Te­ne­mos la me­jor afi­ción del mun­do

Metro Peru (Lima) - - PORTADA -

En ju­nio pa­sa­do, cer­ca de 40 mil pe­rua­nos in­va­die­ron las ciu­da­des de Sa­ransk, Eka­te­rim­bur­go y So­chi, en Ru­sia. Tras 36 años de au­sen­cia, la se­lec­ción pe­rua­na vol­vía a un Mun­dial de Fút­bol, acom­pa­ña­da por sus hin­chas.

Ayer, to­do ese en­tu­sias­mo y es­fuer­zo de la afi­ción fue re­com­pen­sa­do en la en­tre­ga de los pre­mios The Best de la FI­FA, lle­va­dos a ca­bo en Lon­dres.

Allí, la hin­cha­da pe­rua­na re­ci­bió el pre­mio The Best a la Me­jor Afi­ción, el cual fue ele­gi­do por vo­ta­ción en lí­nea.

“Es­te no es un re­co­no­ci­mien­to so­lo a la ba­rra ‘La Blan­qui­rro­ja’. Es un pre­mio pa­ra to­da la hin­cha­da que es­tu­vo en Ru­sia. Nos pro­pu­si­mos es­to dos me­ses an­tes de via­jar a Ru­sia. Nos pro­me­ti­mos ser la hin­cha­da más gran­de del mun­do, aún sin sa­ber que iba a ver una pre­mia­ción. Es­ta­mos muy fe­li­ces”, se­ña­la Paul Obre­gón, fo­tó­gra­fo de ‘La Blan­qui­rro­ja’, una de las tres ba­rras ofi­cia­les de la se­lec­ción pe­rua­na ( jun­to a ‘La Fran­ja’ y ‘Sen­ti­mien­to Blan­qui­rro­jo’) y en­car­ga­da de re­ci­bir el pre­mio.

El via­je de Pe­rú a Ru­sia, de­pen­dien­do de la ru­ta, pue­de du­rar en­tre 18 y 40 ho­ras, has­ta con tres es­ca­las. So­lo el pa­sa­je cos­ta­ba en­tre 2 mil y 5 mil dó­la­res. Mu­chas per­so­nas se en­deu­da­ron o ven­die­ron sus au­tos pa­ra po­der cos­tear el via­je y alen­tar a la se­lec­ción.

“En ca­da ae­ro­puer­to nos en­con­trá­ba­mos a mu­chos pe­rua­nos y en­tre to­dos nos dá­ba­mos la mano, com­par­tien­do agua, co­mi­da, can­tan­do jun­tos. Lle­ga­mos a Mos­cú y di­mos el pri­mer ban­de­ra­zo, to­dos reía­mos y llo­rá­ba­mos muy emo­cio­na­dos”, re­cuer­da Obre­gón.

Es­te sen­ti­mien­to no pa­só des­aper­ci­bi­do. Los hin­chas pe­rua­nos se vol­vie­ron los fa­vo­ri­tos en­tre los ex­tran­je­ros. De­ce­nas de ar­tícu­los pe­rio­dís­ti­cos en va­rios idio- mas cir­cu­la­ron en apo­yo a la se­lec­ción na­cio­nal y sus hin­chas.

Es­te pre­mio ha si­do, sin du­da, la cons­ta­ta­ción del amor de los pe­rua­nos ha­cia el fút­bol, quie­nes so­por­ta­ron más de tres dé­ca­das fue­ra del Mun­dial. Pe­ro tam­bién es más que eso.

“El fút­bol ha si­do un re­fle­jo de la evo­lu­ción de los pro­ce­sos emo­cio­na­les de los pe­rua­nos: que­re­mos sen­tir­nos or­gu­llo­sos y ha­llar ca­mi­nos y desa­rro­llos co­mu­nes co­mo país, en tér­mi­nos de so­li­da­ri­dad y bie­nes­tar. Que­re­mos de­jear los con­flic­tos en­tre pe­rua­nos atrás”, nos di­ce Raúl Cas­tro, an­tro­pó­lo­go y di­rec­tor de la ca­rre­ra de Co­mu­ni­ca­ción y Pu­bli­ci­dad de la Uni­ver­si- dad Cien­tí­fi­ca del Sur.

El es­pe­cia­lis­ta re­cal­ca que el fút­bol no es una ac­ti­vi­dad que so­lo se li­mi­te a la la­bor de los ju­ga­do­res; tam­bién es im­por­tan­te la la­bor de los afi­cio­na­dos.

“En to­da ac­ti­vi­dad de­por­ti­va, las co­mu­ni­da­des dan un so­por­te afec­ti­vo y hu­mano a los atle­tas. Es un as­pec­to en el que nos he­mos re­sal­ta­do an­te to­do el mun­do”.

En una co­yun­tu­ra lle­na de co­rrup­ción, cri­sis po­lí­ti­ca y ame­na­zas a la de­mo­cra­cia, es­te ti­po de no­ti­cias nos dan es­pe­ran­zas co­mo país. Nos da­mos cuen­ta de to­do lo que po­de­mos ha­cer si de­ci­di­mos unir­nos y tra­ba­jar en con­jun­to. ¡Arri­ba Pe­rú!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.