Fa­mi­lia­res de con­se­je­ros del CNM bus­ca­ban car­gos de jue­ces

Ch­ris­tian Agui­la Gra­dos y Cris­ti­ro­si Mo­ra­les Fer­nán­dez se en­con­tra­ban en la fa­se fi­nal de las eva­lua­cio­nes cuan­do es­ta­lló el es­cán­da­lo de los au­dios que com­pro­me­te has­ta el mo­men­to a tres miem­bros del Con­se­jo.

Perú - La República - - PORTADA - Ma­ría Ele­na Hi­dal­go.

Dos pa­rien­tes de los in­te­gran­tes del Con­se­jo Na­cio­nal de la Ma­gis­tra­tu­ra (CNM), Gui­do Agui­la Gra­dos y Se­gun­do Mo­ra­les Pa­rra­guez, han lo­gra­do lle­gar has­ta el fi­nal del pro­ce­so de nom­bra­mien­to a juez y as­cen­so a fis­cal, res­pec­ti­va­men­te.

Se tra­ta de Ch­ris­tian Agui­la Gra­dos, un abo­ga­do de 43 años, her­mano del ex­pre­si­den­te del CNM y con­se­je­ro Gui­do Agui­la, y de Cris­ti­ro­si Mo­ra­les Fer­nán­dez, de 32 años, hi­ja ma­yor del con­se­je­ro Se­gun­do Mo­ra­les, quien pos­tu­la al as­cen­so co­mo fis­cal.

En el con­cur­so del 24 de ju­nio pa­sa­do, Ch­ris­tian Agui­la lo­gró apro­bar el exa­men es­cri­to con un pun­ta­je de 70, y ocu­pó el pues­to 203 del or­den de mé­ri­to ge­ne­ral. Agui­la com­pi­te por ocu­par la pla­za va­can­te de Juez de Fa­mi­lia de Li­ma.

Por su par­te, Cris­ti­ro­si Mo­ra­les Fer­nán­dez, quien se pre­sen­ta a la con­vo­ca­to­ria de as­cen­so pa­ra fis­cal es­pe­cia­li­za­da, lo­gró pa­sar a la ter­ce­ra eta­pa de la eva­lua­ción des­pués de apro­bar el exa­men es­cri­to con 80 pun­tos y así su­pe­rar la eva­lua­ción del cu­rri­cu­lum vi­tae.

Gui­do Agui­la no res­pon­dió a las lla­ma­das te­le­fó­ni­cas que le hi­zo es­te dia­rio, en tan­to que Se­gun­do Mo­ra­les ofre­ció su ver­sión pa­ra re­cha­zar ha­ber in­ter­fe­ri­do en el pro­ce­so de eva­lua­ción de su hi­ja en el CNM y se­ña­ló ha­ber­se in­hi­bi­do (ver no­ta apar­te).

RE­TRA­TO FA­MI­LIAR

El cu­rrí­cu­lum de Cris­ti­ro­si Mo­ra­les fue ca­li­fi­ca­do con 77,5, una no­ta bas­tan­te al­ta pe­se a no con­tar con gra­dos aca­dé­mi­cos que la res­pal­den.

Co­no­ce­do­res del sis­te­ma de ca­li­fi­ca­ción en el CNM afir­ma­ron a La Re­pú­bli­ca que la ma­ni­pu­la­ción pa­ra be­ne­fi­ciar a un con­cur­san­te se da en el ru­bro de­no­mi­na­do Ca­li­fi­ca­ción de Sen­ten­cias, jus­ta­men­te es en ese pun­to que el CNM le en­tre­gó una al­ta ca­li­fi­ca­ción (40 pun­tos de 48 en ese ru­bro, lo que le per­mi­tió con­tra­rres­tar sus ca­ren­cias aca­dé­mi­cas).

Cris­ti­ro­si Mo­ra­les in­gre­só en el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co en oc­tu­bre del 2013, cuan­do fue de­sig­na­da fis­cal ad­jun­ta pro­vin­cial de la Se­gun­da Fis­ca­lía Su­pra­pro­vin­cial Cor­po­ra­ti­va Es­pe­cia­li­za­da en De­li­tos de La­va­do de Ac­ti­vos y Pér­di­da de Do­mi­nio. En ese en­ton­ces con­ta­ba con 26 años.

En 2015 asu­mió la in­ves­ti­ga­ción del ca­so Eco­te­va, cuan­do fue des­ti­tui­do el fis­cal ti­tu­lar Mar­co Cár­de­nas por in­con­duc­ta fun­cio­nal.

Has­ta es­ta eta­pa, el ca­mino se veía op­ti­mis­ta pa­ra am­bos pos­tu­lan­tes, Agui­la y Mo­ra­les; sin em­bar­go, el te­rre­mo­to desata­do en el in­te­rior del CNM ori­gi­na­do por los au­dios que in­vo­lu­cran a tres de sus con­se­je­ros –Gui­do Agui­la, Iván No­gue­ra y Ju­lio Gu­tié­rrez Pe­be– ha trun­ca­do mo­men­tá­nea­men­te sus as­pi­ra­cio­nes.

Lue­go de pa­sar el exa­men es­cri­to, Ch­ris­tian Agui­la Gra­dos de­bió se­guir con la eta­pa de pre­sen­ta­ción de su cu­rrí­cu­lum y do­cu­men­tos pa­ra su eva­lua­ción. En los ve­ri­cue­tos da­ban por sen­ta­do que se­ría nom­bra­do por ser her­mano del ex­pre­si­den­te del CNM.

Igual­men­te, Cris­ti­ro­si Mo­ra­les, quien se pre­pa­ra­ba pa­ra pa­sar la en­tre­vis­ta per­so­nal es­ta se­ma­na, prue­ba que es to­ma­da por los sie­te miem­bros que in­te­gran el CNM y que in­clu­ye a su pa­dre. Es­te di­ce que se in­hi­bió.

El 9 de ju­lio, el pleno del Con­se­jo Na­cio­nal de la Ma­gis­tra­tu­ra acor­dó sus­pen­der in­de­fi­ni­da­men­te la con­vo­ca­to­ria de los pos­tu­lan­tes a las pla­zas de jue­ces y fis­ca­les, y así co­mo de los ma­gis­tra­dos, com­pren­di­dos en los pro­ce­di­mien­tos de eva­lua­ción in­te­gral y ra­ti­fi­ca­ción.

Fuen­tes del Con­se­jo Na­cio­nal de la Ma­gis­tra­tu­ra (CNM) se­ña­la­ron a La Re­pú­bli­ca que las pos­tu­la­cio­nes del her­mano de Agui­la y de la hi­ja de Mo­ra­les ge­ne­ra­ron in­co­mo­di­dad en el in­te­rior de la ins­ti­tu­ción.

Si bien no es­tá prohi­bi­do por ley que los fa­mi­lia­res pos­tu­len a jue­ces o fis­ca­les, se pres­ta­ba a du­das so­bre la im­par­cia­li­dad de los con­se­je­ros pa­ra eva­luar­los. Y no es la pri­me­ra vez.

En el ca­so del con­se­je­ro Se­gun­do Mo­ra­les Pa­rra­guez, quien ya cuen­ta con an­te­ce­den­tes de be­ne­fi­ciar a gen­te cer­ca­na a él. Mo­ra­les fue quien con­tra­tó al yerno co­mo ase­sor en el CNM y aho­ra pos­tu­la a su hi­ja.

Pre­ci­sa­men­te, por es­te ca­so, la Sub­co­mi­sión de Acu­sa­cio­nes Cons­ti­tu­cio­na­les de­cla­ró pro­ce­den­te la de­nun­cia cons­ti­tu­cio­nal con­tra Mo­ra­les.

El CNM ha se­ña­la­do que tan­to Gui­do Agui­la co­mo Se­gun­do Pa­rra­guez de­be­rán in­hi­bir­se de las con­vo­ca­to­rias.v

PLENO DEL CNM. Que los fa­mi­lia­res de los miem­bros del CNM pos­tu­len a una va­can­te de juez o fis­cal o a un as­cen­so ge­ne­ra sus­pi­ca­cias so­bre la trans­pa­ren­cia.

FA­MI­LIA­RES. La pri­me­ra, hi­ja de Se­gun­do Mo­ra­les; el si­guien­te, her­mano de Gui­do Agui­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.