LA VEN­GAN­ZA DE NA­DI­NE

“PA­NO­RA­MA” RE­CI­BE EL CAS­TI­GO POR DE­NUN­CIAR LAS AGEN­DAS DE LA PRIMERA DA­MA Y DI­FUN­DIR SUS FO­TOS QUE DE­MUES­TRAN SU USURPACIÓN EN EL GO­BIERNO. ESA ES LA RA­ZÓN DE LAS DE­NUN­CIAS A SUS PE­RIO­DIS­TAS POR DE­LI­TO DE TRAI­CIÓN A LA PA­TRIA (PÁGS. 4-5-6-7)

La Primera Semanal - - PORTADA -

• Des­de el Mi­nis­te­rio de De­fen­sa se acu­só a los pe­rio­dis­tas de “Pa­no­ra­ma”, na­da me­nos que por ‘trai­ción a la pa­tria’, po­nién­do­los al ni­vel de ca­be­ci­llas del MRTA o Sen­de­ro Lu­mi­no­so. Lo que se de­ja es­cu­char en va­rios pun­tos del país, y con nombre y ape­lli­do, des­de el Par­la­men­to, es que es­to no se­ría otra co­sa que una ven­gan­za man­da­da a eje­cu­tar con­tra quie­nes re­ve­la­ron las agen­das de Na­di­ne He­re­dia.

La de­nun­cia en un ini­cio so­lo com­pren­día a Ka­ri­na No­voa, re­por­te­ra, y Ro­sa­na Cue­va, directora del do­mi­ni­cal.

Ha­ce unos días, sin em­bar­go, el por­ta­fo­lio ha so­li­ci­ta­do la in­cor­po­ra­ción de to­dos los miem­bros del equi­po que par­ti­ci­pó en el re­ve­la­dor in­for­me, in­clu­so has­ta al cho­fer que tras­la­dó a los pe­rio­dis­tas.

“De­nun­ciar a tra­ba­ja­do­res de un pro­gra­ma de televisión, al cual ya se le ame­na­zó con de­nun­ciar en agos­to del año pa­sa­do, por ha­ber pu­bli­ca­do el te­ma de las agen­das de la se­ño­ra Na­di­ne He­re­dia, y aho­ra se le quie­re de­nun­ciar por trai­ción a la pa­tria por ha­ber re­ve­la­do un in­for­me de cómo se ro­ban la pla­ta se­cre­ta en el Vraem al­gu­nos ma­los mi­li­ta­res”, ad­vir­tió en la úl­ti­ma se­sión de la Co­mi­sión Per­ma­nen­te, Mau­ri­cio Mul­der.

El par­la­men­ta­rio apris­ta exi­gió la pre­sen­cia del mi­nis­tro de De­fen­sa, Jak­ke Va­la­ki­vi Ál­va­rez, pa­ra que ex­pli­que en que sus­ten­ta se­me­jan­te pro­pó­si­to, que sin du­da es una ame­na­za a la li­ber­tad de ex­pre­sión y la Cons­ti­tu­ción. Y es­te fin de se­ma­na tie­ne que ha­cer­lo.

“¿Trai­ción a la pa­tria? ósea igual que Abi­mael Guzmán, los peo­res ase­si­nos que ha ha­bi­do en nues­tra pa­tria a un gru­po de pe­rio­dis­tas cu­yo pe­ca­do fue sol­tar el caso de las agen­das. Esa mis­ma no­che que la se­ño­ra Ro­sa­na Cue­va sol­tó el te­ma de las agen­das, la se­ño­ra Na­di­ne He­re­dia, lla­mó y la ame­na­zó con en­jui­ciar­la”, re­cor­dó el par­la­men­ta­rio, so­bre una ame­na­za ex­plí­ci­ta y pro­ba­da.

LA DECAPITACIÓN DE PRÍN­CI­PE

Pe­ro ya an­tes, el 20 de oc­tu­bre, el pre­si­den­te Ollan­ta Hu­ma­la fir­mó la des­ti­tu­ción de la procuradora de la­va­do de ac­ti­vos, Ju­lia Prín­ci­pe Tru­ji­llo, que se desem­pe­ña­ba en el car­go des­de el 2009.

Su de­li­to fue de­jar en cla­ro, pú­bli­ca­men­te, que las cua­tro agen­das de Na­di­ne He­re­dia, se­rian ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción.

Ca­si ho­ras des­pués de ex­pre­sar su com­pro­mi­so, en­tre­gó a la fis­ca­lía aque­llos cua­tro cua­der­ni­llos que lue­go la es­po­sa del pre­si­den­te Ollan­ta Hu­ma­la ha­bía ne­ga­do en di­ver­sos idiomas y for­mas, y de es­ta for­ma de­ja­ba de ex­pli­car so­bre los 23 mi­llo­nes de dó­la­res que la Co­mi­sión de Fis­ca­li­za­ción del Con­gre­so ha de­tec­ta­do se ad­mi­nis­tra­ron en sus ho­jas.

La de­ci­sión de ba­jar­le el pul­gar a Prín­ci­pe Tru­ji­llo la to­mó el en­ton­ces mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Gustavo Adrian­zén, cuan­do era evi­den­te que una mo­ción de cen­su­ra en su con­tra pros­pe­ra­ría en el Con­gre­so que se le atri­buía la mor­da­za im­pues­ta a la procuradora.

“So­li­ci­ta­ron mi des­ti­tu­ción por in­ves­ti­gar a Na­di­ne He­re­dia”, ex­pre­só lue­go Ju­lia Prín­ci­pe, pe­ro sa­tis­fe­cha de ha­ber cum­pli­do su de­ber co­mo de­fen­so­ra de los in­tere­ses del Es­ta­do, y no obli­ga­da a ca­llar co­mo si fue­ra la abo­ga­da de ofi­cio de los go­ber­nan­tes de turno.

EL JUEZ Y LOS PERITOS

Aho­ra Na­di­ne He­re­dia ha re­cu­sa­do a Ri­chard Con­cep­ción Car­huan­cho

des­pués que el juez le dic­tó im­pe­di­men­to de sa­li­da del país. Pe­ro no es el úni­co, en reali­dad for­ma par­te de una lar­ga lis­ta de los que ha de­nun­cia­do den­tro de las in­ves­ti­ga­cio­nes por la­va­do de ac­ti­vos que la han com­pren­di­do.

El 23 de di­ciem­bre de 2015 el fis­cal de la na­ción, Pa­blo Sán­chez, re­ve­ló que la acu­sa­ción que se le impu­taba a Pérez Te­llo cuan­do pre­si­día la co­mi­sión Mar­tín Be­laún­de Los­sio, no fue pro­ba­da y de­ci­dió ar­chi­var el caso.

¿Quién la ha­bía de­nun­cia­do?, pre­gun­tó la pren­sa sor­pren­di­da: Na­di­ne He­re­dia Alar­cón, res­pon­dió el ti­tu­lar del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

La co­mi­sión Mar­tin Be­laun­de Los­sio ha­bía ci­ta­do en ca­li­dad de in­ves­ti­ga­da a la es­po­sa de Ollan­ta Hu­ma­la. Su de­nun­cia, res­pon­sa­bi­li­za­ba a la co­rrec­ta par­la­men­ta­ria de no ha­ber cus­to­dia­do el au­dio de la se­sión re­ser­va­da nú­me­ro 26 y se di­fun­dió a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.