EL SE­CRE­TO DE INÉS

La Primera Semanal - - INFORME ESPECIAL -

Tello fue in­for­ma­da por agen­te 'Aba­día' que cé­lu­la de Huanta ase­si­nó a seis miem­bros de es­col­ta pre­si­den­cial y pla­nea­ba eje­cu­tar a vi­ce pre­si­den­te San Ro­mán.

En otro ar­tícu­lo que pu­bli­có el 13 de oc­tu­bre de 2009 ba­jo el tí­tu­lo “La his­to­ria se­cre­ta de la ma­tan­za de Ba­rrios Al­tos”, el pe­rio­dis­ta Víc­tor Ro­bles se­ña­ló que el ex agen­te de in­te­li­gen­cia del Ejér­ci­to Dou­glas Ar­tea­ga Pascual, iden­ti­fi­ca­do co­mo 'Aba­día', con­tó con pe­los y se­ña­les co­mo los sen­de­ris­tas en­cu­bier­tos en el jirón Huanta per­pe­tra­ron el ata­que te­rro­ris­ta con­tra el óm­ni­bus de la es­col­ta pre­si­den­cial Húsares de Junín, acae­ci­do el 3 de ju­nio de 1989, en el que mu­rie­ron seis sol­da­dos y un po­li­cía.

Es­tos he­chos fue­ron na­rra­dos por Ar­tea­ga a la Pri­me­ra Sa­la Pe­nal Es­pe­cial de Li­ma que pre­si­dió la vo­cal Inés Vi­lla Bo­ni­lla e in­te­gra­ron Inés Tello de Ñec­co e Hil­da Pie­dra. El tes­ti­mo­nio de Ro­bles So­sa se sus­ten­tó en las ac­tas ju­di­cia­les que re­gis­tra­ron el tes­ti­mo­nio.

“Co­mo cons­ta en las ac­tas res­pec­ti­vas, el agen­te Ar­tea­ga de­cla­ró al tri­bu­nal que vi­vió tres años (1989-1991) en el so­lar del jirón Huanta don­de se pro­du­je­ron los he­chos, co­mo in­fil­tra­do en una cé­lu­la de Sen­de­ro Lu­mi­no­so que te­nía su ba­se en esa quin­ta”, se­ña­la la no­ta.

Lue­go agre­ga: “Ar­tea­ga rin­dió su tes­ti­mo­nial en tres au­dien­cias con­se­cu­ti­vas de la sa­la Vi­lla Bo­ni­lla rea­li­za­das los días 15, 22 y 29 de mar­zo de 2006. Su de­cla­ra­ción ha­bía si­do man­te­ni­da en se­cre­to to­tal, has­ta ahora”.

De acuer­do a es­ta in­for­ma­ción, en la pri­me­ra ac­ta cons­ta que Ar­tea­ga se in­fil­tró en Sen­de­ro Lu­mi­no­so en 1989 cum­plien­do un plan del Ser­vi­cio de In­te­li­gen­cia del Ejér­ci­to (SIE) lla­ma­do “Te­la­ra­ña”, que te­nía por ob­je­ti­vo ori­gi­nal re­co­ger in­for­ma­ción so­bre la pe­ne­tra­ción te­rro­ris­ta en las ONG y en los par­ti­dos po­lí­ti­cos de iz­quier­da mar­xis­ta.

“En ese mis­mo tes­ti­mo­nio, con­fir­mó que en 1991 Sen­de­ro Lu­mi­no­so rea­li­za­ba po­lla­das li­bre­men­te en va­rios dis­tin­tos pun­tos de Li­ma, sin que na­die mo­les­ta­ra a su gente. Al tes­ti­fi­car so­bre lo su­ce­di­do en Ba­rrios Al­tos, de­cla­ró a la sa­la que el so­lar del jirón Huanta don­de se pro­du­je­ron las eje­cu­cio­nes ju­di­cia­les del 1 de no­viem­bre de 1991 era una ba­se de ope­ra­cio­nes de Sen­de­ro Lu­mi­no­so”, agre­gó Ro­bles.

Más ade­lan­te se­ña­la: “Con res­pec­to a la po­lla­da cruen­ta del 1 de no­viem­bre, Ar­tea­ga con­tó de ma­ne­ra de­ta­lla­da co­mo fue or­ga­ni­za­da aque­lla reunión fa­tí­di­ca: 'La ac­ti­vi­dad, la po­lla­da que es­ta­ba pre­vis­ta, la he­mos he­cho no­so­tros, el par­ti­do (Sen­de­ro Lu­mi­no­so)'”.

“El agen­te pre­ci­só que du­ran­te los dos años vi­vió en una ha­bi­ta­ción del pri­mer pi­so, que com­par­tió con la fa­mi­lia del “com­pa­ñe­ro” Fi­lo­meno León León, uno de los eje­cu­ta­dos ex­tra­ju­di­cial­men­te”, agre­ga la no­ta.

SAN RO­MÁN

El hom­bre de pren­sa se­ña­la en su es­cri­to que Ar­tea­ga de­cla­ró al tri­bu­nal de Inés Tello que Sen­de­ro Lu­mi­no­so te­nía dos lo­ca­les en la quin­ta del jirón Huanta y los ocu­pó en prin­ci­pio con el ob­je­to de ase­si­nar al en­ton­ces pri­mer vi­ce­pre­si­den­te de la re­pú­bli­ca y pre­si­den­te del Con­gre­so, Má­xi­mo San Ro­mán.

“¿Por qué creen que (los sen­de­ris­tas) to­ma­ron ese lo­cal de Ba­rrios Al­tos? Les voy a de­cir la ver­dad, pa­ra que se­pa to­do el mun­do, es sor­pre­sa qui­zá pa­ra

“En las ac­tas ju­di­cia­les cons­ta ade­más que Ar­tea­ga na­rró que la cé­lu­la sen­de­ris­ta de Ba­rrios Al­tos per­pe­tró el ata­que te­rro­ris­ta con­tra el óm­ni­bus de la es­col­ta pre­si­den­cial Húsares de Junín, acae­ci­do el 3 de ju­nio de 1989, en el que mu­rie­ron seis sol­da­dos y un po­li­cía. Este he­cho con­ti­núa aún en la im­pu­ni­dad, sin ha­ber­se es­cla­re­ci­do ju­di­cial­men­te”, men­cio­nó en el ar­tícu­lo.

El re­la­to con­ti­núa de la si­guien­te ma­ne­ra: “Con lu­jo de de­ta­lles pre­ci­só que los te­rro­ris­tas que ase­si­na­ron a los Húsares de Junín se dis­fra­za­ron de ba­su­re­ros con ayu­da de in­fil­tra­dos en el sin­di­ca­to de obre­ros de la mu­ni­ci­pa­li­dad de Li­ma que les die­ron los uni­for­mes y ca­rros re­co­lec­to­res. Aquel día los cri­mi­na­les co­lo­ca­ron una bom­ba de­ba­jo del bus mi­li­tar y lo hi­cie­ron vo­lar en pe­da­zos”. En el aten­ta­do tam­bién fue ase­si­na­do un po­li­cía que re­pe­lió a los te­rro­ris­tas con su pis­to­la, y que­da­ron he­ri­das on­ce per­so­nas en­tre mi­li­ta­res y ci­vi­les. La on­da ex­pan­si­va de la po­ten­te bom­ba des­tru­yó ade­más 11 ca­sas mo­des­tas.

“Aba­día” ha iden­ti­fi­ca­do ple­na­men­te a los au­to­res de la ma­tan­za de los Húsares de Junín- men­cio­na la no­ta­tam­bién a los que in­ten­ta­ron ase­si­nar a Má­xi­mo San Ro­mán y co­me­tie­ron otros aten­ta­dos, pe­ro nin­gu­na au­to­ri­dad fis­cal o ju­di­cial ha he­cho al­go pa­ra es­cla­re­cer ta­les crí­me­nes.“Se­gún cons­ta en las ac­tas, el tes­ti­mo­nio del agen­te fue es­cu­cha­do por las vo­ca­les Inés Vi­lla Bo­ni­lla, Inés Tello de Ñec­co e Hil­da Pie­dra, y nin­gu­na de ellas le de­man­dó al fis­cal que cum­plie­ra con su de­ber de de­nun­ciar a los pre­sun­tos te­rro­ris­tas”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.