Ma­rio Va­len­cia vol­vió a car­gar la cruz co­mo mues­tra de su fe en Je­su­cris­to

DE­VO­CIÓN EN EL PE­RÚ. Mi­les de fie­les acom­pa­ña­ron al ac­tor Ma­rio Va­len­cia, quien lle­va 40 años vi­vien­do su pro­pio Vía Cru­cis. Lo mis­mo pa­só en Co­mas. El Se­ñor de los Mi­la­gros re­co­rrió las ca­lles del Cen­tro His­tó­ri­co. En Huan­ca­ve­li­ca y Otuz­co, el rea­lis­mo d

Perú - La República - - PORTADA - Eduar­do Sa­li­nas Y.

Los ‘To­pos de Mé­xi­co' rea­li­za­ron una la­bor vo­lun­ta­ria al brin­dar se­gu­ri­dad en el tra­di­cio­nal re­co­rri­do de Ma­rio Va­len­cia.

La fe era el mo­tor del cuer­po y no ha­bía con­di­ción cli­má­ti­ca que lo­gre de­te­ner su mar­cha. Así lo sen­tía Ma­rio Va­len­cia Ri­va­de­nei­ra, el po­pu­lar 'Cris­to Cho­lo', quien to­mó la pe­sa­da cruz de ma­de­ra y es­ce­ni­fi­có la pa­sión y muer­te de Je­sús du­ran­te las ce­le­bra­cio­nes del Viernes San­to en las ca­lles del Cen­tro His­tó­ri­co de Li­ma.

Aun­que el ca­lor en Li­ma so­fo­ca­ba ca­da pa­so, Ma­rio Va­len­cia, de 55 años, sa­lió de la iglesia San­ta Ro­sa ubi­ca­da en la ave­ni­da Tac­na, co­mo ha­ce 40 años, acom­pa­ña­do por su elen­co de ac­to­res de la compañía tea­tral Em­ma­nuel. Fue en ese mo­men­to en que la po­bla­ción en­tu­sias­ta lo re­tra­ta­ba con sus ta­ble­tas y ce­lu­la­res.

La mul­ti­tud, en el ji­rón Eman­ci­pa­ción, to­mó la vía ex­clu­si­va del Me­tro­po­li­tano, pa­ra se­guir a Ma­rio Va­len­cia, quien car­ga­ba su pe­sa­da cruz y re­par­tía ben­di­cio­nes a sus se­gui­do­res que for­ma­ban un mar mul­ti­co­lor. Es más, en su mar­cha, en pleno Ji­rón de la Unión, una mu­jer de avanzada edad, sen­ta­da en una si­lla de rue­das, pi­dió ayu­da pa­ra po­der sa­lu­dar­lo con ca­ri­ño.

"Ese es mi 'Cris­to Cho­lo'. Cuan­do pue­do, lo sa­lu­do. Él es un tes­ti­mo­nio de fe y amor a Je­sús. Yo es­toy dia­bé­ti­ca, quie­ro que in­ter­ce­da por mí. Ya ne­ce­si­to una si­lla de rue­das nue­va pa­ra po­der mo­vi­li­zar­me por­que es­ta ya es­tá muy vie­ja. Siem­pre pi­do al Se­ñor que cui­de mi sa­lud", con­tó Mi­riam Pe­ña, una fiel que se en­con­tra- ba en la iglesia de La Mer­ced, en el Ji­rón de la Unión.

Mi­nu­tos des­pués, en la Pla­za Ma­yor, una gran mul­ti­tud que es­cu­cha­ba la mi­sa del Ser­món de las Sie­te Pa­la­bras, en la Ca­te­dral de Li­ma, se acer­có a agra­de­cer al gru­po ac­to­ral. Va­rios ni­ños re­ci­bie­ron el sa­lu- do de Ma­rio Va­len­cia. Él, a su pa­so ha­cia Pa­la­cio de Go­bierno, hi­zo una ora­ción.

"So­lo es­pe­ro que nues­tro go­bierno, de al­gu­na ma­ne­ra, en­tien­da que nues­tro pue­blo ne­ce­si­ta tan­to de su ser­vi­cio. Le pi­do a nues­tro Pa­dre ce­les­tial que los lle­ne de sa­bi­du­ría y que de la me­jor ma­ne­ra se di­ri­jan a su pue­blo, sin ren­co­res ni odios. Su­pli­co al go­bierno que re­co­noz­ca al gru­po tea­tral Em­ma­nuel co­mo pa­tri­mo­nio cul­tu­ral de los even­tos re­li­gio­sos de la na­ción. Tenemos 40 años con es­ta his­to­ria", de­cla­ró Ma­rio Va­len­cia.

Es­te año tu­vo una par­ti­cu­la­ri­dad. Los ‘To­pos de Mé­xi­co' rea­li­za­ron una la­bor vo­lun­ta­ria al brin­dar se­gu­ri­dad en es­te tra­di­cio­nal re­co­rri­do. Fue­ron cua­tro agen­tes, tres de ellos pe­rua­nos y uno ve­ne­zo­lano, quie­nes si­guie­ron al 'Cris­to Cho­lo' has­ta su úl­ti­ma es­ce­na: la cru­ci­fi­xión en el Pa­seo de Aguas, en el Rí­mac.

"Rea­li­za­mos tra­ba­jo pre­ven­ti­vo, aten­ción prehos­pi­ta­la­ria an­te una emer­gen­cia. No­so­tros co­mo 'To­pos de Mé­xi­co' rea­li­za­mos la res­pues­ta in­me­dia­ta", in­for­mó Je­sús Pe­ral­ta, miem­bro de es­ta or­ga­ni­za­ción lla­ma­da Pro­fe­sio­nal Cuer­po de Bom­be­ros Pa­ra­mé­di­cos To­pos USAR/BREC. Es­te gru­po ope­ra en el Pe­rú des­de el 2015 y ha par­ti­ci­pa­do en in­cen­dios fo­res­ta­les en el nor­te, los huai­cos y otras emer­gen­cias.

A esa mis­ma hora, en Co­mas, el pin­tor Ro­ber­to Me­di­na Cal­de­rón le da­ba vi­da a Je­sús con su gru­po ac­to­ral Amis­tad en uno de los ce­rros más po­pu­lo­sos de Co­mas.

CRIS­TO MO­RENO

Mu­cho más tem­prano, a las 6 a.m., las an­das de la ima­gen del Se­ñor de los Mi­la­gros sa­lie­ron en pro­ce­sión des­de el templo de las Na­za­re­nas, co­mo par­te de las ce­le­bra­cio­nes en Li­ma por Se­ma­na San­ta.

El Cris­to Mo­ra­do reali­zó un re­co­rri­do cor­to por las ca­lles del Cer­ca­do de Li­ma pa­ra lue­go pre­si­dir el Ser­món de las Tres Ho­ras en la Ca­te­dral de Li­ma. Fi­na­li­za­do es­te en­cuen­tro, los her­ma­nos lle­va­ron las an­das ha­cia el templo de las Her­ma­nas Na­za­re­nas, don­de lle­gó avanzada la no­che.

Cul­mi­na­do el ac­to re­li­gio­so en la Ca­te­dral de Li­ma, se ini­cia­ron las pro­ce­sio­nes del Cris­to del San­to En­tie­rro y Nues­tra Se­ño­ra de la So­le­dad. Es­tas se ini­cia­ron en la iglesia de Nues­tra Se­ño­ra de la So­le­dad y du­ran­te la no­che lle­ga­ron a la Pla­za de Ar­mas.

Se in­for­mó que la Po­li­cía des­ple­gó ayer a dos­cien­tos efec­ti­vos pa­ra res­guar­dar las iglesias del Cen­tro de Li­ma, a fin de evi­tar pro­ble­mas. La Mu­ni­ci­pa­li­dad de Li­ma hi­zo lo pro­pio con de­ce­nas de se­re­nos que apo­ya­ron la se­gu­ri­dad.

CRIS­TO EN HUAN­CA­VE­LI­CA

El Vía Cru­cis más al­to del mun­do se desa­rro­lló el Viernes San­to en el ce­rro Oro­pe­sa, en Huan­ca­ve­li­ca, ubi­ca­do a 3 mil 680 me­tros de al­tu­ra. El ac­tor Luis Fe­li­pe Man­ri­que Flo­res reali­zó una es­ce­ni­fi­ca­ción en el cual re­co­rrió las 12 es­ta­cio­nes por las que Je­sús pa­só an­tes de su cru­ci­fi­xión. En es­ta oca­sión, co­mo ha­ce más de sie­te años, la es­ce­ni­fi­ca­ción vie­ne a car­go de la compañía de tea­tro Ka­rol Wojty­la; una fa­mi­lia en­te­ra que se pre­pa­ra con va­rios me­ses de an­ti­ci­pa­ción.

Mi­nu­tos an­tes, la Pla­za de Ar­mas de Huan­ca­ve­li­ca fue el es­ce­na­rio don­de los ac­to­res par­ti­ci­pa­ron en el jui­cio que tu­vo Je­sús con Pi­la­tos y He­ro­des. La po­bla­ción fue testigo de ca­da fla­ge­lo que re­ci­bió Luis Fe­li­pe y el rea­lis­mo que los par­ti­ci­pan­tes im­pul­sa­ron.

Du­ran­te la es­ce­ni­fi­ca­ción, mu­chos cu­rio­sos veían con apre­cio la la­bor de los ac­to­res, mien­tras los tu­ris­tas ex­tran­je­ros re­tra­ta­ban ca­da es­ce­na pa­ra po­der te­ner un re­cuer­do de es­ta Se­ma­na San­ta, co­mo tam­bién pu­die­ron apre­ciar las co­lo­ri­das al­fom­bras flo­ra­les pa­ra el pa­so de las an­das del San­to Se­pul­cro.

LA PA­SIÓN EN OTUZ­CO

En la re­gión La Li­ber­tad, exac­ta­men­te en las al­tu­ras del ce­rro Cho­log­day, en la pro­vin­cia an­di­na de Otuz­co, fue­ron nue­va­men­te usa­das co­mo es­ce­na­rio de la es­ce­ni­fi­ca­ción de la muer­te de Je­sús.

La es­ce­ni­fi­ca­ción se ini­ció en el ba­rrio La Er­mi­ta, con­ti­nuó por di­ver­sas ca­lles de la Ca­pi­tal de la Fe y cul­mi­nó en el ce­rro Cho­log­day, don­de Cris­to fue cru­ci­fi­ca­do an­te la mi­ra­da aten­ta de los mi­les de fie­les que acom­pa­ña­ron el re­co­rri­do ca­rac­te­ri­za­do por un pro­fun­do rea­lis­mo.

“In­ter­pre­tar ese mo­men­to fue muy fuer­te. Cuan­do lle­ga la es­ce­ni­fi­ca­ción del cas­ti­go, sien­tes el re­mor­di­mien­to”, in­di­có un jo­ven que ac­tuó co­mo uno de los sol­da­dos que cas­ti­ga­ron a Je­sús en la cruz.

Ade­más de la par­ti­ci­pa­ción de más de cien ac­to­res (en­tre pro­fe­sio­na­les y ciu­da­da­nos afi­cio­na­dos), el al­cal­de pro­vin­cial de Otuz­co, Luis Ro­drí­guez, par­ti­ci­pó co­mo Si­món de Ci­re­ne, per­so­na­je que ayu­da a Je­su­cris­to a car­gar la cruz has­ta el Gól­go­ta (ce­rro Cho­log­day-Otuz­co). La fe es­tu­vo pre­sen­te en el Pe­rú.

[2]

HANSLITT CRU­ZA­DO MI­CHAEL RA­MÓN

[3]

1. PA­SIÓN. Cien­tos de per­so­nas acom­pa­ña­ron a Ma­rio Va­len­cia, 'Cris­to Cho­lo', en su Vía Cru­cis. 2. REA­LIS­MO. En Otuz­co, los fie­les vi­vie­ron el pa­pel de los ac­to­res. So­lo que­rían que no ha­ya su­fri­mien­to. 3. CRIS­TO MO­RENO. Des­de tem­prano, mi­les de per­so­nas sa­lie­ron a las ca­lles de Li­ma. 4. HUAN­CA­VE­LI­CA. Vía Cru­cis a más de 3 mil 680 me­tros de al­tu­ra: es el más al­to del mun­do. 5. RE­TRA­TO. El ac­tor Luis Fe­li­pe Man­ri­que Flo­res vivió su pro­pia pa­sión de Je­sús en Huan­ca­ve­li­ca.

[5]

RENATO PAJUELO

[1]

HANSLITT CRU­ZA­DO

[4]

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.