¿FA­VO­RE­CI­DO POR LA JUS­TI­CIA?

Deu­dos del pe­rio­dis­ta Hu­go Bus­tíos de­nun­cian que prue­bas con­tra Da­niel Urres­ti no fue­ron va­lo­ra­das por la Sa­la Pe­nal

La Primera Semanal - - PORTADA -

“Vol­vie­ron a ase­si­nar a mi pa­dre. El ca­so Bus­tíos fue usa­do co­mo un por­taa­vio­nes po­lí­ti­co. Urres­ti ha uti­li­za­do la ma­ni­pu­la­ción y la des­in­for­ma­ción de es­te ca­so con el fin de po­li­ti­zar”, ex­pre­só la hi­ja de la víc­ti­ma, Shar­me­lí Bus­tíos

Los deu­dos del pe­rio­dis­ta Hu­go Bus­tíos de­nun­cia­ron que la de­ci­sión de la Sa­la Pe­nal Na­cio­nal que ab­sol­vió a Da­niel Urres­ti del ase­si­na­to del pe­rio­dis­ta es “una sen­ten­cia he­cha a la me­di­da del can­di­da­to”, y que los miem­bros del tri­bu­nal no va­lo­ra­ron evi­den­cias pro­ba­to­rias del ca­so, por lo que pre­sen­ta­rán una ape­la­ción an­te la Cor­te Su­pre­ma y, de ser ne­ce­sa­rio, ele­va­rán in­for­mes al sis­te­ma in­te­ra­me­ri­cano de los de­re­chos hu­ma­nos. “Vol­vie­ron a ase­si­nar a mi pa­dre. El ca­so Bus­tíos fue usa­do co­mo un por­taa­vio­nes po­lí­ti­co. Urres­ti ha uti­li­za­do la ma­ni­pu­la­ción y la des­in­for­ma­ción de es­te ca­so con el fin de po­li­ti­zar”, ex­pre­só la hi­ja de la víc­ti­ma, Shar­me­lí Bus­tíos du­ran­te la con­fe­ren­cia de pren­sa con­vo­ca­da pa­ra anun­ciar las medidas le­ga­les que los deu­dos y su de­fen­sa to­ma­rán pa­ra con­se­guir que se re­vier­ta el fa­llo en la ins­tan­cia su­pe­rior. El abo­ga­do Her­nán Ba­rre­ne­chea, de la Co­mi­sión de De­re­chos Hu­ma­nos (Co­mi­sedh), di­jo que el Po­der Ju­di­cial sos­la­yó prue­bas y tes­ti­mo­nios esen­cia­les con­tra Urres­ti, co­mo la ver­sión de dos mi­li­ta­res: el exo­fi­cial EP Ed­gar­do Mon­to­ya y el ex­ca­pi­tán EP Ama­dor Vidal San­ben­to -co­no­ci­do co­mo ‘Ojos de ga­to’-, cu­yas ver­sio­nes lo im­pli­ca­ban en la muer­te de Bus­tíos; tam­po­co va­lo­ra­ron lo di­cho por la tes­ti­go prin­ci­pal del ca­so, Ysa­bel Ro­drí­guez Chi­pa­na, quien di­jo ha­ber vis­to al ex­mi­nis­tro del In­te­rior per­pe­trar el cri­men y lo acu­só de ha­ber­la dos ve­ces pa­ra ame­dren­tar­la.

“Los he­chos y las prue­bas son con­tun­den­tes que res­pon­sa­bi­li­zan del he­cho co­mo coau­tor del ase­si­na­to de Bus­tíos”, se­ña­ló Ba­rre­ne­chea. La abo­ga­da Dia­na Coz, del equi­po le­gal de Co­mi­sedh, se­ña­ló ade­más que la Sa­la Pe­nal Na­cio­nal no se pro­nun­ció so­bre la ma­ni­pu­la­ción y hos­ti­ga­mien­to de tes­ti­gos y la fa­bri­ca­ción de do­cu­men­tos que Da­niel Urres­ti pre­sen­tó du­ran­te el pro­ce­so ju­di­cial

en su con­tra. El ca­so más evi­den­te fue la de­cla­ra­ción ju­ra­da atri­bui­da por la de­fen­sa de Urres­ti al No­ta­rio Pú­bli­co de Huan­ta Cé­sar Odón, pa­ra va­li­dar una pre­sun­ta acu­sa­ción por te­rro­ris­mo con­tra la tes­ti­go prin­ci­pal, y que re­sul­tó ser fra­gua­da. El can­di­da­to a la al­cal­día de Li­ma por Po­de­mos Pe­rú, Da­niel Urres­ti, fue acu­sa­do de pre­sen­tar un do­cu­men­to con la fir­ma fal­si­fi­ca­da de un no­ta­rio pú­bli­co de Aya­cu­cho, que su­pues­ta­men­te con­fir­ma­ba un tes­ti­mo­nio a su fa­vor en el pro­ce­so que se le si­gue por el ase­si­na­to del pe­rio­dis­ta Hu­go Bus­tíos.

Se tra­ta de una de­cla­ra­ción ju­ra­da, con los se­llos y la rú­bri­ca a nom­bre del no­ta­rio Cé­sar Odón Gi­rón Ara­na, en la que su­pues­ta­men­te el fun­cio­na­rio afir­ma que el cam­pe­sino Ga­vi­lán Men­do­za se pre­sen­tó sin coac­ción al­gu­na a su ofi­ci­na pa­ra se­ña­lar a la prin­ci­pal tes­ti­go con­tra Urres­ti co­mo in­te­gran­te del gru­po te­rro­ris­ta Sen­de­ro Lu­mi­no­so y cóm­pli­ce de un do­ble ase­si­na­to ocu­rri­do en 1984.

“La Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos po­dría de­cla­rar que exis­te res­pon­sa­bi­li­dad In­ter­na­cio­nal del Es­ta­do por es­te ca­so”, in­di­có Coz, miem­bro del equi­po le­gal de la Co­mi­sión de De­re­chos Hu­ma­nos (Co­mi­sedh).

En no­viem­bre 1988, el co­rres­pon­sal de la re­vis­ta Ca­re­tas Hu­go Bus­tíos fue acri­bi­lla­do y ul­ti­ma­do con un ex­plo­si­vo por mi­li­ta­res de la Ba­se mi­li­tar de Cas­tro­pam­pa, en la ciu­dad de Huan­ta, Aya­cu­cho. En el 2015, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pre­sen­tó una de­nun­cia pe­nal con­tra Urres­ti por su pre­sun­ta par­ti­ci­pa­ción en el cri­men.

El jue­ves úl­ti­mo, el co­le­gia­do B de la Sa­la Pe­nal Na­cio­nal se­ña­ló que no ha­bía prue­bas su­fi­cien­tes pa­ra con­tra el aho­ra can­di­da­to a la al­cal­día de Li­ma por Po­de­mos Pe­rú.

Da­niel Urres­ti, sa­lien­do del juz­ga­do tras el fa­llo so­bre el ase­si­na­to del pe­rio­dis­ta Hu­go Bus­tíos, se­ria­men­te cues­tio­na­do por fa­mi­lia­res de la víc­ti­ma.

Shar­me­lí Bus­tíos llo­ra des­con­so­la­da­men­te por un fa­llo, que pa­ra ella a to­das lu­ces, es una in­jus­ti­cia.

La fa­mi­lia de Hu­go Bus­tíos ade­lan­tó que acu­di­rán a tri­bu­na­les in­ter­na­cio­na­les en bus­ca de jus­ti­cia.

Urres­ti cuan­do fue con­fron­ta­do con una tes­ti­go, quien lo sin­di­có de ser el au­tor de la muer­te del pe­rio­dis­ta de la re­vis­ta Ca­re­tas.

Es­tos son los do­cu­men­tos que la hi­ja del pe­rio­dis­ta Bus­tíos y sus abo­ga­dos, re­cla­man que no fue con­si­de­ra­do por los ma­gis­tra­dos.

Hu­go Bus­tios siem­pre es­tu­vo tras la ver­dad y por ello fue bru­tal­men­te ase­si­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.