AL BAN­QUI­LLO

Fis­ca­li­za­ción re­co­mien­da de­nun­ciar a Ja­ra y Omonte por ca­so de los pa­ña­les In­for­me con­gre­sal las en­cuen­tra res­pon­sa­bles de co­lu­sión agra­va­da, mal­ver­sa­ción y omi­sión de fun­cio­nes

La Primera Semanal - - PATADITAS -

La si­tua­ción le­gal de Ana Ja­ra Ve­lás­quez se com­pli­ca. El in­for­me fi­nal de la co­mi­sión de Fis­ca­li­za­ción del Con­gre­so con­sig­na ele­men­tos su­fi­cien­tes pa­ra res­pon­sa­bi­li­zar­la por el de­li­to de co­lu­sión agra­va­da, mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos y omi­sión de fun­cio­nes, en la ad­qui­si­ción al con­sor­cio Cy­med Me­di­cal-Kim­berly Clark de 8’240,000 pa­ña­les por 6 mi­llo­nes 143 mil 700 so­les. En cuan­to a Omonte, el do­cu­men­to re­co­mien­da investigarla so­lo por omi­sión de fun­cio­nes. Fuen­tes par­la­men­ta­rias a las que ac­ce­dió LA PRI­ME­RA SE­MA­NAL re­ve­la­ron que el ti­po pe­nal tam­bién al­can­za­ría a El­sa Cubillas, se­cre­ta­ria ge­ne­ral de ese por­ta­fo­lio que es­tu­vo al fren­te de to­do el pro­ce­so de ad­qui­si­ción. Otros cin­co fun­cio­na­rios de ese por­ta­fo­lio tam­bién se­rían al­can­za­dos. Es­te re­sul­ta­do ya ve­nía an­te­ce­di­do por un in­for­me de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca (CGR), que ha­bía de­tec­ta­do que la ad­qui­si­ción se “di­rec­cio­nó” en la ges­tión de la hoy par­la­men­ta­ria na­cio­na­lis­ta, pa­ra fa­vo­re­cer al con­sor­cio Cy­med Me­di­cal-Kim­berly Clark. Sin em­bar­go, la des­crip­ción de lo que se­ría una co­lu­sión agra­va­da que reali­zó la ins­ti­tu­ción a car­go de Fuad Khoury com­pren­día a 28 fun­cio­na­rios de la ges­tión de Ja­ra, y en los que se en­con­tra­ban tam­bién al­gu­nos de la eta­pa de Carmen Omonte por la pér­di­da de cer­ca de un mi­llón 300 mil pa­ña­les. Aho­ra se con­clu­ye que El­sa Cubillas no pu­do sim­ple­men­te le­van­tar­se una ma­ña­na de ju­lio del 2013 y de­cir des­pués de des­pe­re­zar­se: “Hoy quie­ro com­prar ocho mi­llo­nes de pa­ña­les”. Por lo vis­to, ne­ce­si­tó la par­ti­ci­pa­ción de la na­cio­na­lis­ta, si es que no exis­tió un in­for­me téc­ni­co de ne­ce­si­dad, me­nos un plan de al­ma­ce­na­mien­to y dis­tri­bu­ción.

CÁR­CEL

El ar­tícu­lo 384 del Có­di­go Pe­nal in­di­ca los ele­men­tos que de­ben exis­tir pa­ra que se con­fi­gu­re el de­li­to de co­lu­sión en su mo­da­li­dad sim­ple y agra­va­da. “El fun­cio­na­rio o ser­vi­dor pú­bli­co que, in­ter­vi­nien­do di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te, por razón de su car­go, en cual­quier eta­pa de las mo­da­li­da­des de ad­qui­si­ción o con­tra­ta­ción pú­bli­ca de bie­nes, obras o ser­vi­cios, con­ce­sio­nes o cual­quier ope­ra­ción a car­go del Es­ta­do con­cier­ta con los in­tere­sa­dos pa­ra de­frau­dar al Es­ta­do o en­ti­dad u or­ga­nis­mo del Es­ta­do, se­gún ley, se­rá re­pri­mi­do con pe­na pri­va­ti­va de li­ber­tad no me­nor de tres ni ma­yor de seis años y con cien­to ochen­ta a tres­cien­tos se­sen­ta y cin­co días-mul­ta”, se­ña­la. Sin em­bar­go, en su for­ma agra­va­da- que es la que se des­cri­be en el bo­rra­dor del in­for­me y que com­pren­de a Ja­ra- la res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal lle­ga a los 15 años de per­di­da de li­ber­tad. “El fun­cio­na­rio o ser­vi­dor pú­bli­co que, in­ter­vi­nien­do di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te, por razón de su car­go, en las con­tra­ta­cio­nes y ad­qui­si­cio­nes de bie­nes, obras o ser­vi­cios, con­ce-

sio­nes o cual­quier ope­ra­ción a car­go del Es­ta­do me­dian­te con­cer­ta­ción con los in­tere­sa­dos, de­frau­da­re pa­tri­mo­nial­men­te al Es­ta­do o en­ti­dad u or­ga­nis­mo del Es­ta­do, se­gún ley, se­rá re­pri­mi­do con pe­na pri­va­ti­va de li­ber­tad no me­nor de seis ni ma­yor de quin­ce años y con tres­cien­tos se­sen­ta y cin­co a se­te­cien­tos trein­ta días-mul­ta”, pre­ci­sa.

PER­JUI­CIO

El de­li­to en men­ción tie­ne una san­ción por el per­jui­cio pa­tri­mo­nial pro­vo­ca­do al Es­ta­do como con­se­cuen­cia de la eje­cu­ción de los con­tra­tos en que ha par­ti­ci­pa­do el res­pon­sa­ble. “Pa­ra de­ter­mi­nar el va­lor re­fe­ren­cial, es un te­ma im­por­tan­tí­si­mo en to­do pro­ce­so de con­tra­ta­ción, en el ca­so de los pa­ña­les de be­bes y ni­ños que son 8 mi­llo­nes 150 mil, la em­pre­sa le­van­tó el va­lor re­fe­ren­cial a una em­pre­sa que co­mer­cia­li­za­ba ali­men­tos, be­bi­da y ta­ba­cos, y en el ca­so de los pa­ña­les de adul­to ma­yor, se to­mó el va­lor re­fe­ren­cial de un su­per­mer­ca­do y una far­ma­cia”, des­cri­bió el vi­ce­con­tra­lor, Ed­gar Alar­cón Tejada, cuan­do se pre­sen­tó el in­for­me en ma­yo del 2015. Alar­cón Tejada re­ve­ló que pa­ra rea­li­zar ta­ma­ña ad­qui­si­ción, se to­mó como ba­se el pre­cio de lo que cos­ta­ba por uni­dad el pro­duc­to, na­da me­nos que en una bo­de­ga y una far­ma­cia.“En las ba­ses se in­di­can ca­rac­te­rís­ti­cas de pa­ña­les que so­lo ofre­ce el con­sor­cio ga­na­dor”, des­cri­bió Alar­cón. Y pa­ra que no que­den du­das a na­die, sub­ra­yó: “o sea, ya ha­bía una orien­ta­ción des­de las ba­ses al con­sor­cio ga­na­dor”. Cuan­do Ana Ja­ra fue in­te­rro­ga­da en la co­mi­sión de Fis­ca­li­za­ción, par­la­men­ta­rios como Héctor Be­ce­rril o Se­gun­do Ta­pia, ad­vir­tie­ron que el per­jui­cio eco­nó­mi­co al Es­ta­do era in­men­sa­men­te su­pe­rior a los 2 mi­llo­nes 596 mil nue­vos so­les que de­tec­tó la CGR. “Si la ad­qui­si­ción cos­tó 8 mi­llo­nes de so­les to­man­do como pre­cio re­fe­ren­cial el va­lor por uni­dad de un pa­ñal en una bo­de­ga, por la cuan­tía y el vo­lu­men de ad­qui­si­ción, esa com­pra de­bió ha­ber cos­ta­do la mi­tad de su va­lor, es de­cir, se de­bió pa­gar so­lo tres mi­llo­nes”, sos­tu­vo Se­gun­do Ta­pia

OMONTE

En la lis­ta de in­te­rro­ga­dos por la

co­mi­sión de Fis­ca­li­za­ción, no fi­gu­ra­ron los al­tos fun­cio­na­rios de la ges­tión de Carmen Omonte por la pér­di­da de pa­ña­les. So­lo fue ci­ta­do el je­fe del al­ma­cén, Eloy Tá­va­ra, lo que hi­zo su­po­ner que la ex mi­nis­tra es­ta­ba li­bre de pol­vo y pa­ja. Sin em­bar­go, el in­for­me se­ña­la que Omonte sí fue com­pren­di­da en la lí­nea de in­ves­ti­ga­ción y de­be­rá res­pon­der an­te la Fis­ca­lía por omi­sión de sus fun­cio­nes.

LIS­TA NE­GRA

La lis­ta de in­vo­lu­cra­dos por la Con­tra­lo­ría, y que tam­bién se en­cuen­tran en el ojo de la tor­men­ta de la Fis­ca­lía a car­go de Rey­nal­do Abia Arrie­ta y del Con­gre­so, es lar­ga. El­sa Cubillas Bueno, se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Mi­nis­te­rio de la Mu­jer y Po­bla­cio­nes Vul­ne­ra­bles (SG), fue de­sig­na­da me­dian­te Re­so­lu­ción Mi­nis­te­rial 210-2012-MIMP del 31/07/2012, en re­em­pla­zo del hoy Se­cre­ta­rio Ge­ne­ral, Da­vid Pa­la­cios Val­ver­de. Con­clu­yó su de­sig­na­ción por re­nun­cia el 28/02/2014, pro­duc­to del cam­bio mi­nis­te­rial de Ana Ja­ra. Du­ran­te su pe­rio­do desem­pe­ñó si­mul­tá­nea­men­te el car­go de di­rec­to­ra ge­ne­ral de la Ofi­ci­na Ge­ne­ral de Ad­mi­nis­tra­ción (OGA). En su pe­rio­do si­mul­tá­neo de SG y OGA se apro­ba­ron di­ver­sas re­so­lu­cio­nes sus­cri­tas por la mi­nis­tra Ana Ja­ra, ta­les como la que apro­bó el pre­su­pues­to 2013 del MIMP que in­cor­po­ró los 50 mi­llo­nes pa­ra aten­cio­nes de emer­gen­cia; la Re­so­lu­ción Mi­nis­te­rial Nº2013-MIMP que apro­bó los li­nea­mien­tos pa­ra el uso de esos re­cur­sos pú­bli­cos, así como ella en su ca­li­dad de OGA sus­cri­bió el con­tra­to en­tre Kim­berly Clark y a la vez, otros do­cu­men­tos re­la­cio­na­dos con el pro­ce­so de com­pra. Ga­briel Vi­lle­na Na­ka­mu­ra se desem­pe­ñó tem­po­ral­men­te como di­rec­tor en­car­ga­do de la OGA. Es un fun­cio­na­rio de ca­rre­ra y siem­pre ha pres­ta­do ser­vi­cio como ase­sor en la OGA. Du­ran­te los me­ses de sep­tiem­bre a oc­tu­bre de 2014. Du­ran­te su ges­tión, se fir­mó la aden­da en­tre el MIMP y Kim­berly Clark, otor­gan­do un pla­zo adi­cio­nal a los 28 días que ha­bían si­do es­ta­ble­ci­dos en las ba­ses. De acuer­do con la in­for­ma­ción de la Con­tra­lo­ría, por es­te he­cho Vi­lle­na ten­dría res­pon­sa­bi­li­dad por no ha­ber apli­ca­do las pe­na­li­da­des co­rres­pon­dien­tes.

EL CO­MI­TÉ

1. Samanta Ca­rre­ño Egus­qui­za, como pre­si­den­te, 2. Ir­ma Che­que­re Gue­rre­ro, miem­bro de co­mi­té, 3. Juan Car­los Bo­ca­ne­gra He­rre­ra, miem­bro de co­mi­té. Samanta Ca­rre­ño, fue pre­si­den­ta del Co­mi­té de Ad­qui­si­cio­nes de los pa­ña­les de ni­ños y adul­tos. Pre­si­dió to­do el pro­ce­so des­de su con­vo­ca­to­ria has­ta el otor­ga­mien­to de la bue­na pro. Lo cu­rio­so es que ella no for­ma­ba par­te del área de abas­te­ci­mien­tos (Lo­gís­ti­ca), sino que era ase­so­ra de la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral, sien­do su je­fa di­rec­ta El­sa Cubillas Bueno. Tam­bién se desem­pe­ñó como Di­rec­to­ra de la OGA del MIMP. Ir­ma Che­que­re Gue­rre­ro, miem­bro de co­mi­té, par­ti­ci­pó en to­do el pro­ce­so, des­de la con­vo­ca­to­ria has­ta el otor­ga­mien­to de la bue­na pro. Per­te­ne­ció al área de abas­te­ci­mien­to (Lo­gís­ti­ca). Juan Car­los Bo­ca­ne­gra He­rre­ra, otro miem­bro de co­mi­té, par­ti­ci­pó en to­do el pro­ce­so, des­de la con­vo­ca­to­ria has­ta el otor­ga­mien­to de la bue­na pro. Per­te­ne­ció a la Ofi­ci­na de Ase­so­ría Jurídica, que du­ran­te la ges­tión de Ja­ra es­tu­vo a car­go de Mar­tín Pé­rez Sa­la­zar.

CARMEN OMONTE

ANA JA­RA

ANA JA­RA Y CARMEN OMONTE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.