MAESTROS Y ALUM­NOS IMAGINARIOS

Pro­fe­so­res y com­pa­ñe­ros de es­tu­dios de con­gre­sis­ta Ye­se­nia Pon­ce es­tán “des­apa­re­ci­dos

La Primera Semanal - - PORTADA -

To­dos eran fan­tas­mas. En los úl­ti­mos días se re­ve­ló que cua­tro de los su­pues­tos pro­fe­so­res de la con­gre­sis­ta de Fuer­za Po­pu­lar Ye­se­nia Pon­ce en cuar­to y quin­to de se­cun­da­ria no es­tu­dia­ron Edu­ca­ción ni ejer­cie­ron la do­cen­cia y que in­clu­so uno de ellos no exis­te en la ba­se de da­tos de la Re­niec, al igual que 20 de sus com­pa­ñe­ros de cla­ses. Los nom­bres de los su­pues­tos maestros de Pon­ce que fir­ma­ron y ava­la­ron sus ca­li­fi­ca­cio­nes co­mo es­tu­dian­te apa­re­cen en el ac­ta de eva­lua­ción fi­nal de cuar­to y quin­to de se­cun­da­ria de la par­la­men­ta­ria fujimorista. En es­tas tam­bién fi­gu­ran los nom­bres de to­dos los alum­nos que su­pues­ta­men­te es­tu­dia­ron con ella. El pro­fe­sor del cur­so de Len­gua­je y Li­te­ra­tu­ra, Ma­nuel Oje­da Cam­pos, se de­di­ca a la ven­ta de pro­duc­tos pa­ra mas­co­tas y ase­gu­ró que es “to­tal­men­te fal­so” que él ha­ya si­do do­cen­te de la con­gre­sis­ta. “Es to­tal­men­te fal­so, no soy pro­fe­sor, me he de­di­ca­do siem­pre a la ven­ta de pro­duc­tos pa­ra mas­co­tas, ac­ce­so­rios. Pa­ra na­da, no la co­noz­co, me sor­pren­de”, in­di­có. Jor­ge Ru­fino Ló­pez, quien su­pues­ta­men­te le dic­tó en quin­to año de se­cun­da­ria a la par­la­men­ta­ria na­ran­ja Edu­ca­ción Ar­tís­ti­ca, Edu­ca­ción Fí­si­ca y Edu­ca­ción Re­li­gio­sa, no exis­te en la ba­se de da­tos del Re­niec. Otro nom­bre que es­tá en las ac­tas de es­tu­dio de Pon­ce es el de Mi­guel Cam­pos Luis, quien pre­sun­ta­men­te, le en­se­ñó Edu­ca­ción Re­li­gio­sa y Psi­co­lo­gía. Sin em­bar­go es­ta per­so­na que vi­ve en el ca­se­río de San Jo­sé (Uca­ya­li), se­gún la ba­se de da­tos de la Re­niec, es ile­tra­do. En el ca­so de Est­her Aya­la Cam­pos, quien su­pues­ta­men­te fue pro­fe­so­ra de tres cur­sos —Geo­gra­fía del Pe­rú, Fi­lo­so­fía y Ló­gi­ca y de His­to­ria del Pe­rú—, es téc­ni­ca en en­fer­me­ría. “No pa­ra na­da, nun­ca la he vis­to [a Pon­ce], so­lo por te­le­vi­sión na­da más […] No soy pro­fe­so­ra, soy téc­ni­ca de en­fer­me­ría”, sub­ra­yó Aya­la Cam­pos, más que sor­pren­di­da. Da­niel So­to Ri­ve­ra, el di­rec­tor del co­le­gio Ma­ris­cal To­ri­bio de Lu­zu­ria­ga (Puen­te Pie­dra), sus­cri­bió el cer­ti­fi­ca­do de es­tu­dios de la con­gre­sis­ta Ye­se­nia Pon­ce y de­cla­ró en la Co­mi­sión de Éti­ca que él fue su pro­fe­sor de ma­te­má­ti­cas en 1995 y 1996. Sin em­bar­go, en las ac­tas, fi­gu­ra co­mo pro­fe­so­ra de Pon­ce en esa ma­te­ria otra per­so­na. La maes­tra de esa ma­te­ria es na­da me­nos que Isa­bel To­rres Paz, quien ra­di­ca en Te­ne­ri­fe, Es­pa­ña, y es abo­ga­da de pro­fe­sión. Su fa­mi­lia en Li­ma ase­gu­ra que ella nun­ca en­se­ñó en el co­le­gio don­de la par­la­men­ta­ria ase­gu­ra ha­ber cur­sa­do los dos úl­ti­mos años de se­cun­da­ria. Pe­se a las evi­den­cias, Pon­ce se sal­vó ha­ce unos días de ser in­ves­ti­ga­da en la Co­mi­sión de Éti­ca por pre­sun­ta­men­te ha­ber pa­ga­do S/10.000 a So­to Ri­ve­ra, quien fue di­rec­tor del co­le­gio Ma­ris­cal To­ri­bio de Lu­zu­ria­ga,

pa­ra ob­te­ner un cer­ti­fi­ca­do de es­tu­dios. Su­ma­do a es­to, 20 uno de los 21 su­pues­tos com­pa­ñe­ros de cla­ses de la con­gre­sis­ta, se­gún su ac­ta de es­tu­dios, tam­po­co exis­ten

DE­SES­PE­RA­CIÓN NA­RAN­JA

Cuan­do se dic­tó la cues­tio­na­da de­ci­sión de la Co­mi­sión de Éti­ca del Con­gre­so de ar­chi­var la de­nun­cia pre­sen­ta­da con­tra la con­gre­sis­ta de Fuer­za Po­pu­lar Ye­se­nia Pon­ce, fue res­pal­da­da por la ban­ca­da ‘na­ran­ja’, cu­yo vo­ce­ro, Da­niel Sa­la­verry con­si­de­ró, en esa opor­tu­ni­dad, “que hay que res­pe­tar las de­ci­sio­nes de es­te gru­po, gus­ten o no, y no ca­li­fi­car de ‘blin­da­je’ ca­da vez que se ar­chi­va un ca­so”. Pa­ra el fujimorista, no es cau­sal de san­ción el pa­go de 10 mil so­les que reali­zó Pon­ce pa­ra ob­te­ner un cer­ti­fi­ca­do de es­tu­dios; por el con­tra­rio, ne­gó que exis­ta al­gún ti­po de blin­da­je de su ban­ca­da, que con­tro­la la Co­mi­sión Éti­ca, pre­si­di­da has­ta ha­ce unos días por el tam­bién fujimorista Juan Car­los Gon­zá­lez, con cu­yo vo­to se di­ri­mió el em­pa­te re­gis­tra­do en la vo­ta­ción so­bre el ca­so de Pon­ce. El vo­ce­ro fujimorista sus­ten­tó su po­si­ción en que el gru­po de tra­ba­jo no só­lo te­nía pen­dien­te el ca­so de Ye­se­nia Pon­ce, sino de otros par­la­men­ta­rios, co­mo el de Luz Sal­ga­do y Ro­sa Bar­tra, acu­sa­das de im­pe­dir los alla­na­mien­tos a lo­ca­les de Fuer­za Po­pu­lar en di­ciem­bre pa­sa­do, tam­bién exi­mi­das de res­pon­sa­bi­li­dad. Sa­la­verry sos­tu­vo que no pue­de ha­blar­se de fa­vo­ri­tis­mo ha­cia un par­ti­do po­lí­ti­co (en es­te ca­so a Fuer­za Po­pu­lar), da­do que la co­mi­sión es mul­ti­par­ti­da­ria, pe­ro lo cier­to es que, en la prác­ti­ca, los úni­cos que sa­len bien li­bra­dos en es­te gru­po son fu­ji­mo­ris­tas. “Ha­ce da­ño a la ima­gen del Con­gre­so es que no se res­pe­ten las de­ci­sio­nes que to­man las co­mi­sio­nes. Fi­nal­men­te, nos pue­de gus­tar o no sus de­ci­sio­nes, pe­ro son ellos los que de la to­man de for­ma au­to­nó­no­ma. Ade­más, es­tá in­te­gra­da por in­te­gran­tes de di­ver­sas ban­ca­das”, in­di­có. Sin em­bar­go, cuan­do sa­lió a la luz los maestros y com­pa­ñe­ros de car­pe­tas fan­tas­ma de la le­gis­la­do­ra Pon­ce, el vo­ce­ro de Fuer­za Po­pu­lar, Da­niel Sa­la­verry, jun­to a otros par­la­men­ta­rios de su ban­ca­da, co­mo Luz Sal­ga­do y Héc­tor Be­ce­rril, sa­lie­ron an­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pi­dien­do una “ex­haus­ti­va in­ves­ti­ga­ción”. Pe­ro en el Con­gre­so, al mo­men- to de to­mar ac­cio­nes, nin­gún fujimorista ha pre­sen­ta­do pe­di­do al­guno pa­ra ini­ciar una in­ves­ti­ga­ción. In­clu­so, tra­ma­ban con de­jar to­do a la Co­mi­sión de Éti­ca don­de su­pues­ta­men­te to­do es­ta­ba ar­chi­va­do. Al fi­nal na­da le sa­lió co­mo lo es­pe­ra­ban, por­que se co­no­ció que cuan­do se reali­zó la vo­ta­ción en la Co­mi­sión de Éti­ca, si bien se vo­tó a fa­vor de Pon­ce, el en­ton­ces pre­si­den­te el fujimorista Juan Car­los Gon­zá­les, no fir­mó el ac­ta de la vo­ta­ción, que­dan­do to­do anu­la­do y, por con­si­guien­te, el ca­so Pon­ce si se po­dría re­abrir en la pró­xi­ma se­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.