PPK BUS­CA 'VO­TOS CO­MO CAN­CHA'

CON­TU­BER­NIO CON ACUÑA LE ENDOSA DE­NUN­CIAS POR PLA­GIO Y ABU­SO SE­XUAL

La Primera Semanal - - PORTADA -

• Apo­yo de Pé­rez de Cue­llar ha­ce re­ver­be­rar te­ma de 'car­tas re­ver­sa­les'

La de­ses­pe­ra­ción de Pe­dro Pa­blo Kuczynski por ga­nar­le a Kei­ko Fu­ji­mo­ri en la se­gun­da vuel­ta, lo lle­va a pac­tar ‘has­ta con el dia­blo'.

La se­ma­na pa­sa­da em­pe­zó mal pa­ra mu­chos en la tien­da po­lí­ti­ca de Peruanos Por el Kam­bio (PPK). En su lo­cal cen­tral de la ca­lle Bar­ce­lo­na, en San Isi­dro, ya se sa­bía des­de el lu­nes del en­de­ble res­pal­do que le ofre­ce­ría al día si­guien­te el lí­der de Alianza Pa­ra el Pro­gre­so (APP), Cé­sar Acuña, al­go que no ca­yó muy bien. Chi­cha­rrón de se­bo, co­mo le di­cen.

El acer­ca­mien­to con sa­bor a con­tu­ber­nio -di­cen- fue im­pues­to por un nue­vo equi­po de ‘es­tra­te­gas' en­car­na­dos en el pe­rio­dis­ta es­pa­ñol Jor­di Segarra. En la otra ori­lla ha­bían per­so­na­jes no muy con­for­mes, co­mo los con­gre­sis­tas elec­tos Car­los Bru­ce y Juan She­put, es­te úl­ti­mo, por aña­di­du­ra, coor­di­na­dor de la cam­pa­ña en la se­gun­da vuel­ta. Pe­ro no ha­bía na­da que ha­cer, más allá de co­men­tar en­tre dien­tes.

Quie­nes acos­tum­bran a re­unir­se en ese lo­cal -Su­sa­na de la Puen­te in­clui­dano po­dían ol­vi­dar, lo que di­jo She­put Moo­re el 18 de enero pa­sa­do so­bre el lí­der de APP cuan­do to­da­vía es­ta­ba en ca­rre­ra: “Yo sí creo que Cé­sar Acuña es el ver­da­de­ro can­di­da­to ofi­cia­lis­ta. Co­mo Ollan­ta Hu­ma­la sa­be que Da­niel Urresti no le­van­ta e hi­zo un pé­si­mo ne­go­cio con Su­sa­na Vi­lla­rán, en­ton­ces se le ocu­rre el se­ñor Acuña”.

Tam­po­co po­dían echar tie­rra so­bre lo que di­jo Bru­ce Mon­tes de Oca a la pren­sa en la úl­ti­ma se­ma­na de enero: “Ce­sar Acuña es un in­mo­ral, no so­lo por co­piar los tra­ba­jos de otros en su te­sis de doc­to­ra­do, sino por­que su vi­da es­tá lle­na de ac­tos con­tra la mo­ral, co­mo abu­sar se­xual­men­te de su alum­na, quien a la vez era me­nor de edad”. No era en-

ten­di­ble que con ese se­ñor de tur­bias cre­den­cia­les aho­ra se alia­ran, por lo me­nos de buen gra­do.

El mar­tes, PPK les ta­pó la bo­ca en pú­bli­co, por si al­go hu­bie­sen que­ri­do de­cir. Lue­go de la reunión con Cé­sar Acuña, a la que asis­tió en com­pa­ñía de sus dos can­di­da­tos a las vi­ce­pre­si­den­cias, Mar­tín Viz­ca­rra y Mer­ce­des Aráoz, Kuczynski de­cla­ró que su prin­ci­pal ob­je­ti­vo era "ga­nar es­ta elec­ción”. Es de­cir, si ha­bía que pac­tar con el dia­blo, lo iba a ha­cer. Más cla­ro, ni el agua que quie­re pri­va­ti­zar.

Así y to­do, la in­cer­ti­dum­bre no se di­si­pó del lo­cal par­ti­da­rio, al que esa se­ma­na asis­tie­ron con sin­gu­lar asi­dui­dad los per­so­na­jes más cer­ca­nos a Kuczynski, in­clu­yen­do a su ges­to­ra de fon­dos, Ana Ma­ría Mas­seur y al con­gre­sis­ta elec­to Gino Cos­ta.

PÉ­REZ

Pe­ro ahí no que­dó la co­sa, pues la se­ma­na se ce­rró igual de in­cier­ta pa­ra otros. El vier­nes, el ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral de las Na­cio­nes Uni­das, Ja­vier Pé­rez de Cué­llar, mos­tró su abier­to res­pal­do a la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial de PPK, de ca­ra a la se­gun­da ron­da elec­to­ral, a tra­vés de una car­ta que com­par­tió en las re­des so­cia­les.

“En la se­gun­da vuel­ta que se ave­ci­na vo­ta­ré por Pe­dro Pa­blo Kuczynski, a quien co­noz­co des­de ha­ce mu­chos años y soy tes­ti­go de su in­te­gri­dad per­so­nal e ido­nei­dad pa­ra el al­to car­go al que as­pi­ra”, men­cio­nó epis­to­lar­men­te el em­ba­ja­dor. La dis­tan­cia mo­ral con Acuña era cla­ra, pe­ro igual su apo­yo abul­ta­ba

la mochila de PPK con te­mas es­pi­no­sos co­mo las ‘car­tas re­ver­sa­les' que en­tur­bian su an­dar di­plo­má­ti­co.

A Pé­rez de Cué­llar se le ad­ju­di­ca ha­ber fir­ma­do, en­tre 1968 y 1969, co­mo se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res del Pe­rú, una no­ta que re­mi­tió al en­car­ga­do de ne­go­cios de Chi­le, acep­tan­do la in­vi­ta­ción pa­ra ins­ta­lar dos mar­cas de en­fi­la­ción (fa­ros) con los que se ma­te­ria­li­zó la lí­nea de fron­te­ra, con­for­me al Tra­ta­do de 1929.

En una se­gun­da no­ta, JPC acep­tó a nom­bre del Pe­rú, en su to­ta­li­dad, los tér­mi­nos de un do­cu­men­to sus­cri­to en la fron­te­ra pe­ruano-chi­le­na el 26 de abril de 1969 con ese fin, a tra­vés del cual los de­le­ga­dos bi­na­cio­na­les fi­ja­ron co­mo ini­cio del lí­mi­te fron­te­ri­zo el pa­ra­le­lo del Hi­to N.° 1 y no el Pun­to Con­cor­dia. Es­tos dos do­cu­men­tos fue­ron, pre­ci­sa­men­te, los que sir­vie­ron de ar­gu­men­to a Chi­le pa­ra sus­ten­tar su po­si­ción an­te la Cor­te de Jus­ti­cia de La Ha­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.