Trump cul­pa a la sa­lud men­tal la ma­sa­cre ocu­rri­da en Igle­sia de Te­xas

Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos ase­gu­ra que he­chos no fue­ron oca­sio­na­dos por “el uso de ar­mas”

La Segunda - - Mundo -

El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, di­jo hoy lu­nes que la ma­tan­za ocu­rri­da en la vís­pe­ra en una igle­sia de Te­xas, en la que mu­rie­ron ti­ro­tea­das al me­nos 27 per­so­nas, se de­bió a un "pro­ble­ma de sa­lud men­tal" y que no es "un asun­to de ar­mas". Al ser pre­gun­ta­do du­ran­te una con­fe­ren­cia de pren­sa en To­kio acer­ca de las po­lí­ti­cas que po­dría res­pal­dar en res­pues­ta al tiroteo, Trump afir­mó que, de acuer­do a los re­por­tes pre­li­mi­na­res, el ata­can­te era "un in­di­vi­duo muy ator­men­ta­do, con mu­chos pro­ble­mas". "Te­ne­mos mu­chos pro­ble­mas de sa­lud men­tal en nues­tro país, al igual que otros paí­ses. Pe­ro es­to no es un asun­to de ar­mas", ase­gu­ró. "Por for­tu­na, al­guien más te­nía una pis­to­la que es­ta­ba dis­pa­ran­do en la di­rec­ción opues­ta". "Se tra­ta de un pro­ble­ma de sa­lud men­tal al ni­vel más al­to", co­men­tó. "Es un he­cho muy, muy tris­te". Un hom­bre iden­ti­fi­ca­do co­mo De­vin Ke­lley abrió fue­go el do­min­go con un ri­fle de asal­to en la Pri­me­ra Igle­sia Bautista en Sut­her­land Springs, a unos 65 ki­ló­me­tros al es­te de San An­to­nio, aca­ban­do con la vi­da de al me­nos 26 per­so­nas e hi­rien­do a una vein­te­na más. Trump es­tá en Ja­pón al ini­cio de una gi­ra de 12 días por seis paí­ses asiá­ti­cos. Mien­tras tan­to, se in­for­mó que ocho miem­bros de una fa­mi­lia mu­rie­ron en la peor ma­sa­cre per­pe­tra­da en Te­xas. Joe Hol­com­be, bi­sa­bue­lo de las víc­ti­mas, na­rró que en el ata­que mu­rie­ron ocho miem­bros de su fa­mi­lia: su hi­jo Br­yan Hol­com­be, de 60 años, y su es­po­sa Car­la, de 58. Br­yan era pas­tor aso­cia­do en la igle­sia y en el mo­men­to de la ba­la­ce­ra se di­ri­gía al púl­pi­to para ini­ciar una pre­di­ca­ción. Tam­bién fa­lle­ció Crys­tal Hol­com­be, ca­sa­da con un nie­to Joe Hol­com­be, con ocho me­ses de em­ba­ra­zo, in­for­mó uno de sus pri­mos, Nick Uh­lig. Uh­lig re­la­tó que tam­bién mu­rie­ron los tres hi­jos de la mu­jer, Emily, Me­gan y Greg. Joe Hol­com­be con­fir­mó que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.