NO MÁS CO­RRUP­CIÓN EN EL CA­LLAO

Fuer­za Cha­la­ca de Omar Mar­cos y el re­ti­ra­do Va­mos Pe­rú de Juan So­to­ma­yor tie­nen un hi­lo que los une: Chim Pum. Los cha­la­cos ya eli­gie­ron el cam­bio

La Primera Semanal - - PORTADA -

El por­tal Ojo Pú­bli­co, reali­zó úl­ti­ma­men­te un in­for­me más que in­tere­san­te. En es­te se mues­tra al­go muy im­por­tan­te: la pre­pa­ra­ción de los can­di­da­tos a la al­cal­día de Li­ma, en es­pe­cial de Ri­car­do Bel­mont Ca­si­ne­lli, co­no­ci­do tam­bién co­mo “El Her­ma­nón”.

Cuen­ta Ojo Pú­bli­co, que una ma­ña­na de agos­to, el can­di­da­to a la al­cal­día de Li­ma por Pe­rú Li­ber­ta­rio, Ri­car­do Bel­mont Cas­si­ne­lli, lle­gó al Mer­ca­do Ciu­dad de Dios, en San Juan de Mi­ra­flo­res, pa­ra con­se­guir el vo­to de co­mer­cian­tes y ve­ci­nos de ese dis­tri­to. Sin em­bar­go, el que se­ría un diá­lo­go di­ver­ti­do pa­ra Bel­mont con una ri­sue­ña tran­seún­te se con­vir­tió en una es­ce­na em­ba­ra­zo­sa gra­ba­da y subida a You­tu­be que re­ve­la su fal­ta de pre­pa­ra­ción y pro­pues­tas: —Quie­ro sa­ber una pro­pues­ta pa­ra Li­ma, le pre­gun­tó una mo­ra­do­ra de la zo­na.

—Mi pro­pues­ta es dar­te un be­so, mi amor (...) Si yo les ha­go una pro­pues­ta, se me acho­ran si no cum­plo. El dos ve­ces al­cal­de de Li­ma en­tre los años 1990 y 1995 ca­si nun­ca ex­pli­ca sus pro­me­sas du­ran­te sus ac­ti­vi­da­des pro­se­li­tis­tas y tam­po­co tie­ne un plan de go­bierno co­nc­re­to. El do­cu­men­to que pre­sen­tó al Ju­ra­do Elec­to­ral Es­pe­cial Li­ma Cen­tro pa­ra ins­cri­bir su can­di­da­tu­ra es un ar­chi­vo en for­ma­to Po­wer Point de 37 pá­gi­nas que con­tie­ne 58 pro­me­sas re­dac­ta­das de ma­ne­ra con­fu­sa y con erro­res or­to­grá­fi­cos.

Pa­ra es­te aná­li­sis, Ojo Pú­bli­co se­lec­cio­nó en for­ma alea­to­ria 42 de sus pro­pues­tas que cla­si­fi­ca­ron en sie­te sec­to­res: se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, trans­por­te y trán­si­to, desa­rro­llo urbano y me­dio am­bien­te, eco­no­mía y ges­tión ins­ti­tu­cio­nal, edu­ca­ción y de­por­te, sa­lud y po­bla­cio­nes vul­ne­ra­bles, trans­pa­ren­cia y ren­di­ción de cuen­tas. Des­pués de con­tras­tar los da­tos, ha­lla­ron que el 69% de los ofre­ci­mien­tos de Bel­mont pue­de des­cri­bir­se co­mo en­ga­ño­so, im­pre­ci­so, in­via­ble y va­go. So­lo 13 de sus pro­me­sas son via­bles. Ri­car­do Bel­mont pro­po­ne “re­ajus­tar el mon­to de los ar­bi­trios con­for­me a la reali­dad eco­nó­mi­ca de ca­da ciu­da­dano”, pe­ro es­ta me­di­da es in­via­ble. Se­gún el abo­ga­do ex­per­to en De­re­cho Mu­ni­ci­pal, Ju­lio Cé­sar Cas­ti­glio­ni, no es po­si­ble por­que los ar­bi­trios se pa­gan con re­la­ción al cos­to efec­ti­vo de los ser­vi­cios brin­da­dos por la mu­ni­ci­pa­li­dad. “Si el man­te­ni­mien­to de un par­que cues­ta 20 so­les, eso se di­vi­de en­tre las 6 u 8 man­za­nas que es­tán cer­ca del par­que y se es­ta­ble­ce la ta­sa de pa­go. “Si re­ba­jas los ar­bi­trios, al­go es­tá fun­cio­nan­do mal: o

es­tás co­bran­do de­ma­sia­do o los vas a sub­si­diar. Si ha­ces eso, ten­drás que sa­car di­ne­ro de otra par­ti­da”, ex­pli­có Cas­ti­glio­ni.

“Apli­car el sis­te­ma de las vías tec­no­ló­gi­cas”, “cons­truir más ci­clo­vías” y “lo­grar una ciu­dad li­bre de in­se­gu­ri­dad ciu­da­da­na” son al­gu­nas pro­pues­tas que se leen en el plan, pe­ro no apa­re­cen los de­ta­lles de có­mo se eje­cu­ta­rán. “Es­to es de­ma­go­gia pu­ra pa­ra con­se­guir vo­tan­tes”, di­ce Wil­son Her­nán­dez Bre­ña, eco­no­mis­ta e in­ves­ti­ga­dor en te­mas de se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, quien in­di­ca que es im­po­si­ble re­du­cir los asal­tos a ce­ro por­que has­ta los paí­ses me­nos pe­li­gro­sos del mun­do re­gis­tran de­li­tos. Ojo Pú­bli­co se con­tac­tó en va­rias opor­tu­ni­da­des con Wil­der Or­be­go­so, miem­bro del equi­po de pren­sa de Pe­rú Li­ber­ta­rio, pa­ra so­li­ci­tar una en­tre­vis­ta con Ri­car­do Bel­mont o un miem­bro de su equi­po téc­ni­co so­bre có­mo se desa­rro­lla­rían ca­da una de sus pro­pues­tas. El 31 de agos­to pa­sa­do, Or­be­go­zo di­jo que ni el can­di­da­to ni su equi­po res­pon­de­rían a es­te me­dio.

A me­nos de un mes de las elec­cio­nes re­gio­na­les y mu­ni­ci­pa­les, el por­tal Ute­ro.pe re­ve­ló que el plan de Bel­mont in­clu­ye in­for­ma­ción pla­gia­da de las pu­bli­ca­cio­nes “Orien­ta­cio­nes es­tra­té­gi­cas pa­ra el im­pul­so de las Po­lí­ti­cas Cul­tu­ra­les en el Pe­rú” y “Pro­pues­ta pa­ra una go­ber­nan­za de la cul­tu­ra des­de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Li­ma”.

Ri­car­do Bel­mont tie­ne 10.3 % de in­ten­ción de vo­to en la úl­ti­ma en­cues­ta de Da­tum di­fun­di­da el 7 de se­tiem­bre y se ubi­ca en se­gun­do lu­gar des­pués del can­di­da­to de Pe­rú Pa­tria Se­gu­ra, Ren­zo Reg­giar­do, quien tie­ne ca­si el do­ble, al­re­de­dor del 20% de apo­yo.

El exal­cal­de so­lo ha con­se­gui­do pro­ta­go­nis­mo a raíz de sus co­men­ta­rios xe­nó­fo­bos so­bre los mi­gran­tes ve­ne­zo­la­nos. “Ha­ce dos me­ses era in­vi­si­ble. Gra­cias a los ve­ne­zo­la­nos es­toy en to­dos los ca­na­les”, di­jo en una re­cien­te en­tre­vis­ta te­le­vi­si­va.

Y lo úl­ti­mo, ha si­do co­rrer­se del de­ba­te or­ga­ni­za­do por el Ju­ra­do Na­cio­nal de Elec­cio­nes y, don­de era más que se­gu­ro, que se des­ta­pa­ría pú­bli­ca­men­te sus plan­tea­mien­tos va­gos, in­via­bles y fan­ta­sio­sos.

Ya son mu­chas las in­con­gruen­cias des­cu­bier­tas a Ri­car­do Bel­mont du­ran­te es­ta cam­pa­ña.

Jun­to a Vla­di­mir Ce­rrón, el “lí­der” del par­ti­do Pe­rú Li­ber­ta­rio, quien elo­gia y apo­ya a Ni­co­lás Ma­du­ro.

El “her­ma­nón” Bel­mont se co­rrió del de­ba­te elec­to­ral. Aho­ra en­ten­de­mos las ra­zo­nes.

Las mi­les de per­so­nas que ad­qui­rie­ron “ac­cio­nes” pa­ra que ha­ga RBC, le re­cla­man al “her­ma­nón”.

Sus crí­ti­cas a los ve­ne­zo­la­nos que es­tán en Li­ma por cul­pa de Ma­du­ro, fue­ron blan­co de Bel­mont.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.