COSTARRICENSES VAN A LAS UR­NAS PA­RA ELE­GIR A SU PRE­SI­DEN­TE EN ME­DIO DE MARCADA IN­CER­TI­DUM­BRE

CAM­PA­ÑA PRESIDENCIAL EN COS­TA RI­CA ES­TU­VO MARCADA POR ATAQUES Y DEBATES DE TINTE RELIGIOSO EN­TRE LOS CAN­DI­DA­TOS

La Primera Diario - - Portada -

Las úl­ti­mas en­cues­tas pin­tan un es­ce­na­rio de in­cer­ti­dum­bre con más de un 30 por cien­to de los de­ci­di­dos a vo­tar que aún no sa­ben por cuál can­di­da­to de­can­tar­se.

Los costarricenses se pre­pa­ran pa­ra acu­dir el do­min­go a las ur­nas pa­ra ele­gir al pre­si­den­te y los 57 dipu­tados que ejer­ce­rán en el pe­rio­do 2018-2022, tras una atí­pi­ca cam­pa­ña lle­na de ataques y en la que el tema religioso se po­si­cio­nó co­mo nun­ca an­tes. Una cam­pa­ña atí­pi­ca en la que los can­di­da­tos bri­lla­ron po­co por sus pro­pues­tas pa­ra re­du­cir el dé­fi­cit fis­cal o la po­bre­za, pa­ra com­ba­tir la in­se­gu­ri­dad, me­jo­rar el trans­por­te pú­bli­co o pro­te­ger el me­dio am­bien­te, pe­ro sí des­ta­ca­ron por plei­tos en­tre ellos y por pos­tu­ras re­li­gio­sas. El pe­rio­dis­ta y pre­di­ca­dor evan­gé­li­co Fa­bri­cio Al­va­ra­do, del evan­gé­li­co Par­ti­do Res­tau­ra­ción Na­cio­nal, se con­vir­tió en un fe­nó­meno que lo­gró aglu­ti­nar a los sec­to­res con­ser­va­do­res del país y subió co­mo la es­pu­ma en las úl­ti­mas en­cues­tas has­ta co­lo­car­se de pri­me­ro. El 9 de enero fue la fe­cha cla­ve, cuan­do la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos emi­tió una opi­nión con­sul­ti­va tras una pre­gun­ta del Es­ta­do cos­ta­rri­cen­se, en la que ins­tó a per­mi­tir el ma­tri­mo­nio igua­li­ta­rio. Fa­bri­cio Al­va­ra­do, quien ape­nas apa­re­cía en las en­cues­tas, emi­tió una fuer­te opo­si­ción al ma­tri­mo­nio gay y en de­fen­sa de la fa­mi­lia tra­di­cio­nal y ade­más pro­me­tió des­co­no­cer el pro­nun­cia­mien­to de la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na al con­si­de­rar­lo una in­tro­mi­sión en asun­tos in­ter­nos del país. Es­ta pos­tu­ra li­ga­da a su fe re­li­gio­sa lo ca­ta­pul­tó en las en­cues­tas y des­ban­có al po­lé­mi­co abo­ga­do Juan Die­go Cas­tro, quien con sus pro­me­sas de mano du­ra con­tra la co­rrup­ción y la de­lin­cuen­cia co­mún y sus ataques a par­ti­dos y otros can­di­da­tos, se ha­bía es­ta­ble­ci­do co­mo uno de los fa­vo­ri­tos. Las úl­ti­mas en­cues­tas pin­tan un es­ce­na­rio de in­cer­ti­dum­bre con más de un 30 por cien­to de los de­ci­di­dos a vo­tar que aún no sa­ben por cuál can­di­da­to de­can­tar­se. En lo más al­to, con 17 por cien­to, de apo­yo se ha co­lo­ca­do Fa­bri­cio Al­va­ra­do, se­gui­do por el em­pre­sa­rio Antonio Ál­va­rez De­san­ti, con ca­si un 13 por cien­to, y el ofi­cia­lis­ta Car­los Al­va­ra­do, con cer­ca del 11 por cien­to. Con ten­den­cia a la ba­ja se ubi­can, con 8 por cien­to, el ex ma­gis­tra­do Ro­dol­fo Pi­za, del Par­ti­do Uni­dad So­cial Cris­tia­na; y el po­lé­mi­co abo­ga­do Juan Die­go Cas­tro, del Par­ti­do In­te­gra­ción Na­cio­nal. Los debates de te­le­vi­sión fue­ron una mues­tra de los ataques en­tre los can­di­da­tos con exa­brup­tos que mar­ca­rán por siem­pre a algunos de ellos, es­pe­cial­men­te a Ro­dol­fo Pi­za. En las ca­lles de Cos­ta Ri­ca se apre­cia po­co am­bien­te, una cal­ma que ca­rac­te­ri­za los pro­ce­sos elec­to­ra­les de es­te país, con­si­de­ra­do la de­mo­cra­cia más lon­ge­va de Amé­ri­ca La­ti­na. Un to­tal de 3.322.329 de costarricenses, de ellos 31.864 en el ex­te­rior, es­tán lla­ma­dos a las ur­nas es­te do­min­go pa­ra ele­gir al pró­xi­mo pre­si­den­te y los 57 dipu­tados pa­ra el pe­rio­do 2018-2022.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.