PA­LA­BRAS DEL DI­REC­TOR: TRAS LA CO­NE­XIÓN AN­DO­RRA (II)

La Primera Diario - - Portada - Jo­sé Lo­las

La Ban­ca Pri­va­da d’An­do­rra, jun­to con el Meinl Bank de An­ti­gua y Bar­bu­da fue­ron las en­ti­da­des usa­das por Ode­brecht para pa­gar co­mi­sio­nes ile­ga­les a al­tos car­gos de doce paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na a cam­bio de ad­ju­di­ca­cio­nes de obras. En Pe­rú, el ca­so Ode­brecht se cen­tra en tra­zar el ras­tro de los 29 mi­llo­nes de dó­la­res que la com­pa­ñía ad­mi­tió a la Jus­ti­cia es­ta­dou­ni­den­se ha­ber pa­ga­do en sobornos a fun­cio­na­rios para ad­ju­di­car­se mi­llo­na­rias obras en­tre 2005 y 2014. Ese pe­río­do abar­ca los man­da­tos de Ale­jan­dro To­le­do (2001-2006), quien tie­ne una or­den de cap­tu­ra por un pre­sun­to so­borno de 20 mi­llo­nes de dó­la­res; Alan Gar­cía (2006-2011), in­clui­do en in­ves­ti­ga­cio­nes por dá­di­vas para el Me­tro de Li­ma, y Ollan­ta Hu­ma­la (2011-2016), en­car­ce­la­do por pre­sun­ta fi­nan­cia­ción irre­gu­lar de sus cam­pa­ñas. Coo­pe­ra­ción de Fis­ca­les y Pro­cu­ra­do­res La coo­pe­ra­ción ju­di­cial avan­za en la lu­cha con­tra la co­rrup­ción, el la­va­do de ac­ti­vos y el cri­men or­ga­ni­za­do. La fis­ca­lía pe­rua­na ha vuel­to a re­ci­bir ayu­da del ex­te­rior y de for­ma re­do­bla­da, para lo­grar sus ob­je­ti­vos. Los po­lí­ti­cos –los po­lí­ti­cos co­rrup­tos para ser pre­ci­sos– hoy tie­nen mie­do y ca­da día es más evi­den­te su te­mor. Co­mo se re­cor­da­rá, el año 2001, la ad­mi­nis­tra­ción de jus­ti­cia re­ci­bió la ayu­da de la fis­cal sui­za Cor­ne­lia Co­va. Su co­la­bo­ra­ción fue cla­ve para des­en­tra­ñar y em­bar­gar las mi­llo­na­rias cuen­tas de la red de co­rrup­ción de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri y Vla­di­mi­ro Mon­te­si­nos. Aho­ra, la ayu­da vino, pri­me­ro, del equi­po del ex pro­cu­ra­dor ge­ne­ral de Bra­sil Ro­dri­go Ja­not y el juez Ser­gio Mo­ro. Es­ta se­ma­na, el equi­po es­pe­cial del ca­so La­va Ja­to en el Pe­rú su­mó un nue­vo alia­do: la jue­za de ins­truc­ción de delitos eco­nó­mi­cos del Prin­ci­pa­do de An­do­rra, Ca­nó­lic Min­go­ran­ce Cai­rat. Min­go­ran­ce in­ves­ti­ga des­de el 2015 las ac­ti­vi­da­des de blan­queo de di­ne­ro que rea­li­za­ron los di­rec­ti­vos del Ban­co Pri­va­do D’An­do­rra (BPA) y, den­tro de es­to, el es­que­ma fi­nan­cie­ro que la cons­truc­to­ra Ode­brecht ha­bía crea­do en ese país para pa­gos de sobornos en La­ti­noa­mé­ri­ca. La in­ves­ti­ga­ción de la jue­za Min­go­ran­ce es­tá di­ri­gi­da con­tra Mar­ce­lo Ode­brecht y 13 di­rec­ti­vos del BPA que le ha­brían per­mi­ti­do ma­ne­jar una red de em­pre­sas offs­ho­re para ocul­tar el di­ne­ro de los sobornos. Co­ne­xión Li­ma La doc­to­ra Ca­nó­lic Min­go­ran­ce lle­gó a Li­ma el lu­nes úl­ti­mo co­mo parte de la co­mi­ti­va del fis­cal ge­ne­ral de An­do­rra, Al­fons Al­ber­ca San­vin­cens, que par­ti­ci­pó en la Con­ven­ción de Fis­ca­les y Pro­cu­ra­do­res Ge­ne­ra­les, que or­ga­ni­zó el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pe­ruano. Su pre­sen­cia en Li­ma tu­vo co­mo ob­je­ti­vo in­ter­cam­biar in­for­ma­ción y ex­pe­rien­cias con el Equi­po Es­pe­cial que co­man­da el fis­cal pe­ruano Ha­mil­ton Cas­tro. La jue­za en­tre­gó al fis­cal de coo­pe­ra­ción ju­di­cial in­ter­na­cio­nal, Alon­so Pe­ña Ca­bre­ra, cuatro ex­pe­dien­tes de in­for­ma­ción ban­ca­ria. Es­to es in­for­ma­ción com­ple­men­ta­ria de los de­pó­si­tos rea­li­za­dos por Ode­brecht al ex vi­ce­mi­nis­tro apris­ta Jor­ge Cu­ba Hi­dal­go y su so­brino Víc­tor En­ri­que Mu­ñoz Cu­ba; las cuen­tas del ex vi­ce­pre­si­den­te de Pe­tro­pe­rú Mi­guel Ata­la He­rre­ra; del pre­si­den­te de la con­sul­to­ra Alp­ha Con­sult, Ró­mu­lo Jor­ge Pe­ña­ran­da, y de Ga­briel Pra­do Ra­mos, ex di­rec­tor de Se­gu­ri­dad Ciu­da­da­na de Li­ma y ex res­pon­sa­ble de Ema­pe en la ges­tión de la ex al­cal­de­sa Susana Vi­lla­rán. To­da esa in­for­ma­ción fue en­tre­ga­da de in­me­dia­to al equi­po del fis­cal Cas­tro, que tu­vo la opor­tu­ni­dad de con­ver­sar con Min­go­ran­ce e in­ter­cam­biar mayor in­for­ma­ción. La jue­za an­do­rra­na des­cu­brió que el BPA, al igual que el Meinl Bank de An­ti­gua y Bar­bu­da, es­ta­ba en el cen­tro del es­que­ma ban­ca­rio uti­li­za­do por Ode­brecht para pa­gar sobornos en La­ti­noa­mé­ri­ca. En es­te es­que­ma par­ti­ci­pa­ban fun­cio­na­rios del ban­co en An­do­rra, de sus fi­lia­les en Panamá y Uru­guay y el BPA Ser­vi­cios. La tra­ma con­sis­tía en ha­cer que los re­cep­to­res de los sobornos crea­ran so­cie­da­des offs­ho­re, a nom­bre de tes­ta­fe­rros, en cu­yas cuen­tas se re­ci­bían los sobornos. Lue­go, en el mis­mo ban­co se abrían cuen­tas de los fun­cio­na­rios pú­bli­cos, co­mo be­ne­fi­cia­rios fi­na­les del di­ne­ro, que pos­te­rior­men­te se trans­fe­ría a otras cuen­tas en Sui­za, Ale­ma­nia, Es­ta­dos Uni­dos, Chi­na o Bar­ba­dos. Así es­tán las co­sas en es es­te es­can­da­lo­so ca­so. Has­ta ma­ña­na mis ami­gos de Primera.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.