po­si­ción enér­gi­ca", se­ña­ló Ti­mo­chen­ko, en una car­ta di­ri­gi­da a San­tos, fe­cha­da en La Ha­ba­na y pu­bli­ca­da en el por­tal de las FARC. "Que se cum­pla lo pro­me­ti­do y fir­ma­do, Pre­si­den­te San­tos. Es el tiem­po de la paz, el or­be en­te­ro lo pro­cla­ma", re­cla­mó el je­fe gue­rri­lle­ro, ele­gi­do pre­si­den­te de Fuer­za Al­ter­na­ti­va Re­vo­lu­cio­na­ria del Co­mún (FARC), el par­ti­do po­lí­ti­co que los gue­rri­lle­ros lan­za­ron es­te mes. En la mi­si­va, Ti­mo­chen­ko re­cor­dó que en una reunión con el go­bierno en ma­yo que ana­li­zó "el cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes de­ri­va­das del acuer­do fi­nal" de paz, se es­ta­ble­cie­ron "ga­ran­tías mí­ni­mas" pa­ra los gue­rri­lle­ros, que el go­bierno "de­bía ha­cer efec­ti­vas (...) an­tes de la cul­mi­na­ción de la de­ja­ción de ar­mas", pro­ce­so que con­clu­yó en ju­lio, y que "al día de hoy no se han cum­pli­do". En­tre esos in­cum­pli­mien­tos, des­ta­có el com­pro­mi­so del go­bierno de po­ner en li­ber­tad a to­dos los pri­sio­ne­ros de las FARC acre­di­ta­dos por la Ofi­ci­na del Al­to Co­mi­sio­na­do pa­ra la Paz (OACP), y "la sus­pen­sión (...) de to­das las ór­de­nes de cap­tu­ra de in­te­gran­tes de las FARC". "Son mi­les los ex­com­ba­tien­tes (...) que no re­ci­ben el gi­ro men­sual del no­ven­ta por cien­to de sa­la­rio mí­ni­mo" acor­da­do, y el "ac­ce­so a la sa­lud" de los gue­rri­lle­ros "pa­sa por las más in­creí­bles di­fi­cul­ta­des", de­nun­ció Ti­mo­chen­ko. "Las FARC cum­pli­mos sa­gra­da­men­te con la de­la­ción de ar­mas". ¿Qué ex­pli­ca en­ton­ces la de­sidia ofi­cial pa­ra hon­rar a su vez la pa­la­bra em­pe­ña­da?, se pre­gun­tó el je­fe gue­rri­lle­ro. Asi­mis­mo, con­si­de­ró que "Co­lom­bia se debate en una en­cru­ci­ja­da his­tó­ri­ca. Se en­rum­ba por los ca­mi­nos de la paz, la de­mo­cra­cia y la jus­ti­cia so­cial tra­za­dos por los Acuer­dos de La Ha­ba­na, o se hun­de en el pié­la­go de la vio­len­cia co­mo con­se­cuen­cia de su vio­la­ción e in­cum­pli­mien­to". Ti­mo­chen­ko tam­bién lan­zó un lla­ma­do "a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, Na­cio­nes Uni­das, Unión Eu­ro­pea, CELAC, UNA­SUR, el Vaticano, paí­ses ga­ran­tes y acom­pa­ñan­tes del pro­ce­so a ac­tuar por­que la gran obra de la paz se man­ten­ga a flo­te", y pi­dió a los co­lom­bia­nos no per­ma­ne­cer "im­pa­si­bles an­te es­ta gra­ve co­yun­tu­ra". El go­bierno de San­tos y las FARC fir­ma­ron en no­viem­bre un his­tó­ri­co acuer­do pa­ra po­ner fin a me­dio si­glo de con­flic­to ar­ma­do. El pac­to, en esen­cia, bus­ca la trans­for­ma­ción de los ex gue­rri­lle­ros en una fuer­za po­lí­ti­ca le­gal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.