EN MA­NOS DE LA JUS­TI­CIA

La mano de­re­cha del “ca­pi­tán Car­los” en­tra en con­tra­dic­cio­nes du­ran­te in­te­rro­ga­to­rio en el Con­gre­so por el ca­so Ma­dre Mía

La Primera Diario - - Portada -

Aho­ra ti­tu­lar de la car­te­ra de Jus­ti­cia sos­tie­ne que los in­dul­tos pue­den ser re­vi­sa­dos pe­ro en ins­tan­cias na­cio­na­les co­mo el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal.

Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos di­jo a la Cor­te IDH que la ile­gi­ti­mi­dad del in­dul­to re­sul­ta evi­den­te al ha­ber ocu­rri­do en un con­tex­to de cri­sis po­lí­ti­ca que vi­vía el Pe­rú, de­bi­do a la mo­ción de va­can­cia pre­si­den­cial dis­cu­ti­da en el Par­la­men­to.

Amíl­car Gó­mez Ama­si­fuén, sub­ofi­cial del Ejér­ci­to que fue hom­bre de con­fian­za del ex pre­si­den­te Ollan­ta Hu­ma­la y es­tá acu­sa­do de ser el res­pon­sa­ble de la com­pra de tes­ti­gos del Ca­so Ma­dre Mía, de­cla­ró ayer en el Con­gre­so y ca­yó en con­tra­dic­cio­nes, se­gún sus in­te­rro­ga­do­res. Héc­tor Be­ce­rril, pre­si­den­te de la Co­mi­sión Ma­dre Mía que in­ves­ti­ga los he­chos de­lic­ti­vos pro­du­ci­dos en la Ba­se Con­tra­su­bver­si­va Ma­dre Mía, se­ña­ló que Gó­mez Ama­si­fuen no mos­tró vo­lun­tad pa­ra ayu­dar a es­cla­re­cer los he­chos in­ves­ti­ga­dos y que más bien fue obs­truc­cio­nis­ta. No obs­tan­te, Héc­tor Be­ce­rril ex­pre­só que el mi­li­tar ca­yó en gran­des con­tra­dic­cio­nes du­ran­te el in­te­rro­ga­to­rio que du­ró cer­ca de tres ho­ras. El par­la­men­ta­rio fu­ji­mo­ris­ta re­ve­ló que "Gó­mez no so­lo ha da­do ver­sio­nes di­fe­ren­tes, sino que, in­clu­so, re­co­no­ció que en una de­cla­ra­ción que dio en se­de ju­di­cial ha­bía men­ti­do y que aquí [en el Con­gre­so] sí de­cía la ver­dad". Be­ce­rril di­jo que a pe­sar de ese com­por­ta­mien­to, "se ha con­se­gui­do ob­te­ner dos o tres de­cla­ra­cio­nes de Gó­mez que se­rán muy im­por­tan­tes pa­ra el es­cla­re­ci­mien­to de los he­chos no so­lo acá en la co­mi­sión sino tam­bién en el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co". El le­gis­la­dor Ed­win Do­nay­re, tam­bién miem­bro de la co­mi­sión, di­jo que pe­se a que el mi­li­tar mos­tró una ac­ti­tud de obs­truc­ción pa­ra co­no­cer la ver­dad, "ha de­ja­do tras­lu­cir, entre di­mes y di­re­tes, que hay se­rios in­di­cios de que fun­cio­na­rios en to­dos los es­ta­men­tos es­ta­rían in­vo­lu­cra­dos no so­lo en el te­ma de las eje­cu­cio­nes ex­tra­ofi­cia­les, sino tam­bién en su en­cu­bri­mien­to". A su sa­li­da del Con­gre­so, Amíl­car Gó­mez ne­gó a la pren­sa to­das las impu­tacio­nes en su con­tra. "Todo es men­ti­ra", ¿"Quién di­ce eso?", "Es to­tal­men­te fal­so lo que di­cen", "Yo no sé na­da de eso", re­pi­tió una y otra vez cuan­do le pre­gun­ta­ron si re­co­no­cía que se ha­bía reuni­do con los tes­ti­gos del Ca­so Ma­dre Mía y que les ha­bía ofre­ci­do di­ne­ro pa­ra cam­biar sus tes­ti­mo­nios. Ne­gó igual­men­te cual­quier par­ti­ci­pa­ción en la muer­te de Emer­son Fa­sa­bi, ex tra­ba­ja­dor de Hu­ma­la. "Van a de­cir mi­les de co­sas, pe­ro todo es fal­so", di­jo tras se­ña­lar que no se ha reuni­do con Hu­ma­la y aco­tar que el tes­ti­go Jor­ge Ávi­la "es­tá min­tien­do" en to­das las sin­di­ca­cio­nes que ha he­cho en su con­tra. Los miem­bros de la co­mi­sión con­fir­ma­ron que el 16 de fe­bre­ro acu­di­rán al pe­nal de Bar­ba­di­llo pa­ra to­mar la de­cla­ra­ción de Ollan­ta Hu­ma­la, quien es­tá re­clui­do en ese cen­tro pe­ni­ten­cia­rio. "Le in­vo­ca­mos a que co­la­bo­re con la co­mi­sión", co­men­tó Be­ce­rril. Do­nay­re anun­ció que la co­mi­sión to­mó el acuer­do de que a par­tir de la pró­xi­ma se­sión las di­li­gen­cias ya no sean re­ser­va­das, sino pú­bli­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.