PALABRERIA BA­RA­TA

En el plan de go­bierno del “her­ma­nón” Ri­car­do Bel­mont, hay 29 pro­pues­tas con­fu­sas, sin con­te­ni­do y en­ga­ño­sas

La Primera Semanal - - PORTADA -

A me­nos de 15 días de las elec­cio­nes se re­ve­ló que el plan de Bel­mont in­clu­ye in­for­ma­ción pla­gia­da de las pu­bli­ca­cio­nes “Orien­ta­cio­nes es­tra­té­gi­cas pa­ra el im­pul­so de las Po­lí­ti­cas Cul­tu­ra­les en el Pe­rú” y “Pro­pues­ta pa­ra una go­ber­nan­za de la cul­tu­ra des­de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Li­ma”.

Adías de los co­mi­cios, en el Ca­llao el pa­no­ra­ma elec­to­ral cam­bió por el re­ti­ro de va­rios can­di­da­tos. Los prin­ci­pa­les han si­do los as­pi­ran­tes al go­bierno re­gio­nal Juan So­to­ma­yor, de Va­mos Pe­rú, y Pa­tri­cia Chi­ri­nos, de Ac­ción Po­pu­lar, pro­ve­nien­tes de Chim­pum Ca­llao, par­ti­do de Fé­lix Mo­reno, in­ves­ti­ga­do por co­rrup­ción en el ca­so Ode­brecht y otros. An­tes de es­tas ba­jas, los otro­ra chim­pu­ne­ros es­ta­ban prin­ci­pal­men­te en dos gru­pos: Va­mos Pe­rú, de So­to­ma­yor, y Fuer­za Cha­la­ca, de Omar Mar­cos, exal­cal­de de Ven­ta­ni­lla. En otra or­ga­ni­za­ción des­ta­ca­ba la ex­chim­pu­ne­ra Chi­ri­nos (AP). So­to­ma­yor, fun­da­dor de Chim­pum con Alex Kou­ri y Mo­reno, fue re­gi­dor, al­cal­de de Be­lla­vis­ta y del Ca­llao con es­te lo­go. En su cam­pa­ña pa­ra go­ber­na­dor te­nía pro­fu­sa pro­pa­gan­da en es­ta pro­vin­cia.

Pu­so en su gru­po a va­rios del en­torno de Mo­reno, co­mo su pa­dre, Fé­lix Mo­reno Roldán, y su pri­mo, Car­los Áva­los, pa­ra re­gi­do­res, y su ex­fun­cio­na­rio An­drés Vi­lla­rre­yes pa­ra al­cal­de del dis­tri­to de La Per­la, aho­ra ta­cha­do co­mo So­to­ma­yor.

LA OTRA ALA DE CHIM PUM

Omar Mar­cos, tres ve­ces al­cal­de de Ven­ta­ni­lla con Chim­pum, for­mó Fuer­za Cha­la­ca y bus­ca ser al­cal­de pro­vin­cial. Se­gún va­rias fuen­tes, tie­ne apo­yo del fu­ji­mo­ris­mo. Su­mó a Pe­dro Spa­da­ro, ex­con­gre­sis­ta de Fuer­za Po­pu­lar, co­mo can­di­da­to a su­ce­der­lo en Ven­ta­ni­lla con Fuer­za Cha­la­ca, pe­ro fue ex­clui­do de la con­tien­da por fal­ta de trans­pa­ren­cia al de­ta­llar sus pro­pie­da­des. “Spa­da­ro ofre­ció a Mar­cos el apo­yo de Kei­ko y su par­ti­do. Por eso Fuer­za Po­pu­lar no pre­sen­tó can­di­da­tos en to­do el Ca­llao”, di­ce al­guien del en­torno de los ex­chim­pu­ne­ros. El ex­le­gis­la­dor nie­ga es­ta ver­sión. “Fuer­za Cha­la­ca es un mo­vi­mien­to re­gio­nal, abier­ta al apo­yo de to­dos y tie­ne gen­te de di­fe­ren­tes pre­fe­ren­cias, es­ta elec­ción es ve­ci­nal”, di­ce. Aun­que Fuer­za Po­pu­lar no par­ti­ci­pa, hay ope­ra­do­res ‘na­ran­jas’ en Fuer­za Cha­la­ca. Re­sal­ta Mar­cos Pi­chi­lin­gue, im­pli­ca­do en el ca­so de la dá­di­va que com­pli­có la can­di­da­tu­ra Kei­ko en el 2016, que pos­tu­la a re­gi­dor pro­vin­cial. Tam­bién hay ex­co­la­bo­ra­do­res de Mo­reno, co­mo el ex­di­ri­gen­te de Chim­pum Iván Ri­va­de­ney­ra, pa­ra go­ber­na­dor, y el mé­di­co Al­do La­ma, pa­ra al­cal­de de Be­lla­vis­ta. So­to­ma­yor y otros can­di­da­tos de Va­mos Pe­rú sa­lie­ron de ca­rre­ra por ta­chas en el Ju­ra­do Na­cio­nal de Elec­cio­nes (JNE). Al­gu­nos, co­mo la as­pi­ran­te a al­cal­de­sa de Ven­ta­ni­lla, An­gé­li­ca Ríos, sos­pe­cha del gru­po de Mar­cos, con quien com­par­tió an­tes el lo­go de Chim­pum.

Ríos afron­tó dos pe­di­dos de ta­cha que tu­vie­ron un mis­mo abo­ga­do: Pa­blo Lé­vano, exa­se­sor del ‘na­ran­ja’ Héc­tor Becerril. En el pri­mer ca­so, el ta­chan­te, Luis Jua­ni­to, pre­sen­tó una ficha de Fuer­za Cha­la­ca en que Ríos pe­día in­gre­sar al gru­po. La ley im­pi­de pos­tu­lar por un par­ti­do si se in­te­gra otro. La can­di­da­ta ale­ga que esa ficha, que mues­tra fe­cha del 2018, fue adul­te­ra­da por­que es an­te­rior, que lue­go desis­tió y no se re­gis­tró en el JNE.

“Esa ficha no va­le, que­dó en na­da, pe­ro sa­lió de Fuer­za Cha­la­ca pa­ra sa­car­me”, di­ce.

En el se­gun­do pe­di­do de ta­cha, par­ti­ci­pa ade­más el abo­ga­do Ra­món Del Águi­la, exau­di­tor de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Lu­rín don­de Spa­da­ro fue al­to fun­cio­na­rio. El ta­chan­te El­mer An­gu­lo fue im­pli­ca­do con Spa­da­ro en un

pre­sun­to ata­que a la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Ven­ta­ni­lla, cuan­do era opo­si­tor a Mar­cos, hoy su alia­do.

Ríos fue ta­cha­da por es­te pe­di­do, que adu­ce una fal­ta al re­qui­si­to de de­mo­cra­cia in­ter­na en Va­mos Pe­rú. Em­pe­ro, An­gu­lo de­nun­cia que no lo hi­zo y que fal­si­fi­ca­ron su fir­ma. Ríos pre­sen­tó re­cur­so de am­pa­ro en el Po­der Ju­di­cial. Spa­da­ro nie­ga es­tar de­trás de las ta­chas y ase­gu­ra no co­no­cer a Lé­vano, Del Águi­la y An­gu­lo. “Es pro­ble­ma de Va­mos Pe­rú, de de­mo­cra­cia in­ter­na. No me com­pe­te”, di­ce. En los pró­xi­mos días se pu­bli­ca­rán más re­so­lu­cio­nes emi­ti­das del JNE y se sa­brá quié­nes más sa­len de es­ta lid.

LA UNIÓN DEL MAL

En es­ta cam­pa­ña han in­nu­me­ra­bles de­nun­cias de los po­bla­do­res cha- la­cos, que por te­mor a re­pre­sa­lias, pre­fie­ren ha­blar en el ano­ni­ma­to. Ya exis­ten va­rios ca­sos de agre­sio­nes a opo­si­to­res a los can­di­da­tos que per­te­ne­cie­ron a Chim Pum, quie­nes han pre­fe­ri­do ca­llar los gol­pes re­ci­bi­dos, an­te el te­mor de, in­clu­so, ser ase­si­na­dos.

Por ejem­plo, es co­no­ci­do que los pa­ne­les de los can­di­da­tos opo­si­to­res a Va­mos Pe­rú y Fuer­za Cha­la­ca son des­trui­dos a vis­ta y pa­cien­cia de las au­to­ri­da­des, ma­yor aún que el gru­po de So­to­ma­yor que­dó fue­ra de ca­rre­ra.

Fren­te a es­te pa­no­ra­ma, es no­to­ria la “alian­za” en­tre Va­mos Pe­rú y Fuer­za Cha­la­ca, prin­ci­pal­men­te pa­ra ata­car a quie­nes ca­da día tie­nen ma­yor acep­ta­ción del pue­blo cha­la­co, co­mo es el ca­so de Ro­ge­lio Can­ches, can­di­da­to al go­bierno re­gio­nal por Pe­rú Na­ción.

In­clu­so, se co­men­ta que to­do el mi­llo­na­rio apa­ra­to que dis­po­nía So­to­ma­yor pa­ra su cam­pa­ña, ha si­do pues­ta a dis­po­si­ción del can­di­da­to a go­ber­na­dor Iván Ri­va­de­ney­ra y Omar Mar­cos a la al­cal­día pro­vin­cia, am­bos de Fuer­za Cha­la­ca.

Lo que sí es­tá cla­ro, es que la po­bla­ción del Ca­llao le ha brin­da­do su re­cha­zo to­tal a to­dos los gru­pos que Chim Pum for­mó pa­ra es­ta con­tien­da elec­to­ral, en bús­que­da de un man­te­ner el po­der. Por lo vis­to, una luz de es­pe­ran­za se aso­ma en el puer­to.

Juan So­to­ma­yor (de­re­cha) y Omar Mar­cos (iz­quier­da), des­de ha­ce más de 15 años ca­mi­nan jun­tos.

Le­gen­da­ria fo­to­gra­fía. Los tres ami­go­tes, Omar Mar­cos, Fé­lix Mo­reno y Alex Kou­ri.

Ro­ge­lio Can­ches, es en la ac­tua­li­dad, una de las prin­ci­pa­les op­cio­nes cha­la­cas.

Es­ta pu­bli­ci­dad uti­li­zó Omar Mar­cos en su úl­ti­ma cam­pa­ña elec­to­ral. Chim Pum lo tie­ne has­ta en los hue­sos.

Co­mo un bal­da­zo de agua fría fue pa­ra Juan So­to­ma­yor su re­ti­ro de la con­tien­da elec­to­ral.

So­to­ma­yor y sus alle­ga­dos, pin­ta­ron to­do el Ca­llao con su pro­pa­gan­da. To­do fue una ilu­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.