EX FIS­CAL LUI­SA OR­TE­GA AFIR­MA QUE UNA SO­LU­CIÓN ES QUE MA­DU­RO SAL­GA POR UNA VÍA NE­GO­CIA­DA

"Hu­yen co­mo si se tra­ta­ra de de­lin­cuen­tes y se ven obli­ga­dos a uti­li­zar ca­na­les clan­des­ti­nos, y mu­chos de ellos pa­san a ser víc­ti­mas de tra­ta"

La Segunda - - Portada -

La úni­ca so­lu­ción a la gra­ví­si­ma cri­sis eco­nó­mi­ca, so­cial y hu­ma­ni­ta­ria de Ve­ne­zue­la es una "sa­li­da de­fi­ni­ti­va y ne­go­cia­da" de Ma­du­ro, a tra­vés de ga­ran­tías y de una eta­pa de tran­si­ción. Lo ase­gu­ró ayer la ex fis­cal ge­ne­ral de Ve­ne­zue­la, Lui­sa Or­te­ga, que al par­ti­ci­par en el Va­ti­cano de una cum­bre de jue­zas y pro­cu­ra­do­ras so­bre la tra­ta y el cri­men or­ga­ni­za­do, pi­dió so­li­da­ri­dad in­ter­na­cio­nal pa­ra su país y "un cam­bio de con­duc­ción en el ti­món del Es­ta­do, el res­ca­te de los prin­ci- pios de­mo­crá­ti­cos y que se des­man­te­len los abu­sos y los atro­pe­llos con­tra los ciu­da­da­nos". "El país de­be re­cons­truir­se", cla­mó la ex fis­cal ge­ne­ral -des­ti­tui­da en agos­to pa­sa­do por la Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te y exi­lia­da en Co­lom­bia-, que de­nun­ció, ade­más, que más de dos mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos fue­ron for­za­dos a emi­grar en los úl­ti­mos años por el ré­gi­men de Ma­du­ro. "Hu­yen co­mo si se tra­ta­ra de de­lin­cuen­tes y se ven obli­ga­dos a uti­li­zar ca­na­les clan­des­ti­nos, y mu­chos de ellos pa­san a ser víc­ti­mas de tra­ta", la­men­tó. En diá­lo­go con al­gu­nos me­dios, Or­te­ga, la abo­ga­da que ha­bien­do si­do pi­lar del cha­vis­mo pa­só a ser enemi­ga nú­me­ro uno del ré­gi­men, con­fe­só que aho­ra te­me por su vi­da. “ya no ten­go otra al­ter­na­ti­va. Me qui­ta­ron mi ho­gar y mi pa­tria. En mi ho­gar es­tá vi­vien­do el Se­bin (Ser­vi­cio Bo­li­va­riano de In­te­li­gen­cia). Lo úni­co que me que­da es la vi­da y no me im­por­ta, con tal que sea pa­ra lo­grar la fe­li­ci­dad de to­dos los ve­ne­zo­la­nos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.