LAVANDERÍA FAN­TÁS­TI­CA

PRI­ME­RA FIS­CA­LÍA SUPRAPROVINCIAL DE LA­VA­DO DE AC­TI­VOS IN­VES­TI­GA A BRU­CE PE­RO PPK LO BLINDA

La Primera Semanal - - PORTADA -

Ti­ró pie­dras a te­cho ajeno, sin fi­jar­se que el pro­pio era de vi­drio. La mis­ma no­che del do­min­go 15 de ma­yo, cuan­do el pro­gra­ma ‘Cuar­to Po­der' emi­tía la 'de­nun­cia' so­bre una su­pues­ta in­ves­ti­ga­ción de la Drug En­for­ce­ment Ad­mi­nis­tra­tion (DEA) al con­gre­sis­ta Joa­quín Ra­mí­rez, que se qui­so ha­cer lle­gar a Kei­ko Fu­ji­mo­ri, el vo­ce­ro de Pe­rua­nos Por el Kam­bio (PPK) Car­los Bru­ce hi­zo de in­qui­si­dor en el set.

La al­ga­ra­bía no le du­ró mu­cho, pues al día si­guien­te la agen­cia an­ti­dro­gas de los Es­ta­dos Uni­dos emi­tió un co­mu­ni­ca­do ex­tra­or­di­na­rio des­min­tien­do que la can­di­da­ta pre­si­den­cial de Fuer­za Po­pu­lar ha­ya si­do o es­té sien­do in­ves­ti­ga­da por la­va­do de ac­ti­vos. La suer­te po­lí­ti­ca de Bru­ce, sin em­bar­go, pa­re­cía echa­da, so­bre todo por­que co­bra­ba cuer­po eté­reo la po­si­bi­li­dad de que hu­bie­se te­ni­do al­go que ver con el reportaje.

Por esos días, en las re­des so­cia­les se di­jo, in­clu­so,

que mien­tras Pedro Pa­blo Kuczynski via­ja­ba a New York por mo­ti­vos aún no es­cla­re­ci­dos, Bru­ce Mon­tes de Oca se di­ri­gía a Mia­mi, se­de de la ca­de­na no­ti­cio­sa Uni­vi­sión, que pre­pa­ró al ali­món con ‘Cuar­to Po­der' el 'des­ta­pe' des­men­ti­do por el go­bierno de los Es­ta­dos Uni­dos. Los fa­ros de aler­ta se ha­bían en­cen­di­do den­tro de la tien­da na­ran­ja.

No pa­sa­ron mu­chos días pa­ra que una pie­dra enor­me des­tro­za­ra el te­cho de vi­drio del fla­man­te vo­ce­ro de PPK. El au­tor del cer­te­ro ti­ro no fue otro que el con­gre­sis­ta fu­ji­mo­ris­ta Héc­tor Be­ce­rril, quien pa­re­cía dis­pues­to a dar­le a Bru­ce una cu­cha­ra­da so­pe­ra de su pro­pia me­di­ci­na. En el hall de los Pa­sos Per­di­dos, siem­pre fre­cuen­ta­do por pe­rio­dis­tas, el legislador re­cor­dó que el PPKau­sa 'Te­chi­to' te­nía un pro­ce­so abier­to por la­va­do de ac­ti­vos.

Be­ce­rril se­ña­ló que un ase­sor su­yo acu­dió el miér­co­les 18 de ma­yo al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y cons­ta­tó que esa in­ves­ti­ga­ción no se en­con­tra­ba en el sis­te­ma de la en­ti­dad. “¿Por qué lo tie­nen en for­ma re­ser­va­da?, ¿Por qué no lo mues­tran co­mo to­dos los ca­sos?, ¿Qué es­tán ocul­tan­do?, ¿Qué co­ro­na tie­ne Car­los Bru­ce?”, di­jo, muy a su es­ti­lo.

“El que tie­ne que dar cuen­ta de es­to es Mr. Kuczynski. ¿Tan­to di­ce que le preo­cu­pa Joa­quín Ra­mí­rez y no le preo­cu­pa que al­guien de su en­torno, co­mo Car­los Bru­ce, es­té in­ves­ti­ga­do por la­va­do de ac­ti­vos? (…) Que Car­los Bru­ce sal­ga a la pren­sa y des­mien­ta es­to”, di­jo a la pren­sa el par­la­men­ta­rio, co­mo si se tra­ta­ra de un dar­do ace­ra­do.

En efec­to, las pes­qui­sas pos­te­rio­res de­ter­mi­na­ron que Car­los Bru­ce Mon­tes de Oca tie­ne una in­da­ga­ción pen­dien­te en la Pri­me­ra Fis­ca­lía Supraprovincial de La­va­do de Ac­ti­vos y Pér­di­da de Do­mi­nio que di­ri­ge el fis­cal Li­zar­do Pan­to­ja, con el nú­me­ro de car­pe­ta fis­cal 262-2015. En la re­si­den­cia de la ca­lle Cho­quehuan­ca, en San Isi­dro, Pedro Pa­blo Kuczynski blan­queó el ojo, lo mis­mo que su re­lu­cien­te equi­po de ase­so­res.

'TE­CHI­TO'

Se di­ce que ha­bría si­do el con­sul­tor an­do­rrano Jor­di Se­ga­rra quien lo con­ven­ció pa­ra que 'Te­chi­to' sa­lie­ra a dar la ca­ra en un te­ma tan es­pi­no­so co­mo el que ve­nían cri­ti­can­do con tan­ta con­tun­den­cia en la tien­da kei­kis­ta. Y así fue, pues Car­los Bru­ce tu­vo que en­ca­rar a la pren­sa con un far­do de ex­cu­sas que ter­mi­na­ban en lo mis­mo: sí es­ta­ba sien­do in­ves­ti­ga­do en ese des­pa­cho fis­cal avo­ca­do al la­va­do de ac­ti­vos.

“Al ini­cio del go­bierno de Hu­ma­la, Daniel Abu­gat­tás di­jo que yo te­nía un pro­ce­so por la­va­do de ac­ti­vos. Yo di­je que no lo te­nía y tres días des­pués me no­ti­fi­ca­ron. Du­ro 4 años. En el as­pec­to de la­va­do de ac­ti­vos y de des­ba­lan­ce pa­tri­mo­nial hay una re­so­lu­ción del fis­cal en la que se con­clu­ye la in­ves­ti­ga­ción y se ar­chi­va el pro­ce­so”, ma­ni­fes­tó un ner­vio­so Bru­ce a la pren­sa.

Lue­go agre­gó: “Du­ran­te la in­ves­ti­ga­ción de la­va­do de ac­ti­vos sur­gió una se­gun­da acu­sa­ción, de que yo no ha­bía pa­ga­do im­pues­tos cuan­do era mi­nis­tro de Es­ta­do (du­ran­te el go­bierno de Alejandro Toledo). Mu­chos se acor­da­rán que yo en el Pleno del Con­gre­so de­nun­cié que me es­tán acu­san­do de no pa­gar im­pues­tos y la Su­nat no quie­re emi­tir el do­cu­men­to que di­ce si he pa­ga­do o no. Fi­nal­men­te la Su­nat emi­tió el do­cu­men­to don­de di­ce que he cum­pli­do con to­das mis obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias, y es­ta se­gun­da acu­sa­ción es la que fal­ta ar­chi­var”.

Pe­ro eso no es lo que di­cen fuen­tes del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, quie­nes con­clu­yen que di­cha in­da­ga­ción fis­cal por pre­sun­ta de­frau­da­ción tri­bu­ta­ria po­dría desem­bo­car en el 'de­li­to fuen­te' del la­va­do de ac­ti­vos, co­mo ocu­rre en el ca­so se­gui­do a Na­di­ne He­re­dia.

Así las co­sas, al con­gre­sis­ta Car­los Bru­ce pa­re­ce que­dar­le un só­lo ca­mino: el ale­ja­mien­to in­me­dia­to del en­torno cer­cano de Kuczynski pa­ra no mer­mar más su ya ero­sio­na­da can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial, en la rec­ta fi­nal de la se­gun­da vuel­ta. Es­te es el co­men­ta­rio que se es­cu­cha en­tre dien­tes en el lo­cal prin­ci­pal de cam­pa­ña de los PPKau­sas, ubi­ca­do en la ca­lle Bar­ce­lo­na, tam­bién en San Isi­dro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.