SIN NO­VE­DAD EN EL FREN­TE

La Primera Semanal - - EDITORIAL - JOSÉ LOLAS MIANI

El se­gun­do de­ba­te pre­si­den­cial de ano­che en­tre Kei­ko Fu­ji­mo­ri de Fuer­za Po­pu­lar y Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki ha­bía pro­vo­ca­do mu­chas ex­pec­ta­ti­vas en la opi­nión pú­bli­ca, mo­ti­va­das la ma­yo­ría de ellas por los co­men­ta­rios de los ob­ser­va­do­res po­lí­ti­cos a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Y tam­bién por la cer­ca­nía a las elec­cio­nes del 5 de ju­nio pró­xi­mo, día de la ver­dad elec­to­ral, don­de sí se de­fi­ni­rá ofi­cial­men­te al pró­xi­mo pre­si­den­te del Pe­rú. En mi opi­nión es­te úl­ti­mo de­ba­te fue la re­fren­da­ción de lo su­ce­di­do en el pri­mer de­ba­te, con la di­fe­ren­cia que en es­te úl­ti­mo en­cuen­tro los can­di­da­tos tu­vie­ron la opor­tu­ni­dad de pu­lir al­gu­nos pu­ya­zos y reorien­tar sus dis­cur­sos ha­cia te­mas que no ha­bían si­do tra­ta­dos a ade­cua­da­men­te.

No hu­bo na­da im­por­tan­te que pu­die­ra al­te­rar el re­sul­ta­do que arro­jan las en­cues­ta­do­ras so­bre la in­ten­ción de vo­to. Los cin­co o seis pun­tos de ven­ta­ja que lle­va Kei­ko Fu­ji­mo­ri se man­tie­nen sin nin­gu­na va­ria­ción has­ta hoy. Lo que pu­do de­cir PPK so­bre ella, so­bre su plan de go­bierno o so­bres sus ex­pec­ta­ti­vas no han al­te­ra­do en na­da la pre­fe­ren­cia po­pu­lar re­gis­tra­da en los úl­ti­mos días. Es más al pa­re­cer Kei­ko Fu­ji­mo­ri era cons­cien­te de su po­si­ción y en lí­neas ge­ne­ra­les se de­di­có a re­afir­mar sus pa­la­bras men­cio­na­das en el en­cuen­tro an­te­rior.

Los in­ten­tos de PPK por de­vol­ver los guan­ta­zos re­ci­bi­dos en el pri­mer de­ba­te no hi­cie­ron da­ño al­guno en la ima­gen pre­si­den­cial de Kei­ko Fu­ji­mo­ri. Acu­sa­cio­nes re­pe­ti­ti­vas di­ri­gi­das a vin­cu­lar­la con la ges­tión de su pa­dre ca­ye­ron en sa­co ro­to, pues fue­ron gol­pes co­no­ci­dos que ella los des­vió co­mo la vez pri­me­ra, di­cién­do­le que él es­ta­ba de­ba­tien­do con ella no con su pa­dre.

Pa­ra­fra­sear lo men­cio­na­do en el de­ba­te de ayer se­ría abu­rri­do y te­dio­so pues las re­des so­cia­les y los me­dios de co­mu­ni­ca­ción es­tán aba­rro­ta­dos de esa in­for­ma­ción. Lo real­men­te im­por­tan­te del de­ba­te de ano­che bá­si­ca­men­te es la re­afir­ma­ción del ca­rác­ter ver­ti­cal de Kei­ko Fu­ji­mo­ri an­te la to­ma de de­ci­sio­nes y el am­plio co­no­ci­mien­to de la reali­dad so­cio­eco­nó­mi­ca del Pe­rú pro­fun­do. Y so­bre to­do lo cla­ro y de­fi­ni­do que Kei­ko Fu­ji­mo­ri tie­ne pa­ra dar­le prio­ri­dad de so­lu­ción a la in­se­gu­ri­dad que se vi­ve en el país.

Si bien es cier­to PPK ex­pu­so su dis­cur­so con mu­cha más tran­qui­li­dad y or­den que en el pri­mer de­ba­te, su pers­pec­ti­va an­te el tra­ta­mien­to de la se­gu­ri­dad pu­bli­ca ha­brá in­dig­na­do a mu­chí­si­mas víc­ti­mas de crí­me­nes al de­cir que en­ce­rrar a de­lin­cuen­tes en Cha­lla­pal­ca es in­hu­mano, ¿en­ton­ces que un de­lin­cuen­te le ro­be a un cam­bis­ta y le dis­pa­re al es­tó­ma­go a que­ma­rro­pa que es?... ¿un cuen­to de ha­das?...

En mi opi­nión en el pri­mer de­ba­te pre­si­den­cial am­bos can­di­da­tos des­car­ga­ron su ar­ti­lle­ría pe­sa­da, es­ta se­gun­da opor­tu­ni­dad só­lo ha ser­vi­do pa­ra in­ten­tar co­rre­gir y au­men­tar lo ya ex­pues­to por am­bos opo­nen­tes. Lo res­ca­ta­ble es que los elec­to­res in­tere­sa­dos en la política na­cio­nal que po­drían aún no de­fi­nir su vo­to han te­ni­do una nue­va opor­tu­ni­dad pa­ra ob­te­ner in­for­ma­ción ex­tra o una es­pe­cie de ‘bo­nus track’.

Di­ver­sos pro­fe­sio­na­les de­di­ca­dos al ru­bro de las es­ta­dís­ti­ca de opi­nión coin­ci­den en que a es­tas al­tu­ras de la con­tien­da elec­to­ral es muy di­fí­cil que se pue­da pro­du­cir una al­te­ra­ción en la ten­den­cia que apun­ta al ganador, pues la di­fe­ren­cia es sus­tan­cial. No ha­bién­do­se ex­pues­to en el de­ba­te na­da que pu­die­ra res­tar­le vo­tos a Kei­ko Fu­ji­mo­ri me in­clino a pen­sar que la ten­den­cia a cre­cer en el por­cen­ta­je de pre­fe­ren­cia elec­to­ral de Kei­ko Fu­ji­mo­ri seguirá su­bien­do has­ta el mis­mo día de las elec­cio­nes. Eso es to­do por hoy mis ami­gos de Pri­me­ra Se­ma­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.